Larry Coryell: “La guitarra recoge toda la sabiduría de lo latino”

Febrero 22nd, 2017

El guitarrista norteamericano Larry Coryell falleció el pasado martes en Nueva York. Cuenta con buenos discos y su directo, al menos a los que asistimos en La Laguna y en Santa Cruz de Tenerife, nos impactó lo suficiente como para seguirlo en su rigurosa y creativa trayectoria artística.

Entresacó algunas de las preguntas y respuestas de una entrevista que mantuvimos con él en una de sus escalas en la isla de Tenerife, se publicó un viernes 20 de marzo de 1998 en el periódico El Día.

- ¿Qué diferencia encuentra en la forma de tocar latina y la anglosajona?

- Cuando toco con mis amigos norteamericanos lo que solemos hacer es jazz. Cuando lo hago con latinos la música que hacemos resulta más flamenca, clásica, aunque nuestro trabajo deriva al final en el jazz más puro.

- Y cuándo interpreta este instrumento ¿se siente más latino o anglosajón?

- Es una pregunta interesante porque personalmente para mí la guitarra es un elemento que está estrechamente vinculado con la cultura latina. Creo que este instrumento ha sabido recoger toda la sabiduría de lo latino, sonido que si bien en la grabación del disco puede resultar un tanto cool, frío, debido a sus arreglos, en el escenario se transforma en temperamento, en algo muy caliente.

- El año pasado presentó en el Festival de Jazz de La Laguna Spaces revisited junto a Billy Cobham, ¿piensa repetir la experiencia con el mismo batería?

- Pienso repetir la experiencia pero no he decidido todavía quién tocará la batería en este proyecto. Lo que sí tengo claro es que mi próximo capítulo musical será una continuación de aquél, aunque en una línea más de jazz fussion.

- ¿Está de acuerdo en que definan su sonido como una mezcla de free, rock y jazz?

- Para mi el free forma parte del mismo jazz. La improvisación cuando tocas a una sola escala se puede interpretar como free, pero es que también me gusta probar con otros estilos, en los que también improviso bastante.

- ¿Quiénes han sido los guitarristas que más le han influenciado?

- Muchos, pero los que quizá más me han aportado son Django Reinhardt, John Scofield, Wes Montgomery, Jimi Hendrix, y más actuales, gente como Pat Martino o Pat Metheny, entre otros.”

Saludos, buscando en el baúl de los recuerdos, desde este lado del ordenador.

Se hace saber…

Febrero 21st, 2017

* El lingüista José Antonio Pascual, miembro de la Real Academia Española (RAE), exvicedirector de esa institución y director del Nuevo diccionario histórico del español, de la propia Academia, presentará este miércoles, 22 de febrero, en Madrid el libro La duda, el sentido común y otras herramientas para escribir bien, del periodista y corrector de textos Ramón Alemán. El acto se celebrará a partir de las 19.30 horas en el centro cultural Conde Duque de la capital española y contará también con la presencia del cantautor Rogelio Botanz, que actuará tras la intervención de Pascual. La obra es una recopilación de artículos en los que se aborda, con rigor pero también con humor, el buen uso del idioma.

* La novela Los cimientos de Gomorra se presentará en Las Palmas de Gran Canaria el próximo día 9 de marzo en el Museo Néstor. El acto comenzará a las 19 horas y contará con  la  participación  de  Daniel  Montesdeoca,  director  gerente  del  Museo;  Ánghel Morales, editor; Antonio Arroyo Silva, escritor, crítico y profesor, y Agustín Gajate Barahona, creador de la obra.

Saludos, bye, bye love…, desde este lado del ordenador.

Carmela García y Pepe Abad, próximos volúmenes de la colección Biblioteca de Artistas Canarios

Febrero 20th, 2017

La colección Biblioteca de Artistas Canarios (BAC), bajo la coordinación de Carlos Díaz-Bertrana, es una de las joyas de la corona de la edición, cada año más pobre, del Gobierno de Canarias.

El historiador de arte, comisario y gestor cultural, anunció algunos de los nuevos títulos de la BAC que darán continuidad a una iniciativa que el año pasado publicó el trabajo dedicado a José Luis Fajardo con el título de Un viaje a la pintura, escrito por Julio Fajardo Sánchez.

De momento, está previsto continuar la biblioteca con un volumen sobre la fotógrafa Carmela García que firma Yolanda Peralta y Pepe Abad, que escribe Ana Quesada. En lista de espera se encuentran los estudios dedicados a Juan Bota Ghirlanda y Nicolás Massieu y Matos, en los que trabajan Pilar Carreño Corbella y Christian Perazzone, respectivamente.

Saludos, a martillazos, desde este lado del ordenador.

Javier Coma, un centauro del desierto

Febrero 18th, 2017

Javier Coma tiene la culpa de mi temprana afición por la novela policíaca, también que me educara leyendo a los clásicos del género más allá de los loados Dashiell Hammett y Raymond Chandler.

El entusiasmo del señor Coma por divulgar la obra de otros grandes del género en el ya referencial y clásico Diccionario de la novela negra norteamericana (Colección Contraseñas, editorial Anagrama, 1985) y el ensayo La novela negra (El viejo topo, 2001), y su defensa de los cómics estadounidenses y el cine de Hollywood enseñó a los que recurrieron a sus fuentes a protegerse de mentes hostiles, algunas con poses intelectuales bastante progres y macarras.

Muchas de aquellas historias negras hablaban de perdedores, y de cómo el sexo derrota al amor. Y de policías corruptos, detectives privados con mala hostia y periodistas que trabajan hasta el amanecer… Estuvo escrita por gente con mucho talento y furia de vivir.

Javier Coma falleció el pasado 14 de febrero a causa de un cáncer, que es una enfermedad que habita entre nosotros, y con él desaparece un desconocido que conocí a través de libros y artículos, la mayoría de ellos publicados en revistas de cómic cuando lo que estaba de moda era editar revistas de cómic.

Lo que me convenció del señor Coma no fue su forma de contar todo aquello que tanto nos gustaba, sino observar la fe que le ponía un adulto a cosas que, nos decían, era solo para niños.

Javier Coma fue uno de los primeros que escribió sobre temas que para la mayoría era cosa de niños, y recogió el testigo de otro grande, éste más aficionado a la ciencia ficción y el erotismo, que fue Luis Gasca. Ellos dos representan el discurso del aficionado en una época muy difícil, y son responsables de libros sin apenas análisis crítico pero sí contenedores de información que, en tiempos donde no existía Internet, resultaba muy agradecida y por eso valiosa.

Además de escribir, Javier Coma dirigió también colecciones. La más interesante fue la de coordinar Black de Plaza & Janés Editores, que entre 1990 y 1993 publicó 23 libros en maneables ediciones de bolsillo de, entre otros, Fredic Brown, W.R. Burnett, James M. Cain, Jim Thompson, Dorothy Hugh y Don Tracy.

Las novelas incluían una introducción de Javier Coma sobre el autor y las versiones cinematográficas de su obra. Autores como W.R. Burnett con Romelle, El último refugio y El hombre frío; y David Goodis con La calle de los perdidos y Fuego en la carne.

La colección se caracterizaba además por las portadas, que reproducían una plana de periódico con una imagen en blanco y negro de Jordi Bernet, un especialista en el género, el dibujante de Torpedo.

Torpedo fue otro amigo que me acompañó en mi adolescencia y primera juventud, aquellos tiempos donde lo que sobraban eran los cómics y lo que faltaban eran los libros.  Javier Coma llegó ahí y ocupó durante unos años su espacio.

Dirigió la Historia de los cómics, que editó en fascículos Josep Toutain y compiló nombres y más nombres de dibujantes, escritores negros y criminales y películas de aventuras, bélicas, western y cine negro.

Una hazaña que lo convirtió en un referente intelectual para contestar, ya digo, a los que se empeñan en pensar que estas cosas siguen siendo para niños.

Saludos, ¡presente!, desde este lado del ordenador.

Anótalo

Febrero 17th, 2017

* La editorial Cuadernos del vigía presenta en el Café Siete Mirar de reojo, el segundo libro de aforismos del autor tinerfeño Sergio García Clemente. El acto se celebra este viernes, 17 de febrero, a las 20 horas en el espacio cultural lagunero, donde el autor estará acompañado por el escritor Bruno Mesa y el editor Miguel Ángel Arcas.

* La editorial Puntillo toma como fuente de inspiración la isla de Tenerife, sus paisajes naturales y urbanos. Para la confección de Tenerife, paisajes de palabras se ha contado con una veintena de escritores canarios para realizar una edición bilingüe (Alemán – Español) de poemas sobre la isla. El libro se presenta este viernes, 17 de febrero, a las 19 horas en la Biblioteca Municipal de Adeje.

* Guanches ayer, hoy canarios del profesor Francisco García-Talavera, se presenta el sábado día 18 de febrero en la Librería La Isla de Santa Cruz de Tenerife, calle Imeldo Serís nº75.  El autor firmará ejemplares en la librería de 12 a 14 horas.

Saludos, ¡a las armas!, desde este lado del ordenador.

Canción triste de…

Febrero 16th, 2017

Vladimir Hernández irrumpió en la literatura negra y criminal en España con la novela Indómito, libro que obtuvo el Premio Internacional de Novela Negra L’H Confidencial y relato en el que proponía una nueva mirada al género policíaco cubano, uno de los más interesantes que se escribe en español por la variedad de autores que exploran las posibilidades de un género donde lo que menos importa es la resolución del caso sino cómo afecta la investigación de ese mismo caso al carácter de los personajes. Destaca, también, por la importancia que otorga al paisaje, a los escenarios.

Si en Indómito la mirada de Vladimir Hernández se centraba en los que están al otro lado de la ley, en Habana Réquiem (HarperCollins), su nueva  novela, está protagonizada por varios agentes de la Policía Nacional Revolucionaria que trabajan en una unidad ubicada en un distrito de La Habana Vieja a la que se conoce también como La Mazmorra.

La literatura criminal de Vladimir Hernández es dura y está siempre al borde del estado de ebullición, pero procura ser también social y crítica con la realidad de un país que se ha construido a base de brutales contrastes.

Los policías nacional revolucionarios de esta novela representan distintas miradas individuales e individualistas y ninguna de ellas apoya con demasiada convicción una Revolución que no ha sabido adaptarse a los tiempos por senil.

Los agentes que trabajan al lado de la ley en esta novela, lo de trabajar del lado de la ley es un suponer, están más próximos al universo corrupto del norteamericano James Ellroy que al desarraigado que describe Leonardo Padura en la serie de Mario Conde lo que delata las influencias que determinan la literatura  negra y criminal de Hernández, escritor que en sus dos novelas policíacas revela a hombres y mujeres con placa que medran o se buscan la vida, resuelven, como pueden. Algunos de ellos abusando de su uniforme.

Llama poderosamente la atención en Habana Réquiem cómo la corrupción se ha instalado en el alma y el corazón de algunos de estos policías, y se agradece que este retrato tenga más o menos fondo.

Casi parece, en este sentido, como si Vladimir Hernández hubiera escrito y publicado el primer volumen de una serie que, posiblemente, tendrá a los presuntos servidores de la ley de La Mazmorra como protagonistas.

Eso explicaría que, como artefacto literario, Habana Réquiem no esté bien cerrada y que algunos de los personajes no cuenten con un acabado redondeado.

Con todo, la novela va más allá de los casos a resolver (el aparente suicidio de un anciano, un violador en serie y quién asesinó a un joven negro vendedor de drogas de diseño) pero enoja pese a que los casos queden resueltos, que la mayoría de los personajes, y más al tratarse de una novela coral, queden suspendidos en la cuerda floja.

Claro que quién sabe, igual estamos asistiendo al nacimiento de una serie tipo Distrito 87, de Ed McBain, esa misma que inspiró de manera no oficial la televisiva Canción  triste de Hill Street, solo que ahora con mucho de polis duro a lo Ellroy en una Habana de contrastes, donde los nuevo y lo viejo convive.

Los agentes de esta novela son policías curtidos pero que esconden también muchos fantasmas en los armarios de su conciencia. Policías que se buscan, más que ganarse, la vida y que confunden en que lado de la ley están.

(*) Vladimir Hernández hablará de esta novela en Tenerife Noir Festival Atlántico del Género Negro que se desarrollará en marzo en Santa Cruz de Tenerife

Saludos, se ha dicho otra vez, desde este lado del ordenador.