¿Quién…?

Febrero 23rd, 2018

Pasa sin pena ni gloria el Dia de las Letras Canarias, que se celebró el pasado 21 de febrero como no sabe la mayoría. El Gobierno de Canarias actuó con poco nervio, y a primeras horas de la tarde inundaron las redes recordando la efeméride que este año rinde homenaje a la poeta y escritora Pino Ojeda, a quien se le dedica una exposición y probablemente una publicación en la que los ilustres ilustrados de siempre loaran su memoria… Lo que no coge nadie al vuelo, al menos desde Cultura, es que este día es uno más del calendario. Que no se sabe, probablemente por una mala política continuista, en reivindicar a los escritores y escritoras cuyo trabajo se quiere recuperar con el dichoso Día de las Letras Canarias,

Tarea difícil, ya que las políticas para promocionar su trabajo no pasan de alguna conferencia impartida por el ilustre ilustrado de siempre, un ensayo escrito por un entusiasta con más entusiasmo que criterio intelectual, y machaqueo en los colegios para meterle a los más jóvenes por las orejas quién era… ¿quién?

A eso, a eso se ha reducido el puñetero Día de las Letras Canarias.

Saludos, al otro lado silencio, desde este lado del ordenador.

Homenaje al cineasta Aurelio Carnero y poemario de Nicolás Rodríguez Kolia

Febrero 22nd, 2018

* El cineasta Aurelio Carnero recibirá un homenaje este viernes, 23 de febrero, en Santa Cruz de Tenerife en reconocimiento a su trayectoria como director, productor, escritor, miembro fundador de Yaiza Borges e impulsor de la Filmoteca Canaria.

Los organizadores del homenaje informan que intervendrán en este homenaje Rolando Diaz, Claudio Utrera y Juan Antonio Castaño Mengue, y que se proyectarán algunos de sus trabajos como Álvaro mi niño y Apartamento 23-F, entre otras.

En la organización de este tributo participan el Gobierno de Canarias, la Filmoteca Canaria y la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España. El acto se celebrará en la Sala de Cine de la Casa de La Cultura a partir de las 12 horas y las actividades programadas comenzarán con la presentación en Canarias de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas por parte de su director general, Joan Álvarez.

Este viene a ser el programa del homenaje (mañana-tarde)

12:00.- Joan Álvaréz, director general de la Academia de Cine, hará una presentación sobre esa institución y de la actividad de Aurelio Carnero durante su trayectoria.

13:00 .- Rolando Díaz ofrecerá una ponencia sobre le director canario y posteriormente se proyectará la película Fuera de Juego.

17:00.- Juan Antonio Castaño Mengue dará una charla sobre los años del Colectivo Yaiza Borges, y se proyectarán Álvaro, mi niño y Romería de San Benito.

18:00.- Claudio Utrera intervendrá para hablar sobre el origen y la fundación de la Filmoteca Canaria y se proyectará el corto Apartamento 23 F.

* Por otro lado, y este mismo viernes 23 de febrero, se presenta en la sala MAC en Santa Cruz de Tenerife el poemario Esa luz que viene de tus ojos de Nicolás Rodríguez Kolia. El acto comenzará a las 19 horas, y en el mismo, el autor actuará acompañado del escritor, periodista y músico Rubén Díaz y del editor Ánghel Morales.

Saludos, que se vaya el frío, desde este lado del ordenador

Jueves variado…

Febrero 21st, 2018

* TEA Tenerife Espacio de las Artes acoge este miércoles 21 de febrero una proyección retrospectiva del cineasta amateur tinerfeño Manuel Tauroni. Durante la sesión, en la que se recordará la trayectoria de este cineasta que durante la década de los setenta participó en varios certámenes, el espectador podrá ver tres de sus trabajos: Una gaviota llamada >esperanza (1976), La leyenda de Santa Cruz (1977) y Armónicas para la eternidad (2018). La entrada a esta proyección, que comenzará a las 20:00 horas, es gratuita.

* El Ateneo de La Laguna acoge el jueves 22 de febrero y a las 19.30 horas la presentación de la antología de relatos La soledad acompañada, en un acto que será introducido por José Ramón Sampayo y Daniel Bernal. La soledad acompañada es un libro de narraciones sobre el Parque García Sanabria de Santa Cruz de Tenerife y la propia isla. El libro está prologado por Rosario Valcárcel y Alberto O. Walls.

+ El Ateneo de La Laguna acoge también al día siguiente una serie de actos para conmemorar el 180 aniversario de Nicolás Estévanez y Murphy. Tras la proyección de un documental sobre Nicolás Estévanez (Agustín Miranda Armas. A.C. Desde la Sombra del Almendro), intervendrá el historiador Nicolás Reyes González (presidente de la ACDLSDA ) que, realizará una breve descripción de la vida y legado cultural del homenajeado. Un recital de poesía cerrará el acto.
Organiza: A.C.”Desde la Sombra del Almendro”.

Saludos, orad, orad, orad para que se vaya el frío, desde este lado del ordenador.

Rafael-José Díaz presenta mañana, miércoles, la traducción de La alta ruta, un clásico de la literatura suiza

Febrero 20th, 2018

El miércoles 21 de febrero y a las 20 horas, el Espacio Cultural CajaCanarias, Santa Cruz de Tenerife acoge la presentación de La alta ruta (Periférica) de Maurice Chapaz y que ha sido traducido al español por Rafael-José Díaz.

Rafael-José Díaz mantendrá un diálogo con el catedrático de Filología Francesa en la Universidad de La Laguna, Antonio Álvarez de la Rosa.

La editorial Periférica publica ahora por primera vez en lengua española a uno de los autores más destacados del siglo XX en Europa: el suizo Maurice Chappaz. Vagabundo y sedentario, íntimo y expansivo, defensor de la integridad natural de su país natal y a la vez participante en la construcción del progreso (en este caso la Grande-Dixence, la mayor presa de gravedad del mundo, situada en el Val d’Hérens del cantón de Valais), iconoclasta y fervoroso recolector de tradiciones, propietario de viñedos, alpinista y defensor del bosque mítico de Finges, Maurice Chappaz, muerto en 2009 a los 93 años de edad, es una de esas figuras gigantescas que no se parecen a ninguna otra, que han ido labrando su obra entre la convicción y la duda mientras a su alrededor el mundo, que apenas supo escucharlas, se iba decantando por el más desolador y estéril de los olvidos: el olvido del ser, de la autenticidad, de la búsqueda de lo que alguna vez pudo llamarse el Weltinnenraum, el “espacio interior del mundo”.

La alta ruta conecta Chamonix con Zermatt a través del solemne y bellísimo vacío de los glaciares, un universo lunar nevado, atravesado por la soledad del esquiador de fondo o el alpinista, que tan bien conoce el vértigo y la embriaguez del esfuerzo. El olvido del punto de partida y la obsesión con el punto de llegada, la respiración interior de quien camina siempre hacia arriba, dejando atrás imprevistos geranios en cabañas de madera y mariposas blancas… Maurice Chappaz habla de todo ello con las palabras de una verdadera liturgia (en la que la belleza, en todas sus formas, es más importante que el frío).

El principal propósito de este libro no es tanto hacer un listado de cumbres nevadas y  ascensiones como recrear «lo absoluto del desierto nevado», en un recorrido donde hay tanta ansiedad como calma, tanta excitación como ataraxia. Desde el Mont Blanc hasta el Mont Rose, esta famosa travesía por los glaciares suizos tiene mucho de ruta iniciática. Llevado por la embriaguez de la altitud, Chappaz capta lo esquivo, dando fe de la avalancha de sensaciones que invaden al montañero (para él, la literatura alpina incluso puede compararse con la literatura erótica). En la vida en las montañas, aunque sea sólo por una temporada, hay un ascetismo y un esfuerzo, que, agotándolos y a la vez colmándolos, llenan tanto el cuerpo como el alma.

En la memoria de los montañeros, estas páginas revivirán lo que han experimentado alguna vez de manera muy intensa; el resto de lectores asistirá a una verdadera «revelación de la altitud», con todo lo que de sorprendente y seductor tiene esta.

Chappaz traduce lo indescriptible manejando imágenes de una rara belleza… Si habla de un guía de montaña, es para transfigurarlo, hasta el punto de que uno tiene la impresión de estar en presencia de un sacerdote o un chamán. Sólo el narrador parece capaz de ayudarnos a olfatear una grieta y, en un universo donde triunfa el blanco, descubrir azules, verdes, marrones. A veces, a través de sus imágenes, nos hace pensar en el Giono de los grandes momentos.
«La alta ruta es en un libro de extrema sensualidad, donde el cuerpo se convierte en el actor principal, un cuerpo que, según el momento, oscila entre el deseo impaciente de conquistar y el abandono a una fatiga reconfortante.» Jean-Paul Paccolat.

Saludos, mañana miércoles habrá más, desde este lado del ordenador.

Cuatro novelas optan al premio Ciudad de Santa Cruz

Febrero 15th, 2018

Cuatro novelas aspiran a obtener el premio Ciudad de Santa Cruz 2018 que concede el Festival Atlántico de Género Negro Tenerife Noir a la mejor novela negra editada en español durante el año previo a la celebración del festival, en esta ocasión, por tanto, editada en 2017. Los escritores Ricardo Bosque, Yurena González, Javier Hernández y Susana Martín, la crítica literaria Maica Rivera y el profesor de la Universidad de La Laguna (ULL) Javier Rivero integran el jurado que concede el premio, que se anunciará el próximo 17 de marzo.

El comisario del festival, el escritor tinerfeño Javier Hernández Velázquez, presentó las obras escogidas para participar en esta edición del más preciado galardón entre los que entrega Tenerife Noir, en un acto informativo en el que participaron el asesor y director del Seminario de investigación sobre Género Negro de la ULL, Javier Rivero Grandoso, la concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Marisa Zamora, y, en representación de Hecansa, empresa adscrita a la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias, la directora del Hotel Escuela Santa Cruz, Victoria Palau.

Hernández Velázquez anunció en la rueda de prensa celebrada en el Hotel Escuela que un proceso de selección llevado a cabo por parte de 16 profesionales del sector literario ha concluido por elegir las novelas La mala hierba, de Agustín Martínez (Plaza & Janés); Sucios y malvados, de Juanjo Braulio (Ediciones B); El peor de los tiempos, de Alexis Ravelo (Alrevés), y Ya no quedan junglas a donde regresar, de Carlos Augusto Casas (MAR Editor) para concursar por el premio Ciudad de Santa Cruz, un galardón dotado con 3,000 euros.

El comisario de Tenerife Noir destacó que la selección de las obras se ha hecho bajo el único criterio de “la literatura” y anunció que todos los autores escogidos participarán en la tercera edición del festival, que se celebra del 1 al 18 de marzo próximo en Santa Cruz de Tenerife y La Laguna. “Tenerife Noir marca tendencia”, aseguró al destacar que cuatro de las novelas finalistas de este premio forman parte del grupo de seis obras seleccionadas por la Asociación Cultural de Amigos de la Literatura Policial Novelpol para otorgar el suyo, que será fallado en el marco de Tenerife Noir.

Saludos, ojo con la oscuridad, desde este lado del ordenador.

La transparencia del tiempo

Febrero 14th, 2018

Mario Conde está a punto de cumplir sesenta años pero no está solo. Aún está con la mujer de su vida, Tatiana, y mantiene a un pequeño pero leal grupo de a amigos, muchos con la idea de emigran a Estados Unidos de Norteamérica en busca de un horizonte mejor…

Algo, ¿algo?, todo ha cambiado en el entorno del protagonista, tanto como su ciudad, una Habana que continúa en ruinas y en la que se hacinan en barriadas infectas miles de orientales (palestinos se los conoce con el humor popular habanero), También es una ciudad donde pasean vagabundos sin zapatos y una ciudad de grandes contrastes y en pleno proceso de cambios y de movimientos….Y tan contradictorio porque la ciudad ha asumido muchos de los vicios del Otro Mundo, el lujo de restaurantes caros y de diseño, una Habana de luces de neón, cuerpos modeladosy garitos exlusivo…

Tiene, y mucha, amargura La transparencia del tiempo. Una novela que ya nos revela desde el título el paso implacable e impecable del tiempo, aunque con dos apuestas narrativas en la que asoma el Leonardo Padura más literario, el escritor que escribe libros sin género.

Narrada en tercera persona pero desde la perspectiva de Mario Conde, el protagonista de una serie de novelas que procura ir a más en cada uno de los títulos, se mezclan otras voces narrativa en las que se explica el origen de una imagen mariana que el investigador debe de encontrar antes de que llegue a otras manos y en la que está implicado Antoni Baral. Antoni Baral pequeñas piezas narrativas, casi una novela dentro de otra novela, en 1472, 1936, 1314-1308, 1291 y el 8 de octubre de 2014, que es el año en el que se desarrolla también el relato de Conde.

Lo mejor de la novela, como pasa en muchas de sus novelas de hecho, es además de la descripción de escenarios y el grosor psicológico de algunos de sus personajes, la falta de esperanza de su protagonista. Esperanza que solo recobra junto a su mujer y los amigos del alma pero ellos tampoco están allí todos los días.

Mario Conde sale más tocado si cabe en esta novela, La transparencia del tiempo, que en anteriores aunque el escritor no quiere dejar un regusto amargo en sus lectores y pese a que viva en un país en el que los indigentes no llevan zapatos, la gente se hacina como ganado en colonias prefabricadas y por contra es una ciudad en la que se puede cenar en restaurantes que más que formar parte del paisaje habanero lo parece de la quinta avenida de Nueva York, Mario Conde con mirada cada vez más turbia y triste no pierde sus ganas de vivir que se reduce al amor de su vida y al grupo cada vez más pequeño que le quedan de amigos..

Algo pasa, se siente, casi es como si Leonardo Padura estuviera preparando al lector del fin, ahora definitivo, de Mario Conde.

Saludos, hermanos y hermanas, desde este lado del ordenador