Y continuamos con la leyenda

Octubre 30th, 2014

Elizabeth Fenty (Jean Seberg): Señor Rumson, ¿es que cree usted que todo lo que produce la tierra debe usarse para hacer licor?

Ben Rumson (Lee Marvin): Sí, siempre que sea posible.

Elizabeth Fenty: Debería leer la Biblia, señor Rumson.

Ben Rumson: Ya he leído la Biblia, señora Fenty.

Elizabeth Fenty: ¿Y no le animó a dejar la bebida?

Ben Rumson: No, pero frenó mi interés por la lectura.

(La leyenda de la ciudad sin nombre, Paint your Wagon, Joshua Logan, 1969)

Saludos, bonus track, desde este lado del ordenador.

Otoño caliente para las letras con acento canario

Octubre 29th, 2014

Pese a la crisis y la desesperación que genera. Pese a que unos pidan perdón y otros hagan señas porque el trasatlántico se hunde y no hay orquesta que amenice la tragedia… lo que queda de 2014 anuncia una serie de novedades literarias con acento de aquí –un aquí si quieren provinciano e isleño, de archipiélago donde hace tiempo se dejó de tocar las chácaras y el tambor– que si por algo se caracteriza es por haber aprendido a sacudirse prejuicios y observar literariamente su historia con ironía. Ese es el caso de El Leviatán chasqueado (Ediciones Idea), de Ángel Luis Marrero Delgado, una novela que reinterpreta con respetuoso sentido del humor el ataque frustrado del contraalmirante Horacio Nelson a la capital tinerfeña a finales de julio de 1797.

O se preocupa, este es el caso, por recuperar y reivindicar personajes que, nacidos en estas tierras, se caracterizaron por una intensa existencia como el que presenta Jesús Villanueva Jiménez en La cruz de plata, un libro basado en la apasionante y todavía desconocida historia del canario Antonio Benavides y que llegará a las librerías el 21 de noviembre.

Por otro lado, y ya casi a punto de tomar por asalto las librerías se encuentra la última novela de Mariano Gambín, Colisión (Roca Editorial), un nuevo thriller de acción que en esta ocasión abandona las calles y plazas laguneras para desarrollarse fundamentalmente en Santa Cruz de Tenerife y que el autor de la trilogía Ira Dei espera presentar el 19 de noviembre en el Casino de Tenerife.

No creo que a nadie le sorprenda –tal y como está el panorama político y social del país– que en las agitadas aguas de la novela negra y criminal llegue la nueva aportación de Javier Hernández Velázquez, Los ojos del puente ( M.A.R. Editor), título por el que obtuvo recientemente el Premio Wilkie Collins y que transcurre en tres tiempos y en tres escenarios diferentes. Uno de ellos, Tenerife, donde se recuerda a ese singular escritor que fue Antonio Bermejo, autor de una novela desaparecida y de la que solo se conserva el título: La lluvia no dice nada

M.A.R. Editor publicará también a finales de noviembre una reedición de Tú eres azul cobalto, del escritor Pablo Martín Carbajal, quien se encuentra en estos momentos trabajando en una nueva novela tras Tú eres azul cobalto, La ciudad de las  miradas y La felicidad amarga.

Y para enero del próximo año, una nueva novela de Alexis Ravelo, que edita Alrevés y cuyo título aún continúa siendo alto secreto pero en el que su autor insistirá en las claves que ha ido explotando en sus dos anteriores trabajos: La estrategia del pequinés (Alrevés) y La última tumba (Edaf).

Si a estas novedades añadimos la publicación también en otoño y dentro de la colección G21 Narrativa Canaria Actual (Ediciones Aguere/Idea) de La leyenda del loro de Acentejo y Es más fácil improvisado, de Carlos Santamaría y Juan Ignacio Royo Iranzo, respectivamente, la estación de la caída de la hoja no va a resultar tan gélida y apagada como nos tenía acostumbrados.

Y esto es solo un anticipo de las novelas que vendrán con acento canario apenas se inicia la cuenta atrás de 2014. Un año, este del 14, que tengo la sensación ha marchado con demasiada velocidad. Tanta, que pienso que fue ayer cuando celebré su llegada.

Saludos, en algún lugar del mundo, desde este lado del ordenador.

La mentira del paraíso

Octubre 28th, 2014

Título: Slimane. Género: Ficción/Documental.  Duración: 70 minutos. Idiomas: Bereber, español, árabe. Dirección: José A. Alayón / Colaboración Puesta en Escena: Mauro Herce / Productor Ejecutivo: Laura González / Guión: Mauro Herce, Manuel Muñoz, José Alayón y Samuel Martín / Fotografía: Mauro Herce / Sonido Directo: Daniel Fernández / Edición y Postproducción de imagen: Manuel Muñoz / Montaje de pistas y Mezcla de sonido: Elsa Ferreira, Carlos García / Protagonistas: Slimane Larhroti, Moha Kezza.

Llego tarde como a otras muchas cosas a Slimane, una película que dirige José A. Alayón y que con los pasos que está dando, cortos pero seguros, procurando pisar siempre sobre suelo sólido, genera a su alrededor una aureola de película necesaria –no de culto– que reclamaba un visionado por aquello de no dejar pasar un título avalado más por crítica que por público del errático cine que podríamos llamar canario, aunque seamos poco amigos de regionalismos y su lado más extremo: el nacionalismo.

Slimane, que se exhibió entre el 24 y el 26 de octubre en TEA Tenerife Espacio de las Artes, es un producto desconcertante e incluso marciano en esta y otras filmografías. Tiene una excelente y controlada factura técnica así como un brillante reparto artísitco donde la mayoría de los actores hace de sí mismos que da credibilidad al relato que se quiere contar.

Una historia que no resulta cómoda y que se narra en clave de ficción documental sobre dos jóvenes emigrantes del norte de África que se buscan, junto a otros compañeros, la vida en un territorio fronterizo y lunar.

Slimane, que así se llama uno de sus protagonistas, propone un interesante estudio en torno al desarraigo y la soledad pero está más preocupado por la estética que por la historia, lo que desequilibra su valor como producto de entretenimiento con mensaje ya que se decanta por la discutida objetividad del documento gráfico en un retardado y no sé si consciente movimiento.

Pero esta es una clave que se revela al espectador nada más empezar la película: Slimane es un trabajo intimista y por lo tanto de individuos aunque no pierde su eco social, pero es un eco débil ya que el filme retrata el día a día de Slimane y su amigo Moha durante su vagabundeo por un territorio hostil que más que paraíso es un purgatorio en la tierra. La película no insiste en la denuncia de las condiciones de vida que padecen los emigrantes ilegales en los países desarrollados. Un Primer Mundo, casi parece que sugiere, que solo regala apariencia porque el trabajo aquí, donde debería de manar la leche y la miel, es sinónimo también de explotación.

De ahí la posible inercia de los personajes. Su deambular mientras pierden el tiempo en unos escenarios en el que los acosa la policía, van de fiesta, juegan al fútbol, comparten sus miserias y trabajan ocasionalmente porque mañana debe ser otro día. Esta es la rutina existencial de Slimane y Moha en esa tierra de nadie, purgatorio en la tierra, reiteramos, en el que viven sus protagonistas.

Alayón arma el relato con un estilo cuidado y muy pensado formalmente, pero mantiene una distancia que resta de calor humano una historia que no despierta la empatía del espectador ante el devenir existencial de Slimane y Moha.

Cuenta de todos modos Slimane con escenas de una textura poética que encienden la emoción, como la de los dos muchachos en una plantación de limoneros, fruto ácido que alguno podría traducir como un sutil reverso de la manzana del paraíso; o la charla en la que mezclan recuerdos de su casa mientras cuecen unos huevos, pero son como chispazos en un largometraje que se preocupa más por retratar estos momentos estéticamente que en explotarlos con sentimiento. Eso hace que el espectador se distancie, que no se inmiscuya, que le resulte ajeno ese tránsito por la nada y el silencio que refleja un filme que en su esfuerzo por la contención termina por resultar algo pesado y repetitivo en su media hora final.

Y que no aprovecha el punto de inflexión al que llega el largometraje cuando se muestra con elegante lirismo el drama de la ausencia de uno de ellos.

En este sentido, y admitiendo que uno de los mayores atractivos de Slimane es su cuidada puesta en escena y su estilo formal, se podría decir que éste supone también uno de sus mayores lastres porque su buena caligrafía cinematográfica olvida –o no quiere– buscar la complicidad del espectador.

Un espectador desconcertado, pero un desconcierto en el que se mezclan demasiadas contradicciones. La peor de ellas: la indiferencia que siente ante lo que pueda sucederle a sus jóvenes protagonistas.

Saludos, fundimos a negro, desde este lado del ordenador.

Soy leyenda

Octubre 27th, 2014

“Neville miró los nuevos habitantes de la tierra. No era como ellos. Semejante a los vampiros era un anatema, y un terror oscuro que debían destruir. Y de pronto, nació la nueva idea, divirtiéndolo, a pesar del dolor.

Tosió atragantándose. Se dio vuelta y se apoyó en la pared mientras se metía las píldoras en la boca. Se cierra el círculo. Un nuevo terror nacido de la muerte, una nueva superstición que invade la forteleza del tiempo.

Soy leyenda. ”

(Soy leyenda, Richard Matheson. Minotauro, 1975. Traducción: Manuel Figuroa)

Saludos, lo leen, desde este lado del ordenador

Próximos títulos de G21 Narrativa Canaria Actual

Octubre 24th, 2014

G21 Narrativa Canaria Actual prepara ya nuevos títulos que podrían aparecer en el mercado a finales de este año o inicios del próximo. Editados por ediciones Aguere/Idea, si algo define esta apuesta con las letras canarias es su periódica constancia, así como la oportunidad de acercar y conocer lo que están trabajando nuevos como veteranos escritores dentro de una colección que con sus naturales altibajos es resultado del entusiasmo y la capacidad de trabajo de su fundador, Ánghel Morales, uno de los tipos más inquietos que he conocido a este lado del Atlántico, y una de esas personas a las que habría que rendirle ya el homenaje que se merece.

Los dos nuevos títulos de G21 se tratan de novelas inéditas de escritores que cuentan ya con una atractiva producción narrativa descansando en sus espaldas. Ellos son Carlos Santamaría y Juan Ignacio Royo Iranzo. Del primero se publica La leyenda del loro de Acentejo y del segundo Es más fácil improvisado.

Carlos Santamaría obtuvo el premio Benito Pérez Armas en 2001con Marina Miranda y es autor también de Pater noster. Como profesor de Universidad he publicado artículos de investigación en español e inglés y es autor de cinco libros sobre Psicología en las editoriales Alianza Editorial, Siglo XXI, Ariel y Laetoli.

Juan Ignacio Royo Iranzo es autor de la novela El fulgor del barranco, relato que se desarrolla en la capital tinerfeña en julio de 1936; Puerto Santo y el libro de cuentos La Vega llena de pájaros. Licenciado en Derecho y en Geografía e Historia, Royo Iranzo ha obtenido los premios Isla de El Hierro y el Ciudad de La Laguna de cuentos. En colaboración con el compositor Enrique Guimerá, escribió el libreto de la ópera El amor triunfante y Marcha espacial, una pieza creada para ayudar a divulgar la música sinfónica entre el publico infantil.

(*) La imagen que ilustra este post corresponde al largometraje She Devil (Kurt Neumann, 1957)

Saludos, telón, desde este lado del ordenador.

Una vez más damos la nota

Octubre 23rd, 2014

* La Filmoteca Canaria celebra el próximo domingo, 26 de octubre, su 30 aniversario y para conmemorar esta fecha ha organizado una exposición de sus fondos (programas de manos, carteles, cámaras) que podrá visitarse en el Círculo de Bellas Artes en Santa Cruz de Tenerife hasta el 28 de noviembre. La inauguración de la exposición es este viernes, 24 de octubre, y a partir de las 19.30 horas, por lo que espero verles por ahí. La muestra exhibe el importante trabajo documental que ha venido desarrollando la Filmoteca durante estos treinta años y que está relacionado con el material audiovisual que se ha rodado de las islas. La Filmoteca Canaria cuenta en sus archivos con varios fondos (audiovisual, gráfico, bibliográfico y hemerográfico) y una selección de estos materiales forma parte de esta exposición. Una exposición que no dejará indiferente a nadie.

* TEA Tenerife Espacio de las Artes ha programado del 24 al 26 de octubre el largometraje Slimane, de José Ángel Alayón. La proyección se realizará en versión original en bereber con subtítulos en castellano y contará con dos pases diarios que comienzan a las 19 y 21.30 horas. El precio de la entrada es de 4 euros, 3 para los miembros de Amigos de TEA. El filme retrata a un grupo de adolescentes que afrontan las dificultades de sobrevivir en una tierra extranjera. Sin trabajo y residencia estable, Slimane y Moha recurren constantemente a sus amigos. Pero  un hecho desafortunado los pondrá a prueba.

* El Aguere Espacio Cultural, en La Laguna (Tenerife), acoge este viernes 24 de octubre, la proyección de siete cortometrajes incluidos en el catálogo de Digital 104 Film Distribution. La cita será a partir de las 20.30 horas y el precio de la entrada, de 2 euros. Seis de los siete cortometrajes elegidos para esta sesión son aún inéditos en Tenerife. Los títulos son: Todo lo que dices que soy, de Guillermo Florence; Sepideh, de Fani Konstantinou; Segundos, de Ana Puentes, Pablo Martínez y Juan Guerci; The Other Side, de Conrad Mess; Low Cost, de Franco Volpi; Silver Sands Motel de Cayetana H. Cuyás y Cris Noda; y Última sesión, de Natxo Fuentes.

* El talón de Aquiles, un cortometraje de César Miranda, y producido por Mirada Limpia, se estrena el 8 de noviembre en el Aguere Espacio Cultural a partir de las 20.30 horas. El corto cuenta la historia de Aquiles, una de las tantas víctimas de la burbuja inmobiliaria, que resulta víctima de confiar en el corazón y la lealtad de la gente. Adrián Rosales, Sonsoles García y Pedro Martín son sus actores protagonistas.

Saludos, recuerda…, desde este lado del ordenador.