Dando la nota. Don’t worry, be happy

Miércoles, Octubre 5th, 2011

BLUE MOON

El espacio Ámbito Cultural del Corte Inglés en Santa Cruz de Tenerife acoge este jueves, 6 de octubre, a las 19.30 horas, la presentación de la novela Hija de Lobos (Minotauro) de Víctor Conde. Conde avisa que en el acto no solo hablará de la novela gótica como tal, sino también de las tendencias que en la actualidad caracterizan al género del horror en el mercado español. El escritor publicará muy pronto en la colección G21 una ficción en la que se aleja de los cánones de la ciencia ficción y el terror en los que se ha movido hasta ahora. Su título: Malpaís.

HACEN MÁS GRACIA EL GORDO Y EL FLACO

Diario de Avisos publica en la edición del miércoles 5 de octubre la respuesta del escritor Nicolás Melini a un artículo publicado en este mismo periódico por el periodista y también escritor Alfonso González Jerez. Si pinchan los nombres de cada uno podrán leer ambos artículos, así que espero saquen sus propias conclusiones.

ESTOY AQUÍÍÍÍ

Aunque todavía es pronto, aviso que el 14 de octubre el desinquieto Javier Hernández Velásquez presenta a las 19 horas en la MAC su última novela, El fondo de los charcos. El escritor Alexis Ravelo oficiará de maestro de ceremonias. Hernández Velásquez dio a conocer este título el sábado 1 de octubre en el Espacio Canarias, en Madrid.

¡¡¡YA ERA HORA!!!

El Área de Cultura del Ayuntamiento del Puerto de la Cruz pone en marcha un boletín electrónico en el que da cumplida información sobre las actividades que en la actualidad desarrolla la Corporación en área tan maltratada. Merece la pena consultarla para tomar el pulso cultural que la capital turística pretende recuperar.

Saludos, sayonara, baby, desde este lado del ordenador.

Cuatro años con ‘El Escobillón’

Martes, Septiembre 20th, 2011

El Escobillón cumple cuatro años.

Si miro hacia atrás sin ira me parece demasiados años dedicados a un blog que ha procurado desde sus inicios hacerse eco de la realidad cultural de las islas en las que me muevo así como de los acontecimientos que trascienden esta geografía insular en la que me muevo.

Han sido cuatro años intensos y repletos de cambios para quien lo escribe. También una pesada cadena por la manía de intentar actualizarlo casi todos los días.

Mientras escribo estas líneas, ignoro cual será su futuro en 2012.

Tengo la extraña sensación que esta bitácora virtual ha llegado a tener vida propia, así que la ventana con la que suelo asomarme al mundo me muestra paisajes diferentes, todos ellos en continuo movimiento.

Aprovecho este cuarto aniversario para dar las gracias a todos los que me han acompañado y acompañan en esta aventura.

A los que contribuyen a enriquecerlo con sus ideas para fomentar el debate e incluso a los que lanzan mensajes venenosos porque son estos últimos, precisamente, los que más me animan para que continúe adelante en estos tiempos enfermos que corren.

El escobillón cumple cuatro años.

Cuatro años de cambios y transformaciones.

Primero alojado en La Opinión de Tenerife por sugerencia de Carmen Ruano, a quien siempre le estaré agradecido por invitarme a probar qué era esto de un blog; más tarde navegando en solitario y en la actualidad, siempre independiente, asociado a la página web del Diario de Avisos.

En todo este tiempo se han escrito más de un millar de entradas, y ha recibido más de seis mil comentarios atinados y no tan atinados de lectores que respondían a atinados y no tan atinados post.

La media de visitantes por día ha sido, por otro lado, un importante acicate para continuar barriendo estos cuatro años que, supongo le pasará a todo el mundo, han ido tejiendo en el cuerpo y en el alma de su responsable un bosque de cicatrices, muchas de las cuales imagino que aún están abiertas.

Pero que más da.

Nos queda un año para cumplir cinco. 

Saludos, escobilloneros, desde este lado del ordenador.

El martes pasado fue 26 de julio

Sábado, Julio 30th, 2011

UNA INICIATIVA REVOLUCIONARIA

El periódico Diario de Avisos publicará todos los fines de semana de agosto un cuadernillo central especial con relatos de una nutrida selección de escritores canarios, muchos de ellos integrantes de Generación 21. A los autores seleccionados se suman otros como Juan Andrés Herrera y  JRamallo. En la selección que publicará Diario de Avisos el lector podrá leer relatos de Santiago Gil, Cristo Hernández, Javier Hernández Velázquez, David Galloway, Nicolás Melini, Álvaro Marcos Arvelo, Víctor Álamo de la Rosa e Iván Pérez. El rotativo ha convocado además un concurso de relatos entre sus lectores que ha obtenido una gran índice de participación, por lo que este cuadernillo especial publicará de lunes a viernes una selección de los mejores.

BLOG CONCO

La sala Conca, espacio mítico de La Laguna, cuenta desde hace unas pocas semanas con un interesante blog en el que da a conocer lo último que están cocinando. Merece la pena navegar por el sitio.

CONCURSO DE ALGO QUE AÚN ME SUENA A MARCIANO

Por segundo año consecutivo, Movilfestawards© repite en Tenerife el festival de películas grabadas con teléfonos móviles, Movilfestenerife, que ya ha abierto el plazo de inscripción para mandar las copias. En esta edición, además, se presenta una nueva categoría, Movilive, que incluye noticias atemporales y documentales. Las inscripciones se podrán realizar hasta el 15 de noviembre en la web www.movilfestenerife.com.

Y PESE A TODO

Leo el inquietante relato No me mires ahora de Daphne du Marrier que incluye la antología No después de medianoche (Plaza y Janés, colección Reno, 1971). Y cuando me sumerjo en su historia, el viaje que emprende un matrimonio a la ciudad de Venencia para olvidar la muerte reciente de su hija, descubro que ésta sirvió de inspiración al largometraje del mismo título firmado por Nicholas Roeg en 1973. La broma macabra es que esa película la vi hace mucho, mucho tiempo, en el cine La Paz de Santa Cruz de Tenerife siendo aún un chaval. Y recuerdo que sin entender la cinta, ésta me impactó bastante. Tanto, para que no la borrara del disco duro de mi memoria. Leer ahora el relato en el que se basa ha sido como regresar a mis primeros terrores. Lo más curioso del caso es que el cuento –no he vuelto a ver la película–  supo sacar al tipo nervioso que llevo dentro. Lo que, paradójicamente, le agradezco. Espero dedicarle un día de estos un post a la señora Du Marrier. Sin llegar al escalofrío que sí me proporciona Patricia Highsmith, tiene algo. Un algo delicado que con insólita ligereza siempre se escora hacia el mal.

SIEMPRE NOS QUEDARÁ SOYLENT

Harto de que me sigan tomando el pelo en las salas de estreno, entre otras tareas me dedico a revisar películas que ya he visto un millón de veces pero que siempre que las veo me saben a nuevas. Esto al menos me sucede con Soylent Green, retitulada en España como Cuando el destino nos alcance. Les invito a que se la traguen porque se trata de uno de esos títulos que crece con el paso del tiempo. Y más en estos tiempos que corren, de crisis diabólica y mentiras oficiales. Ese es el mensaje de Soylent. Luz. Dirige Richard Fleischer, protagoniza Charlton Heston y un inmenso Edward G. Robinson según la novela ¡Hagan sitio!, ¡hagan sitio!, de Harry Harrison.

Saludos, sintiendo extrañas cosquillas en el estómago, desde este lado del ordenador.

Entrevistas con dos cineastas canarios

Domingo, Mayo 22nd, 2011

Los periódicos tinerfeños El Día y Diario de Avisos (pinchar enlaces) coinciden hoy en incluir en sus secciones culturales dos entrevistas a cineastas canarios que cuanto menos nos han llamado la atención.

El rotativo El Día publica, y hace llamada en su primera página, a la charla que mantuvo con el cineasta Miguel Ángel Toledo. Con el título de “El cine canario no está para tirar muchos cohetes”, Toledo además de hablar de su primer largometraje, La senda, reflexiona sobre el devenir del cine a este lado del Atlántico.

Entre otras declaraciones, señala: “Un presupuesto alto no garantiza calidad, pero ayuda a acercarse a unos niveles más que aceptables. Eso, por supuesto, ha dejado fuera de combate al cine independiente. La clase media del cine español ha desaparecido por la voracidad de los grandes gastos. Es cierto que las pantallas de cine de este país no pueden soportar la exhibición de trescientas películas nacionales al año, pero se están destruyendo muchos proyectos que son bastante interesantes y que no están en condiciones de llegar a unos mínimos económicos… A partir de ahí, la pregunta está clara: ¿Habrían progresado directores como Almodóvar o Amenábar en las mismas circunstancias?”

En cuanto al cine canario explica: “No está para tirar cohetes. Está envuelto en un proceso de confusión que no permite su desarrollo como tal. Los objetivos no están claros porque no se sabe bien cómo quieren desarrollar una industria que debería ser más cercana a los espectadores. La Televisión Canaria debe realizar un esfuerzo mayor para potenciar a un sector que siempre está buscando en el exterior lo que no te dan en casa. Luego, cuando llega el reconocimiento, todos se quieren apuntar el tanto.”

Por último y en relación a la irrupción de Internet en el negocio cinematográfico, opina que “no es el futuro, es el presente. Si algunos quieren verlo en clave de lo que aún está por llegar se equivocan porque es una realidad que convive con nosotros. El cine debe caminar hacia un modelo parecido al que se ha creado con el iTunes: entre piratear una película en mal estado o pagar un euro por una descarga legal, el euro que ganaría esta industria es la mejor solución. Un millón de descargas a un euro cada una de ellas generaría un millón de euros.”

La entrevista con Guillermo Ríos, director del cortometraje El chola recientemente estrenado en las dos capitales canarias, resulta también un texto interesante para tomar el pulso de lo que piensan y hacen la no ya tan  joven hornada de cineastas canarios.

Entre otras declaraciones de Guillermo Ríos me han llamado la atención las que le propone una reflexión sobre su último trabajo, El chola.

“La vida está llena de círculos y son como niveles. Naces en uno y no eres consciente de que hay otros a tu alrededor con los que no te mezclas. La historia de El Chola está basada en la realidad y en la violencia a través de internet. Está extraída de la realidad pura y dura con respecto al éxito de internet, Facebook o Youtube se puede mostrar todo lo que quieras, todo vale. Algunos lo hacen para destacar y otros, muestran sus conocimientos. En esta historia, por lo que sea, muestran lo que saben hacer que es la pelea. La lucha es su manera de enfrentarse al mundo porque viven en un barrio agresivo, y no han sido educados de otra forma: tienen mucho odio contenido y una continua frustración interna pues tienen la idea de que todo le va a ir mal y se defiende”.

En cuanto a las subvenciones, comenta: “Con los cortos, tienes posibilidades de recibir ingresos por la venta a televisiones, o por algunos premios que dan dinero en metálico. Ya no se compra ni vende como antes en España pero en Europa hay vías para colocar tu producto. Canarias Cultura en Red tiene el catálogo de cortos Canarias en Corto que hace una gran labor. Si se entra en ese catálogo, se tiene una distribución por un año y eso es de una gran ayuda. Ese tipo de ayudas sí que sirven para el sector”.

Por último, y sobre Internet, dice: “Hay festivales que si ven que tu corto está en internet, le restan el valor y no te dan premio. Internet funciona muy bien para hacer captación y es la mejor plataforma de marketing que existe. Actualmente, hay otras estrategias para mostrar tu corto sin tener que desvelarlo entero”.

Saludos, ya no hay reflexión electoral que valga, desde este lado del ordenador.

Durmiendo con su enemigo

Lunes, Marzo 14th, 2011

Reproducimos a continuación el texto publicado el pasado 12-III- 2011 en El Perseguidor (suplemento cultural que edita los sábados Diario de Avisos) dedicado a la nueva edición que Ediciones Escalera ha incluido en su colección Precursores de las novelas Él y Ella, de la escritora tinerfeña Mercedes Pinto (1883-1976). Estos dos títulos se presentan este martes, 15 de marzo, en La librería de Mujeres (calle Sabino Berthelot, 42 en Santa Cruz de Tenerife) a las 19.30 horas. Presentan el acto Alicia Llarena y Elica Ramos.

“- ¿Le tendrá usted mucho temor, verdad, señora?- me dijo con interés una persona amiga.
- Ahora ninguno –contesté sinceramente. El miedo en las almas como la mía no viene, no puede venir, no es lógico que venga de actos cuya notoria injusticia salta a la vista de todos. El miedo sólo se adueña de estas almas cuando los absurdos toman envolturas razonables, cuando la mentira pone en el manto remiendos de verdad, cuando la locura esconde los cascabeles y le roba la balanza a la justicia… Porque yo no tengo temor a las máscaras vestidas de fantasma, sino a los fantasmas que se visten de jueces…”

l, Mercedes Pinto)
 
La popularidad de Mercedes Pinto –a quien se le dedicó el hoy denostado Premios de las Letras Canarias en 2009– le debe mucho a la adaptación que el realizador aragonés Luis Buñuel realizó de Él en la mejor etapa cinematográfica del cineasta, la mejicana, aunque esta versión buñueliana resulte demasiado buñueliana al explotar con su peculiar manera algunos de los momentos que describe con fría pulsión narrativa la novela de Mercedes Pinto.

Lo primero que llama la atención de Él es que se trata de un texto literario que puede sugerir a unas incómodas memorias o a una impactante y provocadora novela corta (el volumen apenas llega al centenar de páginas). También que el lector se encuentre ante un libro insólito. Insólito no solo por la fecha de su publicación (1926) sino por la voz que empleó su autora para contar esta historia de malos tratos.

Si algo sorprende de la novela Él de Mercedes Pinto es que está escrita sin apasionamiento, casi se trata de una crónica distanciada del viaje al infierno de una mujer casada con un loco. O un ogro enfermo de soberbia al que la sociedad, paradójicamente, parece darle casi siempre la razón.

Leyendo este texto, de una contemporaneidad perturbadora, parece que Pinto no quiera ejercer juicios de valor, sino detallar una serie de hechos terribles para que el lector los juzgue. La voz narradora no está teñida así de victimismo. Tampoco dramatiza los hechos que describe, se limita a exponerlos quizá porque están contados por una mujer que se hizo fuerte al entender que la crueldad solo procede de los débiles. Y a mi juicio quizá sea este uno de los rasgos más interesantes de un texto que ya se ha convertido en un clásico y que por lo tanto permanece inalterable pese al paso de los años.

En este relato que en ocasiones puede resultar casi sadomasoquista, Mercedes Pinto escribe sobre su pareja, ese Él que es pronombre no prohombre: “Yo no podía odiarlo, convencida como estaba de su irresponsabilidad. Al contrario, sentía por Él una honda y profunda piedad, que le demostraba en todo momento, haciendo olvido en ocasiones de mi dignidad de mujer, y perdonando, perdonando continuamente…Las gentes en cambio lo creían sano y unos le llamaban “malo”, otros “cruel”, y otros “raro.”

Él tiene mucho de autobiográfico. Material el de su vida que también le sirvió para moldear Ella (volumen que también ha rescatado del olvido ediciones Escalera), y que debería de ser de obligada lectura para los que aún se cuestionan la validez de las letras escritas en este pequeño pero intenso territorio disgregado que son las Canarias.

La isla, las islas, sin embargo, no aparece como geografía en Él, aunque no cuesta imaginarse este descenso consciente o no a los infiernos en unas Canarias tan apegadas a su modo de vida.

En algunos fragmentos de la novela, porque se trata de una novela escrita en fragmentos casi como si se tratara de recuerdos dispersos que la autora pretende hilvanar en las páginas a modo de pequeños pero intensos resúmenes, la protagonista habla de la enfermedad de su esposo con amigos, abogados y médicos que no le aportan soluciones. En todo caso le sugieren que continúe resignada a su calvario, incapaces de romper los rígidos esquemas de una sociedad hipócrita que prefiere no escuchar, ni hablar ni ver lo que sucede más allá de sus tranquilas viviendas.

Él por eso resulta una obra tremendamente audaz y revolucionaria. Un texto que indaga con agudeza psicológica el carácter no solo de un maltratador sino de su víctima. Que explora la extraña relación que se teje entre un hombre y una mujer. El primero enfermo, un esquizofrénico con instintos homicidas. La segunda una heroína de nuestro tiempo. Una mujer que es capaz de reflexionar: “¿Por qué era aquella lucha continuada? Cuando Él atacaba al médico en su honor, se encolerizaba éste acusándolo de malvado; cuando sufría un claro ataque de idiotez, le quería poner la camisa de fuerza. Y hasta mi madre, tan ecuánime, se levantó violenta, al oírse insultar por Él, una madrugada…
Sólo yo, entre doctores y profanos, lo cuidaba con dulzura y lo repelía con entereza, pero segura, absolutamente segura, de su completa perturbación
”.

La excelente edición de Él editada por Escalera incluye también la ponencia El divorcio como medida higiénica que impartió en 1923 en un mitin sanitario en la Universidad Central de Madrid. Con estas palabras, Pinto cerraba un programa de actos que contó con la asistencia de su Alteza Real, el príncipe don Luis Fernando de Baviera, y que fue un sonado escándalo en su época.

Entre otras reflexiones, apunta: “Yo vuelto a repetirlo, no vengo a abogar por una solución determinada porque mi actuación es mucho más humilde, es la de exponer un mal y rogaros su remedio, pero al hablar del problema de los hijos en el divorcio me ha parecido siempre muy fácil de resolver; deben estar con el sano moral y material; porque no debe establecerse un divorcio fácil como en esos Estados de América en que se separan por fútiles motivos, sino un divorcio depurado en que se pruebe con datos irrefutables que uno es el causante, y entonces, hallando motivo serio para ello, los hijos sean dados a la parte sana, como los hijos que hoy con el deficiente divorcio existente en España se entregan a la parte honrada y moral. Si se estableciera el que yo pido, el divorcio higiénico, se entregarían los hijos al esposo saludable para que, en lo posible, no sean víctimas los inocentes.”

Saludos, recomendando vivamente ambos libros, desde este lado del ordenador.

Día de las Letras Canarias, ¿los últimos rescoldos?

Miércoles, Febrero 16th, 2011

Dulce Xerach Pérez rectifica en su blog la defensa enconada que había mantenido hasta ahora de conceder el Día de las Letras Canarias en 2012 al científico Blas Cabrera.

Diario de Avisos, el periódico que mejor ha seguido la polémica abierta entre escritores y poetas con algunos diputados del Parlamento de Canarias, publica hoy una serie de declaraciones con profesionales de las ciencias en las islas en las que casi todos ellos rechazan que este día (hasta el día de hoy un día más, seamos francos) se dedique a Cabrera porque, como apunta uno de los encuestados digamos que desproporcionadamente, “sería como si se le concediera a Stephen Hawking el Nobel de Literatura.”

Puestas así las cosas, solo falta que alguien corrija el desaguisado cometido por la Cámara regional al votar por unanimidad la PNL de la polémica y que las aguas agitadas de la literatura canaria vuelvan a sosegarse.

Recomiendo no obstante a los escritores canarios –que han sido los responsables de este insólito maremoto– que no se duerman en los laureles y que continúen con los ojos abiertos. Ya habrá tiempo de regresar a los cuarteles de invierno para enfrentarse a la terrible prueba de llenar las hojas en blanco.

¿Ha servido de algo esta polémica? ¿Este cruce de declaraciones entre narradores y poetas con políticos de encefalograma plano? Creo que sí.

Por un lado se ha escenificado cierta idea de unidad en un sector que, reitero, vive plácidamente encerrado en sus retiros espirituales. Por otro, se ha mostrado una vez más la dejadez e incapacidad del Parlamento de Canarias cuando aborda asuntos relacionados con la Cultura.

Personalmente y a raíz de lo generado por esta polémica, aún tengo la molesta sensación que estos hombres y mujeres que presuntamente representan a la sociedad canaria son en verdad una pandilla de majaderos. De gente que desconoce lo más básico del pasado y presente de nuestra –pese a todo– realidad literaria.

El desprecio que algunas de sus señorías han manifestado hacia los escritores de las islas (vivos y muertos) materializa no ya un divorcio sino el profundo desinterés que la mayoría de los diputados acostumbrados a comer aparte siente hacia el mundo de la cultura en general.

Si de algo sirve el ejemplo dado por la Cámara regional es, en todo caso, para que la ciudadanía se dé cuenta de una vez de la incapacidad de un órgano al que se la trae  floja cualquier cosa que huela a Cultura. A pensamiento y reflexión, herramientas que sirvan para enriquecer a esta región desestructurada.

Parece, en todo caso, que prefirieran (en comunión con cabildos y ayuntamientos) continuar mareando la perdiz del personal asociando carnaval y fiestas populares con Cultura. Y que más allá del carnaval y de las fiestas populares no hay más Cultura.

A la espera de que se disuelva esta PNL, ahora es momento de exigir que diputados como el popular Sigfrid Soria pida disculpas públicas por descalificar a un colectivo que, para mi sorpresa, por una vez se ha unido en defensa de una causa que han creído común: la dignidad y razón de ser de un Día de las Letras Canarias que a partir de 2012 muchos podríamos comenzar a tomarnos en serio.

Saludos, no sé la razón pero recuerdo al general De Gaulle, desde este lado del ordenador.