Una imagen vale más que…

Noviembre 28th, 2021

Me parece la imagen de esta semana que ya se va. O se fue. O que está a punto de desaparecer de nuestras vidas pero no de la memoria. Es una pena que no se identifique al autor de la fotografía pero sirva desde este lado del ordenador el reconocimiento a su mirada, al instante que capta, ese grupo humano que parecen las piezas de un rompecabezas bajo un cielo cubierto de nubes (nubres por aquello de ubres) negras empapadas de agua… La imagen corresponde al sábado 27 de noviembre en Mueca 2021, que el viernes tuvo que suspender sus funciones por las fuertes lluvias que cayeron sobre el archipiélago. No obstante y al día siguiente, cuando pareció que la lluvia daba una tregua, las calles del Puerto de la Cruz se anegaron de espectáculos en la calle que de eso se trata. O trata Mueca que ya es un punto y aparte en las actividades culturales que se celebran en la isla. En las islas.

Una islas que, a punto de que acabe el año, despliega una actividad cultural elogiable, de esas que uno querría que se mantuviera más o menos estable a lo largo del año y no solo cuando a éste le quedan cuatro días. Pero pájaro en mano, que dice el dicho, así que entre cientos volando, conservemos el que anida y busca calor en un archipiélago tan alejado de la mano de los dioses que no ha sabido además despejarse de las taras que lo acompañan desde tiempo inmemorial.

En fin, apuntes no sé si desquiciados de un tiempo, el actual, que me sorprende y alegra por su abrazo a la cultura. Al menos en la isla en la que nací y en la que vivo, Tenerife, donde el despliegue de actividades culturales estos últimos meses ha sido prodigioso. Y digno. En el recuento que hago de memoria está Periplo, el Festival de Literatura de Viajes y Aventuras también en el Puerto de la Cruz; Isla Calavera, festival de cine fantástico que se despide este fin de semana… Otoño cultural, conferencias con cierta enjundia y el redescubrimiento de una ciudad, Tacoronte, con tantas posibilidades para convertirse en un referente de la cultura en Canarias, ahora con la celebración de un Festival de Novela Histórica cuyas sesiones han contado con una más que respetable asistencia de público… Hoy toca proyección de Mambi (Teodoro y Santiago Ríos,1998) para volver a partir del próximo jueves hasta el domingo, con o sin lluvias.

Sin lluvia.

Saludos, mirad al cielo, desde este lado del ordenador

Gonzalo Giner participa esta tarde en el Festival de Novela Histórica Ciudad de Tacoronte

Noviembre 27th, 2021

El escritor Gonzalo Giner participa en la primera edición del Festival de Novela Histórica Ciudad de Tacoronte con una intervención titulada Los otros protagonistas de la historia, este sábado, 27 de noviembre, a las 19.30 horas, en la Casa de la Cultura, ubicada en el Antiguo Convento San Agustín, en la Plaza del Cristo.
 
Galardonado con el Premio Fernando Lara 2020 por su novela La bruma verde, Gonzalo Giner escribe en estos momentos otras dos obras: una recopilación de anécdotas veterinarias y una siguiente novela que está en fase de preparación. Calcula que saldrá a la luz en 2023, porque suele dedicar unos tres años a cada novela, ya que ha tomado la decisión de compartir su actividad literaria con “la vocación más importante que tengo: la veterinaria”. Siempre ha querido ser veterinario y decidió hace un tiempo no renunciar a esta vocación principal a pesar de que, con seis títulos, se ha convertido en un auténtico fenómeno de la novela histórica, con obras que se han convertido en súper ventas y han sido traducidas a varios idiomas.

De este éxito dan cuenta La cuarta alianza (2004), El sanador de caballos (2008), El jinete del silencio (2011), Pacto de lealtad (2014), y Las ventanas del cielo (2017).
 
Giner llegó a la novela histórica primero como lector. Su gusto por el género fue alimentado desde su infancia y alentado por su amor por la historia y por las obras de Arturo Pérez Reverte y otros escritores contemporáneos que han confirmado el auge de esta corriente literaria en España. Dar el paso de lector a escritor no fue fácil, pero estuvo motivado por una necesidad imperiosa: salir de la ansiedad que le estaba provocando una situación laboral a la que finalmente puso solución. “Buscaba un efecto terapéutico y tenía unas ganas horrorosas de meter en mi cabeza otros mundos y dedicarme a pensar en unos personajes que me despistaran de la angustia y del momento complicado que estaba viviendo en esos momentos”, explica. Fue una decisión intuitiva.
 
El programa de este sábado 27 de noviembre prevé la organización de la ruta guiada Tacoronte insólito: misterios y curiosidades, a cargo de José Gregario González. Pendiente de confirmación por la lluvia, la participación en esta actividad se gestiona a través del correo electrónico info@gestioartem.eu. En caso de celebrarse la ruta este sábado, partirá a las 11.00 de la plaza del Cristo y durará dos horas, aproximadamente. En el caso de que las lluvias impidan su desarrollo, se organizarán las dos rutas previstas el próximo fin de semana, sábado 4 y domingo 5 de diciembre.
 
El resto de las actividades del sábado tienen lugar en la Casa de la Cultura de Tacronte, a partir de las 17.00, con el Taller infantil a cargo de Carlos Miranda Tigre 1797, cañonazos en Santa Cru<. A la misma hora, se presenta la novela Has regresado, viejo amigo, con Juan José Monzón y Sandra Franco, una oportunidad para abordar la literatura sobre la convulsa primera mitad del siglo XX en clave de novela juvenil. A las 18:00 horas, la mesa redonda Canarias desde la edad moderna a la contemporánea a través de la novela cuenta con la participación de Fátima Martín, autora de El ángulo de la bruma, Jorge Fonte (Llevadme a ver el mar) José Luis Correa (La décima caja). El programa de este sábado concluye con la intervención de Gonzalo Giner a las 19.30. El programa de este fin de semana concluye este domingo, 28 de noviembre, a las 20.00 horas, con la proyección de la película Mambí, (Teodoro y Santiago Ríos, 1998) será presentada por uno de sus director, Teodoro Ríos.
 
La Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Tacoronte promueve el Festival de Novela Histórica con el fin de potenciar la identidad del municipio y, al mismo tiempo, ofrecer en la Isla y el Archipiélago la oportunidad para explorar un género literario que ocupa la primera posición entre las preferencias de las personas aficionadas a la lectura. Se desarrolla a lo largo de ocho jornadas, que empezaron este jueves, 25 de noviembre y continúan esta semana hasta el domingo 28 y se retoma del jueves 2 al domingo 5 de diciembre.

Saludos, viviendo la historia, desde este lado del ordenador

Este jueves comienza a hacer historia el Festival de Novela Histórica Ciudad de Tacoronte

Noviembre 24th, 2021

El éxito de ventas de muchas de las novelas y la consolidación de varios escritores españoles en el género ha convertido a la Historia en material literario y una herramienta a través de la cual adentras en sus numerosos meandros para hacerse una idea de lo que pudo pasar en otros tiempos que han terminado por construir el que vivimos.
Del 25 al 28 de noviembre y del 2 al 5 de diciembre de 2021 se celebra la primera edición del Festival de Novela Histórica Ciudad de Tacoronte, un encuentro que reúne a algunos de los mejores autores nacionales y canarios que en este momento cultivan el género.

El Festival está organizado por el Ayuntamiento de Tacoronte, patrocina el Cabildo de Tenerife y produce GestioArtem y C23Culture. Colabora la Denominación de Origen Tacoronte-Acentejo y la librería Más que Papel.

Los actos se desarrollarán en el Antiguo Convento de San Agustín y además de charlas y presentaciones, el Festival contará también con actividades para los jóvenes diseñadas con el fin de que se aproximen a la Historia y dos proyecciones cinematográficas, Mambí (Teodoro y Santiago Ríos, 1998) y Óscar. Una pasión surrealista (Lucas Fernández, 2008).

El escritor y experto en la historia mágica de Canarias, José Gregorio González y Juan Carlos Saavedra serán los encargados de abrir el Festival de Novela Histórica Ciudad de Tacoronte este jueves 25 de noviembre a partir de las 19 horas con la inauguración de la exposición Misterios, enigmas y leyendas, la literatura de las grandes incógnitas.

Las sesiones de debates y presentaciones continuarán al día siguiente, viernes, 26, con un diálogo que mantendrán Cecilia Domínguez Luis, poeta y escritora y Premio Canarias de Literatura, con el también escritor y poeta y director del Festival Internacional del Cuento de Los Silos, Ernesto Rodríguez Abad, quienes hablarán de La sorriba y El garajado, que se tratan de sus últimas novelas que transcurren en la Guerra Civil y la postguerra en Canarias. La charla lleva el título de Intrahistoria, cotidianidad y localismos de guerra y postguerra y contribuirá a que los asistentes se hagan una idea del sufrimiento que envolvió a las islas aquellos tiempos de odio, algunas de cuyas secuelas todavía siguen contaminando la memoria de las islas y de España.

Los actos se multiplicarán el sábado 27 ya que el día se ha estructurado en distintas actividades que comenzarán a partir de las 11 de la mañana con una ruta guiada por Tacoronte para conocer sus misterios y curiosidades de la mano de José Gregorio González y a las 17 horas un taller para los jóvenes que impartirá el escritor Carlos Miranda inspirado en su libro Tigre 1797, cañonazos en Santa Cruz, y volumen que cuenta con ilustraciones de Víctor Bidart. También a la misma hora los escritores Sandra Franco y Juan José Monzón presentarán la segunda parte de El reloj de Elwinga, Has regresado, viejo amigo (Bilenio, 2021).

Ya entrada la tarde, a las 18 horas, tres escritores canarios hablarán sobre sus últimas aportaciones al género histórico en Canarias en la charla Canarias desde la Edad Moderna a la Contemporánea a través de la novela y en la que intervendrán Jorge Fonte, Fátima Martín y José Luis Correa, autores de Llevadme a ver el mar, El ángulo de la bruma y La décima caja, respectivamente, y títulos que transcurren en el siglo XVI, XVIII y XIX en la islas.

Se da la coincidencia, además, que estos tres títulos están inspirados en hechos reales, y que procuran en todo momento mantener el rigor histórico cuando las necesidades de contar el relato así lo permiten.

Llevadme a ver el mar (Ediciones Ideas, 2021) narra una apasionante historia de amor entre el noble don Jerónimo de Grimón y Rojas y la monja sor Úrsula de San Pedro que tuvo lugar en la ciudad de San Cristóbal de La Laguna durante la primavera de 1651.

Usando un lenguaje acorde al de la época, donde la musicalidad y la belleza de las palabras van guiando la narración como si de un personaje más se tratara, Jorfe Fonte elabora una novela que habla de la fuerza del amor y el heroísmo, escrita con la sensibilidad de una novela romántica.

Novela galardona con el Premio de Narrativa Torrente Ballester (en lengua castellana), en su XXIX edición, Fátima Martín desarrolla El ángulo de la bruma durante el primer tercio del S. XVIII, describiendo en sus páginas la expedición científica procedente de Francia y dirigida por el padre Feuillée, que midió el Teide por primera vez , aunque de forma errónea, y situó el Meridiano de Origen en la Isla de El Hierro. La trama incluye un triángulo amoroso que incluye a dos de los científicos franceses y una joven canaria, audaz y decidida.

Por último, José Luis Correa en La décima caja fabula sobre qué pudo pasar el 13 de febrero de 1885, a plena luz del día, cuando el Alfonso XII, uno de los barcos más importantes de la flota española, se hundió en la baja de Gando. En la novela, el escritor plantea y resuelve varios interrogantes cómo ¿por qué de las diez cajas que llevaba a bordo con oro y documentos solo se rescataron nueve? ¿Qué ocurrió con la décima? Un siglo después aún hay quien la busca.

A las 19,30 horas, los actos del sábado finalizarán con un diálogo con el escritor y veterinario Gonzalo Giner, que alcanzó un gran éxito literario con El sanador de caballos (2008) continuó con El jinete del silencio (2011), en la que trata sobre los orígenes de la creación de la raza española de caballos durante el siglo XVI y consolidó con Pacto de lealtad (2014), un relato minuciosamente documentada que narra, por vez primera, la participación de los perros en dos de las guerras más sangrientas del pasado siglo XX, la Guerra Civil española y la Segunda Guerra Mundial, entre otras obras.

El cine histórico con acento canario será el protagonista de cerrar estos cuatro primeros días de leer y aprender Historia con la exhibición del largometraje Mambí (Teodoro y Santiago Ríos, 1998), una película rodada entre Canarias y Cuba en la que seguimos la vida de dos jóvenes campesinos palmeros que son destinados a luchar en la mayor de las Antillas cuando los independentistas se levantaron en armas contra la metrópolis. La película está protagonizada por Carlos Fuentes, Gretel Pequeño y Álvaro de Luna, y es una interesante mirada sobre aquella guerra que supuso para España la pérdida de sus últimas colonias.

El Festival de Novela Histórica Ciudad de Tacoronte regresará desde el jueves 2 al domingo 5 de diciembre con una charla el jueves que girará en torno A cien años de la guerra del Rif, conflicto en el que participó la Batería de Montaña de Tenerife, sección que estudia bajo la coordinación de Andrés de Souza el volumen colectivo La campaña del Rif y Canarias y desde un punto de vista novelesco Javier Hernández Velázquez en Baraka. Esta primera charlas comenzará a las 19 horas y con ella la dirección del Festival pretende recordar la importancia que tuvo esta guerra olvidada en el norte de Marruecos en el archipiélago.

La presentación de la novela Lordemano (Ediciones B, 2021) de José Zoilo Hernández también a las 19 horas pero del viernes 3 de diciembre, es otra de las grandes apuestas del Festival ya que la literatura histórica de este escritor tinerfeño está considerada como una de las más sobresalientes que se están escribiendo en la actualidad en España.

La novela se ambienta en el siglo IX y su protagonista es Hrolf Ragnallson, un vikingo que ha dejado atrás su Noruega natal para instalarse con el resto de su familia en la lejana Erin, donde se hará un hombre, ganará sus primeras cicatrices en la batalla y despertará al amor. Ante el ocaso de su padre, será Hrolf, como primogénito, el encargado de capitanear el Águila de las Tormentas y dirigir a sus hombres hacia otras tierras con la esperanza de obtener fortuna y renombre: al-Ándalus.

En cuanto a las actividades del sábado 4, el programa se iniciará a las 11 horas con la ruta guiada Tacoronte insólito: misterios y curiosidades, a cargo de José Gregorio González y a las 17 horas un encuentro con dos de los guionistas y dibujantes de comics canarios más destacados: Eduardo González y Juan Carlos Mora.

Eduardo González es autor de Antón Guanche: el encuentro entre dos mundos; La patria no está en venta, La matanza de Acentejo y Los alzados de la Madera mientras que Juan Carlos Mora escribe y dibuja Historias de Guanches, que incluye los volúmenes Beneharo, el mencey de Anaga, Bencomo, el mencey de Tahoro, Bentor, el heredero y Dácil, la princesa y, por último, Historias de Canarios (Ediciones Idea, 2020) de la que ha aparecido un título, Andamana. La madre de los guanartemes, de lo que se espera sea una trilogía.

Los hombres del Paleolítico superior serán los protagonistas de la charla que a las 18 horas tendrá lugar ese mismo sábado con la presentación de la novela El alma en la piedra por su autor José Vicente Pascual quien escribe un relato que se desarrolla en Altamira, en el 13,000 a. C., cuando el clan Tiznado se reúne en torno a la hoguera, frente a la gran cueva que los protege del mundo, y de la que Ibo Huesos de Liebre, un hábil rastreador es también experto en representar imágenes en los techos y paredes del sagrado refugio, trae noticias sobre la próxima cacería: ha localizado el cubículo donde se guarecen una osa y sus dos oseznos.

Cierra el día una charla sobre El naufragio del Valbanera en la que participarán, a partir de las 19,30 horas, la escritora asturiana Mayte Uceda, autora de El guardián de las mareas y Carlos González Sosa, que firma El último viaje del Valbanera. En este diálogo, los escritores explicarán las razones que les llevaron a escribir unas historias en la que toma protagonismo el naufragio de este trasatlántico, el mayor desastre naval español en tiempos de paz. El barco se hundió con 488 personas a bordo en las cálidas aguas del mar Caribe.

El Festival de Novela Histórica de la Ciudad de Tacoronte pondrá su punto y final el domingo 5 de diciembre con una serie de actividades que comenzarán a las 11 horas con la presentación del libro infantil Guaciama y el árbol poeta, a cargo de su autora, Clara Rufino, la mesa debate La conquista de Canarias a través de la novela histórica, en la que intervendrán Carlos González Sosa y Jesús Alberto Cornejo, autores de Trilogía de la sangre (De la madera al acero, Datana e Hijos del sol) y Cherfe, respectivamente, a las 12 horas y a partir de las 17 hasta las 18 horas, cuentacuentos (Tacoronte, de cuento en cuento) a cargo de Antonio Conejo; la presentación de El buen corsario Amaro Pargo,de Alfredo López Pérez Isoko y Semillas de vuelta abajo, una novela de Olga Palmero Medina.

A las 20 horas y tras la proyección del largometraje Óscar. Una pasión surrealista (Lucas Fernández, 2008) finaliza el Festival de Novela Histórica Ciudad de Tacoronte que quiere rendir homenaje con la exhibición de esta película a uno de los más grandes artistas que ha dado Canarias, Óscar Domínguez, que pasó su niñez y adolescencia en Tacoronte, la ciudad que acoge este Festival que nació, esperan sus organizadores, para dejar huella.

Abubukaka inaugura la XIX edición de Mueca con el estreno de El cojinete de Patarrás

Noviembre 23rd, 2021

La compañía Abubukaka inaugurará la décimo novena edición del Festival Internacional de Arte en la Calla en Puerto de la Cruz Mueca con el estreno del espectáculo El cojinete de Patarrás.

Será este jueves 25 de noviembre a las 21:30 horas en el Espacio El Peñón. La compañía tinerfeña dará el pistoletazo de salida cumpliendo con su cita habitual en el festival portuense. El espectáculo también podrá disfrutarse el viernes 26 y el sábado 27 a las 22:00 horas en el mismo espacio.

“Un espectáculo cargado hasta los dientes de reprimendas gratuitas a la conciencia de estar vivos, por aquello de que podríamos hacer más para que todo mejorara, pero preferimos echarle la culpa al otro de nuestro hastío”, aseguran desde la compañía tinerfeña. Además, ‘El Cojinete de Patarrás’ pretende “visitarlo todo sin sacar el pasaje, tocarlo sin quitarse el guante, mirarlo dormido, olerlo trancado y oírlo con cascos”, explican. El cuarteto Abubukaka ha vendido casi la mitad de las entradas para la tres funciones de su espectáculo en Mueca.

Las entradas están a la venta en Tickety.es. Para todos los espectáculos será necesario adquirir entrada de manera anticipada. Además, para disfrutar de Micro-Shakespeare, de Cía Toti Toronell / Laitrum Teatre (plaza Víctor Pérez), y‘La Caixeta, de Cía Holoqué (plaza Concejil), se debe reservar la entrada para el pase en los propios espacios. Mueca contará con todos los protocolos de seguridad y prevención de la COVID-19.

El Festival Internacional de Arte en la Calle en Puerto de la Cruz Mueca ha diseñado seis rutas adaptadas al perfil de cada espectador. De este modo, los espectadores, en función de sus preferencias, sabrán qué ruta escoger para no perder detalle.

La programación del festival es tan amplia no se podrán ver todos los espectáculos. En esta décimo novena edición, se proponen seis rutas asociadas a distintos perfiles: Pulpo, Pejeverde, Camarón, Morena, Vieja y Cherne.

La primera de las rutas, Pulpo, está diseñada para los amantes de las acrobacias y el circo en general. Por ello, este recorrido propone varios espectáculos para el sábado 27: ‘Bakéké’ de Fabrizio Rosselli, ‘El cazador’ de Mighty Jambo, ‘OVVIO’ de Kolektiv Lapso Cirk y ‘Garden of Angels’ de Theater Tol.

Si el espectador busca algo diferente y más experimental, Mueca propone el viernes 26 y el sábado 27 los espectáculos Orilla de Laboratorio Escénico, Micro-Shakespeare de Toti Toronell y Laitrum Teatre, La Caixeta de la compañía Holoqué y [Frame] de Eléctrico 28.

La ruta más familiar es la ruta Camarón. El sábado 27 y el domingo 28 Mueca invita a las familias a disfrutar del taller de percusión de Bloko, de Ganso&cía con el espectáculo Panoli Kabareta, del taller de circo en familia de Teatro KDO y del espectáculo ‘Totó, un payaso viajero’ de Totó el payaso.

En el caso de que al espectador le guste la danza, Mueca le propone la ruta Morena. El sábado 27 es el día para disfrutar de Paradise de compañía La Reversa, UUNO de Ayya Choreography, Ojos para no ver de Cora Panizza y de la compañía holandesa The Ruggeds con la pieza Between us.

En Mueca también hay espacio para los clásicos. Para este tipo de público se propone la ruta Vieja. El viernes 26 y el sábado 27 se puede disfrutar del espectáculo League & Legend de 15Feet6, El cojinete de Patarrás de Abubukaka, OVVIO de Kolektiv Lapso Cirk y Garden of Angels de Theater Tol.

La última de la rutas propuestas por Mueca es la ruta Cherne. Es una de las rutas en la que más se reirá, pero en horario nocturno. Dentro de este recorrido del sábado 27 están Panoli Kabareta’de Ganso&Cía, Home de Cris-is, Diábolo clasic metal de la compañía Hermanos Inconfundibles y El cojinete de Patarrás de Abubukaka.

El Festival Internacional de Arte en la Calle en Puerto de la Cruz Mueca cuenta con la organización del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz y la plataforma Cómplices Mueca. Además, recibe el apoyo del Gobierno de Canarias a través del Instituto Canario de Desarrollo Cultural, el Cabildo Insular de Tenerife a través de Turismo de Tenerife, la Consejería de Cultura del Cabildo Insular de Tenerife, Consorcio de rehabilitación del Puerto de la Cruz y la red Eurolatinoamericana de Artes Escénicas. Por otra parte, Mueca agradece a otras entidades como Aqualia, CaixaBank, Centro Comercial Martiánez, Centro Médico Tucán, Hotel El Tope, Hotel Be Live Experience Orotava y Grúas Juanele.

Saludos, todos a hacer muecas, desde este lado del ordenador

Antropófago de Saúl Cepeda, Premio de Novela Benito Pérez Armas

Noviembre 23rd, 2021

Antropófago, del escritor vasco afincado en Gran Canaria Saúl Cepeda Lezcano, ha obtenido el Premio de Novela Benito Pérez Armas 2021, dotado con 6.000 euros y la publicación de la obra.

En la trigésimo séptima edición se presentaron un total de 44 trabajos, de los que a juicio del jurado, formado por Blanca Hernández Quintana, Rafael-José Díaz y Yolanda Arencibia Santana, la novela de Cepeda Lezcano fue la merecedora de hacerse con el premio.

Antropófago cuenta la historia de Aníbal, un apático y despreocupado periodista gastronómico que recibe en Nueva York el encargo de localizar a Leonardo Salax, el enigmático cocinero alrededor de cuya persona ha surgido un exclusivo proselitismo de importantes figuras del mundo empresarial y financiero. Asistido por una voz telefónica anónima que le proporciona cuanto necesita, el cronista culinario aprovecha la oportunidad para huir de los convencionalismos de su vida e iniciar un viaje azaroso a ninguna parte. Aníbal descubrirá de forma traumática que una poderosa organización criminal también sigue la pista al esquivo chef con propósitos siniestros. A medida que averigua más cosas sobre Salax, el escritor topará con una intriga global que involucra la alimentación y el futuro de la raza humana, obligado a confrontar todas sus creencias y afrontar revelaciones insospechadas.

Saúl Cepeda Lezcano (Irún, 1976) es abogado, politólogo y periodista. Antes, agitador universitario, cocinero en la guerra de los Balcanes, creativo en una multinacional tabacalera, negro literario, mánager de discotecas, activista medioambiental, inventor de relojes y crítico gastronómico, tal y como afirma el narrador irundarra en su biografía. Su actividad lo ha llevado a más de un centenar de países, variopintos como Namibia, Malta, México, Nauru o Taiwán. En 1998 fue el finalista más joven en la historia del Premio Antonio Machado de narraciones y autor del libro de relatos Delitos para llevar, de las novelas Previsto (XVI Premio José María de Pereda), Aforo Completo, Cuentakilómetros (XIII Premio Eurostars de Narrativa de Viajes) y Agua (XXII Premio de Novela Negra Ciudad de Getafe); y de los ensayos Legumbres, semillas nutritivas para un futuro sostenible (FAO) y Justicia a escena: ¡Acción!

Saludos, a esperar al año que viene para leerla, desde este lado del ordenador

Una novela y unos recuerdos sobre la Guerra Civil española de Wenceslao Fernández Flórez

Noviembre 23rd, 2021

Fue un escritor y columnista muy conocido en su tiempo y varias de sus novelas aguantan muy bien el paso de los años como El malvado Carabel y El bosque animado, de las que se han hecho sendas películas que multiplicaron su éxito. Hoy, por esos vaivenes que dan los años, apenas es reconocido por un puñado de entusiastas que, como el que ahora les escribe, acude de tanto en tanto a sus libros para sonreír ante la adversidad que marca el paso de una época inestable y rencorosa bajo la sombra de una espada de Dámocles que pende sobre nuestras cabezas: llámalo como la enfermedad que lo cambió y nos cambió a todos.

Lo que quizá no sepan muchos de los lectores que aún le quedan a Wenceslao Fernández Flórez es que el escritor y columnista cuenta con tres libros, dos de ellos novelas y un tercero de recuerdos, sobre la Guerra Civil española, un conflicto terrible, que dividió y sigue dividiendo a las Españas, escritas por un hombre que siempre fue de derechas. No le rinde buenas palabras Andrés Trapiello en su monumental Las armas y las letras, y aún admitiendo que no le falta razón por sus críticas, estos libros sí que merecen vindicarlos por su aroma de rareza, de obras que no habían vuelto a reeditarse desde que lo hicieron a finales de los años 30 del pasado siglo XX.

Los libros han sido reeditados por Ediciones 98, una editorial que basa su política en rescatar títulos que han quedado sepultados por el peso de los años pero en los que late muy buena literatura o muestran el lado tenebroso en la producción literaria de algunos de nuestros mejores escritores. En el caso de Wensceslao Fernández Flórez anuncian, al margen de sus libros sobre la Guerra Civil, Tragedias de la vida vulgar, un conjunto de relatos que se apartan radicalmente de la literatura humorística del autor, quien recopila en este volumen una serie de piezas que tampoco habían vuelto a ser reeditadas desde sus publicación.

Las dos novelas y las memorias que Fernández Flórez escribió sobre “nuestra” Guerra Civil llevan por título Una isla en el mar rojo y La novela número 13, esta última la editorial reeditará próximamente.

Las memorias llevan por título El terror rojo porque tanto en la ficción basada en hechos reales como los recuerdos que explota de sus vivencias reales, el rojo es un color predominante no solo porque identifica a la sangre sino a cómo se conocía desde el bando rebelde, el de los militares golpistas, el de las derechas a sus contrincantes con independencia de que estos fueran demócratas y republicanos, liberales y libertarios… De hecho, al llamar rojo al enemigo, los nacionales metían en el mismo saco a fuerzas tan antagónicas entonces como ahora aunque el adjetivo se refiriera originariamente a los comunistas y a la gente de izquierda radical, mayoritariamente.

Una isla en el mar rojo se puede leer como un relato que no sabe mantener el fuelle a lo largo de todas sus páginas. Nos descubre además a un autor profundamente resentido que mira con ira la “revolución asesina” de lo que él considera chusma. Gente sin letras, basta y grosera que actúa contra el señorito más por reproche de clase que por ideología.

Se justifica la saña con la que está escrita porque se publicó en Lisboa, Portugal, en 1938, capital donde fue a parar Wenceslao Fernández Flórez cuando logró escapar del “Madrid rojo”, así que muchas de las escenas que en ella describe –muy interesantes la convivencia en la embajada donde han buscado refugio gente de orden que huye de la detención y el posterior paseo de los milicianos– saben a verdad porque fueron escritas prácticamente en caliente.

Resulta también interesante el retrato retorcido y bastante monstruoso que ofrece de aquel Madrid asediado, el del no pasarán, y el hastío que le produce que antiguos compañeros de oficio periodístico como escritores que han permanecido leales al gobierno republicano le hayan señalado a él como enemigo al que hacer desaparecer en una España que siendo la misma ya no volvería a ser la de antes. De delaciones y sentencias de muerte reflexiona con amargura un hombre que si alguna vez tuvo un arma entre las manos fue la de la pluma y nunca la pistola.

Ejecutarlo por lo que piensa y lo que ha escrito es la razón por la que los “rojos” buscan al abogado en la novela y al escritor en las memorias mientras la capital de España se sume en las tinieblas que solo rompe para los confinados en las embajadas las escuchas que, desde Canarias, emite Radio Club Tenerife.

Una isla en el mar rojo y El terror rojo resultan dos libros que se retroalimentan, que se dan vida uno y otro. Si se ha leído la novela antes se tiene la sensación de que Fernández Flórez describe situaciones similares en sus recuerdos, por lo que se produce un trasvase y la sensación de que lo que cuenta en una y otra es verdad. O al menos su verdad, lo que observó aquellos días que no logró desde entonces borrar de su memoria.

No tiene de todas formas Una isla en el mar rojo, la novela, la historia que se basa en hechos reales, la intensidad y sobre todo la facilidad de contagiar el miedo al lector por el acoso al que es sometido el protagonista. Sensaciones que sí consiguió transmitirme Agustín de Foxá con Madrid de Corte a cheka, un fresco realista de la caótica situación que se vivía dentro la capital de España aquellos días en los que cualquier hombre decente estuviera o no del lado de la II República corría peligro porque el orden, tal y como lo conocemos, se había fragmentado. Así lo cuenta también Max Aub desde una perspectiva de izquierda moderada en algunas de las obras que componen su admirable fresco El laberinto español.

Si hay algo que coincide en estos libros donde lo real se confunde con lo irreal es la descripción del miedo. Un miedo físico como espiritual ante el nuevo y caótico mundo que dominó aquel Madrid de la Guerra. En el caso de Wenceslado Fernández Flórez visto con los ojos de un perseguido cuyo mayor delito fue, precisamente, pensar lo que pensaba.

Saludos, en bisca y captura de…, desde este lado del ordenador