¿Por qué estos diez títulos?

Lunes, Enero 2nd, 2017

Resulta complicado escoger solo diez títulos de la más que copiosa producción literaria que se escribió en Canarias en 2016. Somos conscientes que para gustos, colores, pero sirvan estas líneas a modo de orientación sobre diez trabajos que, a nuestro juicio, merecen la pena leerse porque entretienen, están bien escritos y en la mayoría de los casos no sobrepasaron la barrera de las trescientas páginas.

1.- La otra vida de Ned Blackbird (colección Nuevos tiempos, Siruela, 2016).- Pues porque Alexis Ravelo deja de escarbar en las abisales aguas de la novela negra y criminal para narrar, con una sencillez que desarma, varias historias que en otras manos hubiera requerido más número de páginas para contar lo mismo. Con todo, esta incursión literaria de Ravelo en otra literatura pone de manifiesto algo que ya sabíamos los lectores iniciados, hoy por hoy es una de las mejores voces narrativas con que cuenta este archipiélago abandonado de la mano de los dioses.

2.- La costa de los ausentes (Anroart Ediciones, 2016).- Porque Santiago Gil, otra de esas voces narrativas que ennoblece el arte de la escritura en Canarias, juega, experimenta y hace viajar al lector por la extraordinaria aventura personal que vive la protagonista de un relato en el que se detecta, además, el poeta que lleva dentro. Historia con momentos conmovedores, de esos que saben grabarse al rojo en tu memoria, La costa de  los ausentes es una novela que poco a poco te va, más que dominando, seduciendo.

3.- Asamblea ordinaria (Libros del Asteroide, 2016).- Porque Julio Fajardo centra su atención en esa enfermedad social que es la crisis económica que ha devorado como la carcoma las esperanzas de muchos de los habitantes de este país. En su novela, contado a través de tres retratos  cuyos protagonistas, con mejor o peor fortuna, sobreviven como pueden en medio del caos y la nueva rutina que impone estar parado.

4.- Tal vez Dakar (M.A.R. Editor, 2016).- Porque Pablo Martín Carbajal escribe una ambiciosa pero bien sostenida novela sobre el continente africano y la vinculación de su arte, anónimo, entre algunos de los miembros de las vanguardias artísticas europeas de las primeras décadas del siglo XX.

5.- Sangre vieja (Mercurio, 20916).- Porque se trata de una extraña y fascinante a ratos novela de más que vampiros, inmortales que arrastran el peso de su longevidad con desarmante resignación. El autor de este prodigio es Jonatahan Allen, escritor que conoce muy bien los senderos que siempre se bifurcan de la literatura fantástica para adultos.

6.- Vs. (Salto de Página, 2016).- Porque ser trata de una novela arriesgada –y a su manera rompedora–, en la que Sergio Barreto mezcla sin pudor alguno géneros que, presuntamente se encuentran en las antípodas para fusionarlos sin que apenas se noten las costuras de un relato en el que se reflexiona sobre el territorio, el desarraigo, la amistad e incluso el amor con descarnada ironía.

7.- Anturios en el salón (Baile del sol, 2016).- Porque Juan R. Tramunt propone una curiosa novela de anticipación subgénero catástrofe, situando a su personaje en una isla, Gran Canaria, prácticamente desabitada tras un desastre ecológico. Se lee muy bien porque engancha y mantiene en vilo a un lector que, como fue nuestro caso, se pregunta cómo terminará una ficción que, sospecha, no está tan alejada de la realidad.

8.- La sonrisa Duchenne (Verbum).- Porque Gerardo Pérez Sánchez, en un no va a más, propone una historia de amor ambientada en el sórdido mundo del espionaje. En este relato hay pues un poco de todo: operaciones especiales, relaciones casi imposibles y secretos que deben de estar bien guardados.

9.- Los amores perdidos (Plaza y Janés, 2016).- Porque el debut literario de Miguel de León anuncia el nacimiento de un escritor al que convendría seguir la pista. En su primera y voluminosa novela propone una historia en las que dos amantes de familias muy distintas, como si fueran Montescos y Capuletos, se aman y se odia en los durísimos años de la postguerra en Canarias.

10.- El santo al cielo (Dos bigotes, 2016).- Porque pese a su número de páginas –unas seiscientas– y no terminar por afinar, se trata de una novela en la que Carlos Ortega Vilas se  presenta a dos personajes  llamados a protagonizar una serie que, esperamos, no decaiga en su llamativo empleo del humor y el misterio.

Saludos, pórtense mal, desde este lado del ordenador.

Un triste funeral para NNegra de Arona

Martes, Abril 12th, 2016

La crisis o más bien el cambio de equipo municipal de su Ayuntamiento, un Ayuntamiento inmerso en los últimos tiempos en huracanes judiciales para poner en claro años y años de opacidad y presuntas tramas corruptas, ha sido la causa directa de la desaparición del encuentro NNegra de Arona, que contaba en su haber con ocho ediciones.

Pequeño pero entrañable, y con visitantes consolidados en el mundo de la novela policiaca en España como Andreu Martín y Rosa Ribas, entre otros, NNegra de Arona no quiso adelantarse a los tiempos y prefirió dejarse morir aunque rescata una de sus secciones, Descuartizando a… que este año contará con Jon Arretxe, autor de varias novelas ambientadas en Bilbao y protagonizadas por un desconcertante inmigrante negro al que llaman Touré.

Es probable, además, que Alexis Ravelo, haga una presentación a la americana (¿cuálo?) de La otra vida de Ned Blackbird, en la que leerá fragmentos de la novela.

Y después hasta el año que viene…

… que vendrá

Saludos, algo se muere en el alma…, desde este lado del ordenador

‘La otra vida de Ned Blackbird’, una novela de Alexis Ravelo

Jueves, Marzo 3rd, 2016

“A Ascanio aún le dolía la presencia de Ana en la casa: sus libros, sus películas, sus discos, sus cuadros. Empezaba a cansarse de la costumbre de algunas personas de no irse del todo. Igual que Celia Andrade, Ana se negaba a marcharse de la casa. La negativa de la vieja le causaba estupor, sorpresa y curiosidad. La de Ana le producía un dolor tan lacerante que era imposible encerrarlo en la palabra tristeza. Hubiera tenido que inventar una palabra nueva para describirlo. Una palabra aguda, persistentes. Una palabra con claves herrumbrosos y afilados. Con cristales molidos y tierra en el paladar. Una palabra con sonido a puerta que chirría, con olor a tiza.”

(La otra vida de Ned Blackbird, Alexis Ravelo. Colección: Nuevos Tiempos, Siruela, 2016)

Alexis Ravelo es un escritor en el que se da una ingeniosa combinación entre contador de historias e imaginativo fabulador de sátiras sociales cuya veta ha explotado –con cabeza y mano de minero– en una serie de novelas negras y criminales por las que ha alcanzado justo reconocimiento entre lectores y críticos, y género en el que ha cosechado algunos de los más reconocidos premios nacionales e internacionales como el Hammet y el Getafe Negro, entre otros.

Acostumbrado a despistar a sus seguidores, porque Alexis Ravelo es un escritor que cuenta con seguidores, público que lo sigue lealmente y que espera, figuradamente con la lengua fuera, un nuevo título que lleve su firma y probablemente con ganas de distanciarse –al menos de momento– de la literatura policíaca, su última novela, La otra vida de Ned Blackbird, no tiene nada que ver con el género aunque sí… puntos suspensivos que se dejan con el ánimo y el entusiasmo de generar debate sobre todo cuando el lector ya iniciado en las intrigas de Ravelo descubre que en este nuevo libro propone una investigación, con tintes fantásticos si se quiere, en torno a una misteriosa mujer que le sirve, además, para reflexionar sobre literatura y esa larga lista de escritores que prefirieron firmar su obra con pseudónimos como fue el caso de B. Traven, William Irish, Nicholas Blake, Pauline Réage, Vernon Sullivan… todos citados por Alexis Ravelo en esta novela, y nómina a la que añade a M. A. West, autor que, como saben todos los que conocen su universo literario, es él mismo…

Pero ésta es una sutil broma en una novela que está repleta de juegos y referencias literarias, pero que tiene una saludable vocación de entretenimiento ligeramente trascendental más que, afortunadamente, de tubo de ensayo para experimentar con la literatura, que no deja de ser una herramienta a través de la cual se pueden construir o deshacer historias o mezclar con notable pulso narrativo, cuatro tramas que al final confluyen en una sola. Y para no confundir al lector se requiere para ello mucha habilidad y oficio como escritor, dos cualidades que le sobran a Alexis Ravelo.

La otra vida de Ned Blackbird consta de cuatro partes y una advertencia: “no existe forma no-convencional de contar historia alguna salvo el silencio, que es, precisamente, lo que todo relato pretende construir.” Y dicho así, parece que Ravelo pretende hacer más caso a ese silencio que al latido sonoro de la palabra pero tampoco es eso… Porque esta novela que cuenta con capas que a medida que se avanza en la lectura se deshacen con desconcertante facilidad, cuida también la construcción de personajes y la creación de atmósferas mientras se desdobla en un sentido y en otro porque por encima de estos personajes destacan dos cuyas iniciales son las mismas, aunque no revelaremos si sus intenciones son semejantes: Carlos Ascanio y Celia Andrade, hombre y mujer que son ying y yang. Opuestos que se atraen y que dotan de espesor la extraña relación que los une en un relato que no llega a las doscientas páginas, pero que hemos leído con calculada lentitud porque se tiene la sensación de que cada una de ellas resulta imprescindible.

Se trata al parecer esta novela de un viejo manuscrito que Alexis Ravelo había dejado dormido en la memoria de su ordenador. Sospecho que se trataba de uno de esos textos en los que se trabaja y trabaja con puntual insistencia porque las claves que suscita iban marcando al autor el itinerario que debía de transitar. El resumen de qué trata se puede leer en la contraportada, pero poco orienta, la verdad, sobre su contenido porque estamos ante una de historia abierta, uno de esos libros que dejan de pertenecer a su autor.

La otra vida de Ned Blackbird se mueve en un universo nuevo para Alexis Ravelo.

¿Por qué?

Quienes conocen su trabajo saben que un protagonista fundamental de sus novelas es Las Palmas de Gran Canaria aunque la capital se diluye en La otra vida de Ned Blackbird al ubicarse en dos pequeñas y provincianas ciudades que son fruto de su imaginación: Los Álamos y San Expósito. En la primera, se puede disfrutar de unos deliciosos pasteles que se llaman despechaditos… Pasteles que combinan lo dulce con lo amargo y cuyo origen esconde una historia muy hermosa y profética.

Se trata de una novela que habla también de identidad y de la lucha de la mujer por hacerse espacio en un mundo de hombres pero sobre todo más que hablar se escribe sobre el amor. Y sin caer en lo cursi. Alexis Ravelo evita hundirse en esa sima al recurrir al fantástico, pero un fantástico muy pegado a la tierra.

Así que si el escritor lo que pretendía con esta novela era demostrar que era capaz de enfrentarse a toda clase de géneros, supera la prueba con notable pericia narrativa porque La otra vida de Ned Blackbird no pierde el norte y revela a un autor cuyo universo narrativo va más allá de esos dos clásicos de nuestro tiempo que son La estrategia del pequinésLa última tumba.

Saludos, a leer que son dos días, desde este lado del ordenador.

Puñadito de novedades literarias

Viernes, Noviembre 13th, 2015

* Libros de las malas compañías presentas El principito ha vuelto, con textos de María Jesús Alvarado y fotografías de Teresa Correa. Se trata de un texto hermoso, que se caracteriza por su cuidada edición y en el que se cuenta “una historia real muy difícil de leer”.

* Las ratas de noviembre (Anaya) es una aventura de El Gordo Castro, personaje que trabaja en un periódico digital, Canarynews, que cubre la noticia del asesinato de un importante empresario local, cuyo cadáver ha aparecido con un puñal clavado en el corazón. Escribe Alexis Ravelo, lo que implica que esta novela para jóvenes garantiza entretenimiento y sobresaliente escritura.

* No guardes nada en tus bolsillos. Diario romano (Impronta), recoge las resanciones que a lo largo de nueve meses escribiendo con pulcra puntualidad Bruno Mesa sobre la capital italiana. Se trata de un libro que propone un constante callejeo, numerosos retratos y conversaciones mientras muere la madrugada con desconocidos.

* Testigo de cargo (Pre-Textos, poesía) recoge los últimos poemas del escritor y poeta Bruno Mesa, autor de El laboratorio, Nadie y El libro de Fabio Montes, así como de la colección de relatos Ultat y otras ficciones, el volumen de aforismos y ensayos Argumentos en busca de autor y de la novela El hombre encuadernado.

* Dime quién fui (Editorial Verbum) es una novela de Elisa Rodríguez Court de la que el escritor Enrique Vila-Matas ha destacado la “desesperación” y un título “muy singular, quizá porque me ha permitido asistir a la fundación de una escritora.”

* Federico J. Silva es el autor de Una mujer en todo el cuerpo (Ediciones Vitruvio),volumen en el que reúnen algunas de las poesías de uno de los más destacados poetas de las islas. Otros libros del autor son: Donde menos se piensa salta el gatoliebre, Ultimar en tus brazos y La luz que nos hiera, entre otros.

Saludos, madre del amor hermoso, desde este lado del ordenador.

La estrategia del pequinés ¿al cine? y más cosas

Viernes, Julio 3rd, 2015

* Elio Quiroga espera llevar al cine La estrategia del pequinés, la novela de Alexis Ravelo que obtuvo en 2014 el Premio Dashiell Hammett de la Semana Negra de Gijón. En declaraciones a la agencia Europa Press, Quiroga explica que se trata de “una novela negra llena de sorpresas argumentales y presenta, además, una característica fundamental en la obra de Ravelo: tiene el escenario canario como centro de la acción y personaje en la sombra. Siempre se ha dicho que cometer delitos en territorios limitados y de difícil salida como nuestras islas es complicado, pero al mismo tiempo el archipiélago presenta otras ventajas.”

La estrategia del pequinés narra un robo que sale mal. Una historia de perdedores que recorre Gran Canaria, desde su capital hasta la Cruz de Tejeda, pasando por el sur de la isla.

Elio Quiroga busca ahora financiar parcialmente la producción mediante inversiones privadas así como aprovechar los beneficios fiscales con que cuenta Canarias para la producción cinematográfica y el apoyo institucional y financiero de los organismos de las islas.

En estos momentos, Quiroga trabaja en la adaptación del guión, supervisado por Alexis Ravelo, y en el casting de la película.

* Tras el merecido éxito obtenido con La lista, una historia de la Guerra Civil española cuya acción se desarrolla en La Orotava (Tenerife), el escritor Juan Bosco presenta nuevo libro: Esta voz es nuestra. Capaces de hablar.

El autor ha apostado en esta ocasión por las plataformas digitales, así que la obra se puede adquirir en Amazon, exclusivamente en edición digital (de momento) por solo 2,99€.

* Esteban Torres Lana es el autor de Andreea Constantin, una novela que se desarrolla entre otros escenarios en La Palma y Tenerife. Torres Lana es profesor de Psicología del Desarrollo Humano en la Universidad de La Laguna y está especializado en los efectos que los medios audiovisuales tienen en el desarrollo, especialmente en las primeras etapas de la vida y en la adolescencia.

Saludos, eso es todo amigos, desde este lado de ordenador.

¡Chacho, chacho, chacho!

Sábado, Mayo 16th, 2015

Me despedí ayer de Alexis Ravelo en Los Cristianos dándonos un abrazo. Alexis me dijo entonces que hasta el próximo año en NNegra de Arona y yo le respondí que si continuo por estas tierras de Dios… Las cosas que decimos a los que nos hemos empeñado en ver el vaso casi siempre medio vacío… 

También di un abrazo a Marcelo Luján, todo un descubrimiento que me permito que indaguen si leen su perturbadora Subsuelo, y dos besos a Rosa Ribas, una mujer a la que agradeces a la fortuna –a veces el vaso casi parece lleno– de haberla conocido.

Veo ahora mismo a Ribas con una caja de galletas gomeras y muy feliz por dos descubrimientos gastronómicos de estas islas a la deriva: papas arrugás y escaldón…

Y a modo de eco charlas sobre literatura alemana, muchas ganas por leer su Pensión Leonardo y una despedida.

A los tres:

Rosa,

Alexis

y Marcelo.

Esos días, que cuento ahora con los dedos de la mano, me saben a poco aunque pertenecen ya a mi último refugio.

Los tres viajaban a primerísima hora a Madrid y después en tren rumbo a Valencia.

Y hoy en Valencia… 

Alexis Ravelo recibe  el Premio Mejor Novela VLC NEGRA 2015 por su novela Las flores no sangran (Alrevés editorial), un reconocimiento que recibe de los lectores, que han votado entre cinco finalistas.

Así que pienso… ¿El vaso?

El vaso ahora está lleno.

Saludos, A.M. West, desde este lado del ordenador.