Archive for the ‘Libros’ Category

Francisco Javier Hernández Pérez: “Descubrí otra Canarias gracias a María Rosa Alonso”

Martes, Octubre 9th, 2018

Francisco Javier Pérez Hernández (Caracas, 1959) es lexicógrafo, historiador de la lingüística y ensayista. También es autor de una cuidada edición de Residente en Venezuela de la filóloga tinerfeña María Rosa Alonso, un libro publicado por la Universidad de la Laguna que consta de un estudio preliminar en el que revela algunas de las claves que su autora dedicó sobre sus impresiones del país que la acogió con los brazos abiertos y su forma de entender ciertos temas literarios y culturales, y su preocupación por destacadas figuras del pasado venezolano.

María Rosa Alonso vivió quince años en este país latinoamericano, y siempre dijo que fue a Venezuela “a aprender”.

Francisco Javier Pérez Hernández vive en Madrid, y es secretario general de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE) desde 2015 y miembro del consejo asesor de la Fundación del Español Urgente (Fundeu) y del Patronato y del Consejo de Administración del Instituto Cervantes.
Ha escrito más de veinte libros sobre lexicografiía, historia de la lingüística y literatura como Historia de la lingüística en Venezuela, Diccionario del habla actual de Venezuela, Diccionario venezolano para jóvenes. Estudios de lexicografía venezolana y El insulto en Venezuela.

- ¿Cómo llega a María Rosa Alonso y hasta que punto cree que su obra ha dejado huella en Venezuela?

“La obra más divulgada de María Rosa Alonso está relacionada con el lenguaje y se tratada de un libro que la autora publicó en la Universidad de Los Andes y que se titula, precisamente, El español que se escribe en Venezuela, obra en la que da una visión de una estudiosa del lenguaje que entiende que hay unas particularidades que hace del español en Venezuela un hecho susceptible de ser evaluado. Este libro continúa apareciendo en todas las bibliografías sobre lingüística venezolana”.

- Hablemos de Residente en Venezuela. ¿Qué particularidades destacaría de esta obra?

“María Rosa Alonso durante los quince años que residió en Venezuela publicó artículos en periódicos como revistas, entre otras la Revista Nacional de Cultura, El Universal y El Nacional, muchos de los cuales forman parte del texto de Residente en Venezuela. Cuando descubrí este libro, que también fue publicado por la Universidad de Los Andes, pensé en un principio que solo se trataría de un testimonio de su estancia en el país pero cuando me di cuenta que el grueso de la obra además de la memoria, que ocupa la primera , está dedicado al estudio de importantes obras literarias y culturales venezolanas, y de ensayos sobre pintura, educación, naturaleza, enseñanza y literatura tanto de autores como de procesos, empecé a sentir una fascinación especial por su figura que fue creciendo a medida que pasó el tiempo y la conocía mejor como pensadora e intelectual- Gracias a los viajes que realicé a Tenerife donde comencé a indagar y a adquirir textos suyos en librerías como la colección que se editó con motivo del centenario de su nacimientos que recoge lo fundamental de sus produucción literaria pero no todo lo que escribió al dejar de lado dos libros extraordinarios en los que se recoge prácticamente sus artículos de prensa sobre escritores canarios, muchos de los cuales habían estado en Venezuela- Estos escritores componen, a mi juicio, un entramado y un vínculo entre ese país y las islas que a mi, personalmente, me interesa bastante”.

- ¿Por qué?

“Probablemente por mi propia situación personal ya que soy hijo de canarios en Venezuela, por lo que lo canario y lo venezolano siempre ha estado ahí, conviviendo y no solo en casa en una armonía perfecta. Conozco muchas palabras canarias gracias a mis padres, palabras que entiendo perfectamente aunque no las utilizaba en Venezuela pero que ponen de manifiesto esa armonía de la que antes hablaba entre lo canario y lo venezolano que fue crucial en el pensamiento de María Rosa Alonso”.

– ¿Cómo aprende María Rosa Alonso a conocer Venezuela?

“En su caso, comienza a aprender lo que es Venezuela a través de sus escritores y pintores sin que le pase desapercibido el proyecto político venezolano de su tiempo ya que entra en la esfera de estas reflexiones. María Rosa Alonso empieza a establecer una posición política cuando enfrenta la Venezuela que conoce con la España franquista que dejó aunque, básicamente, Residente en Venezuela no trata de asuntos políticos. Es inevitable, no obstante, que lo político impregne alguno de los textos ya que cobra una dimensión que va más allá de la simple memoria en su trayecto venezolano, pero toma una posición de distancia en mucho de los casos con el fin de reflexionar sobre ello. Se trata, en este sentido, de un libro donde la primera persona está muy controlada y que no pierde en ningún momento una asombrosa capacidad de observación de los canarios en Venezuela”.

- ¿Y cuáles son las impresiones que recoge de Venezuela?

“Ella llega en un momento en que Venezuela, y sobre todo Caracas, se está modernizando. Se construyen grandes edificios y obras públicas que todavía siguen siendo representativas en el país. María Rosa Alonso contrasta esta realidad con la de una España que en aquel entonces estaba muy atrasada, era muy pobre, mientras que Venezuela es un país en pleno auge que sale de la dictadura de Pérez Jiménez para entrar en un nuevo proceso democrático. Proceso democrático, salta a la vista, que a ella le entusiasma y emociona por lo que su crítica a Venezuela es una crítica nunca despreciativa sino más bien al contrario en la que los que vienen de fuera como ella tienen que contribuir con su esfuerzo al momento histórico que le ha tocado vivir”.

- ¿Cómo se distingue María Rosa como crítica de la obra de escritores y movimientos literarios venezolanos?

“Un autor al que sigue con atención e identifica como un gran novelistas es Arturo Uslar Pietri a quien no observa como figura política sino como escritor que escribe ficción. También expresa su pasión por Rómulo Gallegos que, creo, son autores que calzan con su idea de lo que es la literatura que a día de hoy puede parecer convencional, que no lo creo porque no solo se queda en ellos sino que empieza a leer a otros narradores venezolanos más de vanguardia como Guillermo Meneses y Ramos Sucre, por citar a dos”.

- Ramos Sucre es un escritor que hasta hace unos años permanecería olvidado.

“Y del que escribe María Rosa Alonso, textos que incluye en Residente en Venezuela, un libro que, cabe recordar, fue publicado en 1960. Que en 1960 alguien mirara con atención sobre un poeta de comienzos del siglo XX que escribió una literatura de jamás se hizo antes y después en Venezuela es fantástico. Ramos Sucre es una suerte de Rimbaud que escribe tres libros de poemas en prosa poética que están cargados de erudición y en los que combina referencias a la épica medieval europea con el romanticismo inglés. Encapsula en pequeñas oraciones unos fogonazos líricos que nadie en Venezuela ha hecho desde entonces. La auténtica recepción de Ramos Sucre y su ubicación en el panorama literario venezolano es sin embargo muy posterior, unos veinte años después de que María Rosa Alonso escribiera sobre él y llamara la atención de que se trataba de un poeta que debía ocupar un lugar importante como renovador de las corrientes literarias de mi país porque, viene a decir, aquí hay una suerte de tesoro que aún no ha sido descubierto”.

- ¿Qué otros libros dedicó a Venezuela?

“El más importante en Residente en Venezuela pero cuenta también con dos pequeños libros que son como notas de una profesora. Uno trata de lengua, ejercicios ortográfico y otro estudia el español que se escribe en Venezuela”.

-Da la sensación de que tanto en Canarias como en Venezuela la obra literaria y ensayística de María Rosa Alonso sigue siendo poco y mal conocida.

“Cuando hay que estudiarla más a fondo. Y si bien no es una absoluta desconocida en Canarias como en Venezuela aunque no vaya más allá de una mención, se debe reivindicar su obra como ensayista porque tiene mucho peso y hay mucho por descubrir. Personalmente, estoy fascinando por lo que escribió, libros como Pulso del tiempo además de otros trabajos que son textos de una filóloga dura como son los que dedica a El poema de Viana o a Manuel Verdugo y su obra poética. Destacaría igualmente otros ensayos y reflexiones que escribió sobre escritores y artistas canarios que son de primer nivel y en los que se aprende mucho si se los lee. Yo, de hecho, descubro otra Canarias gracias a la obra literaria y ensayística María Rosa Alonso” .

Saludos, ya se sabe, desde este lado del ordenador

Bereberes contra Roma: Insurrecciones indígenas en el norte de África y el poblamiento de las Islas Canarias

Lunes, Octubre 8th, 2018

El problema se está corrigiendo en los últimos años aunque hubo una vez en la que los lectores interesados en la Historia de España preferían acudir a historiadores mayormente británicos que a los de su propio país.

Las razones eran varias. Los británicos sabían comunicar, divulgar una sucesión de hechos que, en manos de profesionales españoles, terminaban por abrumar y aburrir. Que la Historia de España la contara un extranjero, y por más señas de la vieja y ambiciosa Unión Jack, llevaba el sello no ya de calidad sino de verdad a lo que allí se contara. De esta manera, y al margen del norteamericano Gabriel Jackson que es uno de los más serios, las obras escritas por hispanistas como Hugh Thomas, Ian Gibson y Paul Preston disfrutan de un prurito de ciertas que se ha ido diluyendo con el paso de los años. Además y, curiosamente, estos dos últimos investigadores mencionados han contribuido a dar a través de sus libros una visión bastante sesgada de la Guerra Civil, lo que descalifica la autenticidad de sus argumentos en un principio independientes por ser sus autores extranjeros.

No obstante, y como se decía al principio, esta tendencia e interés por leer la Historia de España a través de miradas foráneas ha comenzado a disminuir en los últimos años. Los historiadores españoles han asumido que para llegar a otros públicos no especializados hay que saber divulgar, y tratar con objetiva distancia el material que se tiene en las manos cuando resulta altamente sensible como la Guerra Civil y, aunque muchos no lo crean, el pasado más remoto. Pasado remoto, en concreto, el de las islas Canaria, que cuenta con una abundante y en la mayoría de los casos más que rigurosa bibliografía.

Los profesores Alicia García García y Antonio Tejera Gaspar han aunado esfuerzos para explorar los orígenes bereberes de los primeros pobladores del archipiélago canario en un libro que, precisamente, lleva el título de Bereberes contra Roma. Insurrecciones indígenas en el norte de África y el poblamiento de las Islas Canarias que ha sido editado por LeCanarien Ediciones con la colaboración del Gobierno de Canarias.

El libro fusiona el saber de un arqueólogo y una filóloga y está escrito para toda clase de lectores. Con esto se quiere decir que su vocación es la de divulgar una serie de hechos e hipótesis sobre el origen norteafricano de los guanches, benahoritas, canarios, bimbaches y majos con un lenguaje sencillo que aproxima el relato que los investigadores han urdido para construir la columna vertebral de un trabajo que disipa la calima que hasta este momento impedía revelar de donde procedían todos estos pueblos que encontraron acomodo en Canarias.

El volumen resulta en este aspecto bastante completo para el que quiera encontrar si bien no soluciones sí al menos claves con las que comenzar a dibujar el mapa del pasado de las islas y a entender un poco mejor la memoria del territorio en el que se mueve, normalmente ninguneado por razones que ahora no vienen al caso explicar.

El volumen consta de seis capítulos (La procedencia de los primitivos habitantes de Canarias; África y Canarias: una vecindad muy lejana; El descubrimiento de las islas Canarias en la antigüedad; El poblamiento de las islas Canarias: las deportaciones líbicobereberes del África romana; Las insurrecciones de los bereberes contra Roma: el contexto histórico y Tribus bereberes norteafricanas en las islas Canarias) con sus correspondientes epígrafes en los que se desarrollan una serie de hechos y suposiciones que terminan por resultar bastante sólidos al cruzarse con los argumentos que se defienden a lo largo de las páginas del libro.

El texto añade, probablemente para reafirmar sus conclusiones, dos anexos que recogen documentos que reproducen el traslado de poblaciones y la legislación sobre deportaciones a islas de la antigua Roma, así como una completa bibliografía e imágenes.

El libro significa además un homenaje que sus autores dedican al profesor Juan Álvarez Delgado, uno de los primeros que escribió sobre el descubrimiento y poblamiento de las islas Canarias en la Antigüedad.

En este sentido, escriben lo autores de Bereberes contra Roma “ nuestro libro, como se podrá comprobar en su lectura, ha procurado conservar el transfondo y las ideas fundamentales del profesor Álvarez Delgado”, muchas de las cuales se han actualizado gracias a fuentes de información que no existían cuando el investigador emprendió esta tarea.

Tras leer el texto, solo queda señalar a modo de modesta recomendación lectora, que el resultado final merece mucho la pena no sólo por proponer nuevas interpretaciones sobre el origen y la procedencia de las poblaciones preeuropeas de las islas sino también porque indaga en “la vinculación de esta primera historia de Canarias con la correspondiente del continente africano, de donde sus habitantes eran originarios”

Luis Goytisolo: “Los nacionalistas se han inventado la historia de Cataluña”

Martes, Octubre 2nd, 2018

Para el escritor Luis Goytisolo los nacionalistas se han inventado la historia de Cataluña. Pone de ejemplo “los reyes catalanes” que nunca existieron y anunció que denunciará todas estas falsas y contradictorias ideas contra los que “se sienten españoles” en un artículo de próxima publicación que llevará el título de Chispas.

El escritor catalán de origen vasco hizo estas declaraciones durante el turno de preguntas del Festival Hispanoamericano de Escritores que se desarrolló en la localidad de Los Llanos de Aridane del 18 al 22 de septiembre.

La intervención de Luis Goytisolo se denominó Eran otros tiempos y en ella repasó su intensa trayectoria literaria, el fenómeno del boom, que fue al parecer un invento comercial de la agente Carmen Balcells y la transformación de una ciudad que en los años 60 y 70 representó una isla de libertad en la España franquista.

“Barcelona es hoy una ciudad para turistas que no conserva sus señas de identidad. Ni siquiera sus viejos restaurantes”, lamentó el autor de Antagonía, quien sostiene que “el movimiento nacionalista catalán ha cambiado la ciudad en la que ha vivido”.

Luis Goytisolo dijo que comenzó a escribir tras leer, entre otras novelas La colmena, de Camilo José Cela, libro que le inspiró el relato Las monedas que escribió a la edad de 17 años y que cuando iba a ser publicado en una revista, ésta quebró.

Perteneciente a la generación de los 50, una de las primeras novelas de Luis Goytisolo es Las afueras, título que coincide en el mercado con el de otros compañeros de fatigas literarias como Rafael Sánchez Ferlosio y Luis Martín Santos, autores respectivamente de El Jarama y Tiempo de silencio.

“Todos los miembros de esta generación éramos amigos, y los escritores procedían de toda España porque confluían en una Barcelona” que no tiene nada que ver con la actual.

En aquella Barcelona estaban concentrados las grandes editoriales y los premios literarios más golosos además de ser una ciudad que respiraba por los cuatro costados libertad “de pensamiento y de costumbres”.

Coincidía además en estar en contra del régimen, lo que le costó a Luis Goytisolo cuatro meses de cárcel en Carabanchel, Madrid; aunque “no éramos marxistas. El partido comunista, no obstante, era el único de la oposición que funcionaba entonces”.

Este ambiente de libertad de pensamiento y costumbres sirvió de imán para atraer a un gran número de escritores latinoamericanos que formaron parte del boom, un fenómeno creado por la agente literaria Carmen Balcells y que le vino mal a los escritores españoles porque los relegó a un segundo plano, opinó

Saludos, tomando nota, desde este lado del ordenador

Patrick Deville: “Soy un escritor latinoamericano de habla francesa”

Lunes, Octubre 1st, 2018

Uno se puede imaginar de mil maneras diferentes a Patrick Deville pero la realidad, cómo decirlo, no responde exactamente a la imaginación. Escritor y viajero, viajero y escritor, Deville es autor de una obra que, al modo de Honoré de Balzac, pretende ser una comedia humana con historias que recorren el ecuador del planeta de izquierda a derecha y de derecha a izquierda.

El escritor cuenta así con una serie a modo de mapa a la que denomina Abracadabra y que de momento recoge una pequeña parte de un proyecto que, espera, si conserva el entusiasmo y la salud, llegar a doce novelas que él mismo califica de no ficción. Aunque la ficción, reconoció en el Festival Hispanoamericano de Escritores, se filtra a veces en sus relatos que se desarrollan en el Caribe, Asia y África, y que están poblados de personajes perfectamente reconocibles, sobre todo los grandes exploradores.

Patrick Deville expuso en este Festival su visión de latinoamérica, geografía a la que ha dedicado dos libros: Pura vida y Viva. Resulta curioso que en estos dos textos iberoamericanos escritos por un francés la palabra vida se repita. Tanto, que Patrick Deville promete perfeccionar un español en el que abunda el acento de su país.

La infancia del escritor transcurrió en un hospital psiquiátrico que dirigía su padre y allí, “entre locos”, además de conocer a quien fue su mejor amigo, alguien que no paraba de repetir tabatabataba, le ha servido de inspiración para su nuevo libro en el que evoca esta relación e infancia tan peculiar. Con esto, Deville quiso decir que lo del viaje, lo del ciclo novelístico Abracadabra vino más tarde ya que cuando comenzó su carrera como escritor apostaba por una literatura experimental que no tiene nada que ver con la que escribe ahora.

Abracadabra es un proyecto largo, explica, ya que pretende condensar un siglo y medio de grandezas y bajezas humanas en el trópico. La serie comprenderá así desde 1860, segunda revolución industrial europea hasta “nuestros días” y en ella, al modo de Plutarco en sus Vidas paralelas, relata la existencia de dos personajes reales, uno perteneciente al pasado y otro a la actualidad que en Pura vida protagonizan el filibustero norteamericano William Walker y algunos de los guerrilleros sandinistas.

El proceso se repite en Ecuatoria, solo que el continente es África. En este libro cuenta la historia de los exploradores franceses, británicos y alemanes hasta 2006. Lo mismo sucede en Campuchea, Campuchea, de momento la única “novela de no ficción” del ciclo inédita en España, y en la que narra la sangrienta historia de Camboya y Peste & cólera, centrada en el grupo de investigadores que rodearon a Louis Pasteur.

Méjico monopoliza las páginas de Viva, en la que retrata al escritor Malcom Lowry, autor de Bajo el volcán que es “una obra fundamental del siglo XX”, dijo; y León Trotski, quien huyendo de la amenaza estalinista encontró refugio en un país donde lo real se confunde con lo irreal.

“Este ciclo de novelas es un viaje de ida y vuelta en el que para preparar los libros no dejo de visitar bibliotecas y archivos, pueden ustedes verificar los datos, pero en los que también hay algo de autobiografía. Viajo a todos esos lugares para escribir sobre ellos ya que una vez en el terreno aprecio detalles como el ambiente y los colores y olores que más tarde intento reflejar en una obra que –admite– se caracteriza por la desmesura”.

Patrick Deville anunció que el próximo libro del ciclo Abracadabra se desarrolla en el Amazonas, pero también en las islas Galapagos, por lo que el escritor francés más latinoamericano regresa a Hispanomérica.

¿Fecha de publicación? Patrick Deville se encoge de hombros y se lleva otro cigarrillo a los labios. Pura vida

Saludos, salvaos, desde este lado del ordenador

Los imprevisto: Hubo dos número de Índice, la revista que dirigió el poeta Domingo López Torres

Martes, Septiembre 25th, 2018

Es más que probable que pronto TEA Tenerife Espacio de las Artes presente el segundo número de la revista Índice, que dirigió el poeta Domingo López Torres y de la que se conocía hasta ahora solo su primer número, correspondiente a mayo de 1935 y no el de abril de ese mismo año.

El ejemplar se encuentra en TEA Tenerife Espacio de las Artes, así al menos se anuncia en la Memoria de 2017 en el apartado Constitución de una comisión consultiva en materia de adquisiciones para la colección de la entidad.

De momento y por desgracia no se puede consultar este ejemplar porque TEA anuncia a los interesados que prepara una edición facsímil que podría contar con un estudio del hispanista Brian C. Morris . Cabe recordar que el Gobierno de Canarias publicó hace unos años un facsímil del primer número, el que hasta ese momento se pensaba que era el único de una revista que hizo del activismo político y cultural su bandera.

Índice estuvo dirigida por el poeta Domingo López Torres, la administración y la redacción se localizaba en la calle de Ángel Guimerá y contó entre sus colaboradores con algunos miembros de Gaceta de Arte como Pedro García Cabrera, Eduardo Westerdhal y Domingo Pérez Minik, entre otros.

Sus contenidos la distanciaba de Gaceta de Arte. En el primer número explica que sus objetivos se sitúan “más cerca de lo documental que de lo literario y a colocarse en los momentos aurorales del mundo al lado de los que levantan los cimientos de la nueva cultura”.

Revista con vocación de acción política cultural, Domingo López Torres procuró reproducir su compromiso comunista, lo que se refleja en textos como “los proletarios del mundo estamos en constante lucha por la implantación de nuestros principios, para la destrucción de un sistema cansado. ¡cómo no vamos a sacrificarlo también todo por el éxito de nuestras ideas”.

José Manuel Martín Fumero
destaca en el artículo Domingo López Torres: La dilatada mirada de un crítico al servicio de la revolución que el poeta tinerfeño tuvo la intención de dar en Índice mayor consistencia a su radicalismo político.

En mayo de 1935 y durante la estancia de André Breton, Jacqueline Breton y Benjamin Péret en Tenerife con motivo de la Exposición Surrealista, Domingo López Torres entrevistó al padre del surrealismo, conversación que Breton incluiría en el libro Position politique du surréalisme.

Sin embargo, todo ese entusiasmo artístico e intelectual quedaría cercenado la tercera semana de julio de 1936.

Ese mismo año era detenido y trasladado a la antigua empaquetadora de plátanos ahora reconvertida en prisión, Fyffes, donde compartió penurias junto a otros prisioneros, entre los que se encontraba Luis Ortiz Rosales, el mismo que había realizado las portadas de Índice.

Domingo López Torres escribe en Fyffes los poemas de Lo imprevisto, que cuenta con ilustraciones del mismo Rosales aunque su actividad creadora se detiene abruptamente en febrero de 1937 cuando es arrojado al mar encadenado a una piedra. Así actuaba entonces la justicia de los rebeldes, de los facciosos, de las fuerzas que se habían conjurado para poner fin a la II República.

Escribía Domingo López Torres en su poema La Langosta:

“los nativos tienen los ojos secos de mirar siempre al cielo”

No es momento ni lugar para especular pero igual lo último que el poeta hizo antes de que lo arrojaran al mar fuese, precisamente, mirar al cielo instantes antes de que terminara ahogado en las profundidades del océano Atlántico.

Saludos, justicia, no venganza, desde este lado del ordenador

Los Llanos de Aridane acoge desde este martes el Festival Hispanoamericano de Escritores

Lunes, Septiembre 17th, 2018

Este martes, 18 de septiembre, comienza en Los Llanos de Aridane (La Palma) el primer Festival Hispanoamericano de Escritores, un encuentro que clausura el sábado 22 del mismo mes y en el que se reunirá algunos de los más destacados narradores iberoamericanos como españoles para compartir experiencias cuando escriben, escrituras para la que emplean un idioma común: el español en sus numerosas y ricas variantes.

La conferencia inaugural del Festival será impartida por el poeta, crítico y comisario Juan Manuel Bonet en el Museo de Arqueología Benahorita a partir de las 20.30 horas, quien ha titulado su intervención como Para un mapa de las vanguardias iberoamericanas. Ese mismo día pero una hora antes Carlos Franz, Hernán Lara Zavala, Mónica Lavín, Carmen Posadas y Alexis Ravelo intervendrán en la mesa redonda Sobre novela: la ficción en la que instalarse.

El primer Festival Hispanoamericano de Escritores está promovido por el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane y la Cátedra Vargas Llosa y en la programación está previsto un recuerdo a Stephen Hawking en el que participará, entre otros, el director del Instituto de Astrofísica de Canarias, Rafael Rebolo.

Por otro lado, la Acción Cultural Española (AC/E) apoya este encuentro a través del PICE en su modalidad de Visitantes, el Programa de AC/E para la Internacionalización de la Cultura Española. Gracias a esta ayuda, el Festival contará con la presencia de los escritores mexicanos Alberto Ruy Sánchez y Gonzalo Celorio, del editor francés Jean-Marie Desbois, del librero y editor suizo Rodrigo Díaz y de los escritores venezolanos José Balza y Antonio López Ortega.

El Festival Hispanoamericano de Escritores está impulsado por la Cátedra Vargas Llosa y el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane, y cuenta con el patrocinio del Instituto Cervantes, la Fundación Universidad de Guadalajara, México, el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), el programa Canarias Crea de movilidad de artista canarios, los empresarios de la isla de La Palma representados por CITtedote, La Palma Film Comission y el hotel Hacienda de Abajo.

Los escritores que participan en esta primera edición del Festival son Juan José Armas Marcelo, José Balza, Luis León Barreto, Roberto A. Cabrera, Jorge Casares (astrofísico); Gonzalo Celorio, Juan Carlos Chirinos, José Correa, Valeria Correa Fiz, Rodrigo Díaz Pino, Cecilia Domínguez Luis, José Esteban, José Manuel Fajardo, Santiago Gil, Carlos Franz, Ricardo Hernández Bravo, Teresa Iturriaga Osa, Hernán Lara Zavala, Mónica Lavín, Antonio López Ortega, Maiki Martín Francisco, Javier Olivares, Alba Sabina, Francisco Javier Pérez Hernández, Ernesto Pérez Zúñiga, Carmen Posadas, Carmen del Puerto, Alexis Ravelo, Rafael Rebolo (astrofísico); Blanca Riestra, Anelio Rodríguez Concepción, Alberto Ruy Sánchez, Ernesto Suárez, Patrick Deville y Luis Goytisolo, quien expondrá la conferencia de clausura de un encuentro que está haciendo historia .

Saludos, ya en la lìnea de meta, desde este aldo del ordenador.