La historia del Cementerio de San Juan, La Laguna

Viernes, Octubre 18th, 2019

El periodista y escritor Benjamín Reyes desentierra los secretos bien guardados del camposanto de San Juan en un libro en el que estudia su historia desde 1814 a 1983.

El cementerio lleva el nombre de San Juan “porque la primera persona que se enterró en el camposanto de La Laguna fue Juan Rodríguez Toste, el 4 de julio de 1814”. 

Reyes explica que este nombre continúa una tradición popular en aquel entonces que consistía en denominar al cementerio como la primera persona enterrada en él. La tradición comenzó con el de San Rafael y San Roque en Santa Cruz de Tenerife.

Con este libro, el periodista pretende no solo contar la historia de un cementerio en el que honrar “a nuestros antepasados” sino también para descubrir “nuestra historia”, dice.

A través de este relato se pone al lector en situación ya que describe cómo era la sociedad lagunera del siglo XIX. Una sociedad, destaca, “profundamente religiosa, muy jerarquizada, donde el 87% de la población era analfabeta y la enfermedad más común “se ignora, porque se desconocía la enfermedad que lo había llevado a la muerte” . En esta línea, Benjamín Reyes afirma que se desconoce de que murió el 25 por ciento de todas las personas que fueron enterradas en el siglo XIX.

El escritor y periodista aprovecha este libro para explorar con datos otros aspectos relacionados con la cultura de la muerte en la ciudad de los Adelantados. Escribe así sobre las procesiones fúnebres en las que el finado era trasladado desde la iglesia o casa mortuoria al camposanto en una tartana tirada por caballos. Costumbre que dejó de hacerse a raíz de una epidemia de gripe, al prohibir en 1843 “el toque fúnebre de camposanto y el trasiego de procesiones de cadáveres por las calles”. Esta decisión generó tensiones entre la autoridad civil y la eclesiástica, ya que la Iglesia Católica se resistió a aceptar la nueva normativa al considerar que vulneraba sus derechos.

A modo de ejemplo, Benjamín Reyes alude al caso del presbítero Felipe González, quien sí contó con una procesión fúnebre que desafió la prohibición mientras se dirigía a la iglesia de La Concepción.

Entre otros defensores de la creación de un camposanto en La Laguna se encuentra el doctor Domingo Saviñón tras la epidemia de gripe de 1807. Tuvieron que sucederse otras epidemias como las de fiebre amarilla de 1810 y la de viruela de 1812 para que se hiciera realidad el proyecto del primer cementerio lagunero, ciudad que por aquel entonces contaba con 9.672 habitantes.

Adquirida la finca para construir el camposanto de San Juan fue necesario trasladar a lugar más conveniente el molino harinero de viento allí instalado, relata Benjamín Reyes, quien añade que hasta finales del siglo XIX podemos encontrar vestigios de estos molinos en La Laguna.
 
La ermita de San Juan Bautista, anexa al camposanto se construyó al finalizar una epidemia de peste bubónica que acabó con la vida de casi 6.000 personas (muchas de ellas están enterradas bajo la ermita).

Una década antes otra epidemia de peste bubónica costó la vida a 9.000 personas. Se tratan de dos de las epidemias más feroces que ha sufrido Tenerife, y fue tanta la devastación que las gente sencillas creían que más que una enfermedad se trataba de un castigo divino.

Entre las curiosidades que ofrece una obra netamente divulgadora fue el descubrimiento durante la investigación un registro de elefantiásicos que data de 1853. En él aparece un listado de diez personas que padecieron esta enfermedad que produce un engrosamiento de las extremidades inferiores.

La obra cuenta además cómo al llegar al máximo de su capacidad, el último enterramiento del antiguo cementerio de La Laguna se celebró el 25 de enero de 1983. El finado se llamaba Anselmo Pardo Hernández y en total, asegura Benjamín Santana, allí se encuentran “unas 55.000 almas inhumadas”.

Tres días después de su cierre, se inauguró en La Laguna el camposanto de San Luis, que se llama así porque “la primera persona inhumada era Luis López Marrero”.

Saludos, se acerca la Noche de Todos los Santos, desde este lado del ordenador

Uno, dos, tres… ¡Mambo!

Miércoles, Julio 16th, 2014

* Espacio Bronzo presenta desde este jueves 17 hasta el próximo 25 de julio el resultado del trabajo desarrollado por trece artesanos de Tenerife bajo la dirección de los diseñadores Alberto Ochoa y Ana Díaz Llanos durante la cuarta edición del Workshop de Innovación en el sector artesanal organizado por el Área de Artesanía del Cabildo de Tenerife para acercar a los artesanos las herramientas, las últimas tendencias y las tecnologías de fabricación del diseño industrial. La exposición se inaugura este jueves, 17 de julio, a las 18.30 horas, en la calle Núñez de la Peña, 19, de La Laguna. Los artesanos participantes en esta edición son Isabel Ángulo, Cristina Barrera, Ricardo Bonnet, Anastasia Díaz, Lucía Felipe, Javier González, Judith Hernández, Myriam Mattiazzi, Magdalena Muñiz, Chanchy Núñez, Mª Teresa Pérez Hernández, Iván Santa María Cossio y Beni Zamora.

* Amaury Santana es el protagonista de la quinta sesión de Encuentros con el cine, ciclo de proyecciones de cine español reciente que tiene lugar una vez al mes en el Teatro Guimerá. Encuentros con el cine, coordinado por Digital 104, es una actividad del Organismo Autónomo de Cultura (OAC) del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. La cita, este jueves 17 de julio, a partir de las 20 horas, cierra la actividad hasta el próximo septiembre. El programa lo forman el cortometraje Luces y dos mediometrajes, Diarios y Vidas sobre ruedas, que ofrecen un recorrido por la obra de Santana, quien tras la proyección mantendrá una conversación con Alejandro Krawietz. El precio de las entradas, que se pueden adquirir en la taquilla del teatro, es de 3 euros.

* El salón de actos de la Mutua d Accidentes de Canarias (MAC) acoge el viernes, 18 de julio, la presentación de la novela Ucanca, de Gustavo Reneses, título que forma parte de la colección G21 Narrativa Canaria Actual que dirige el editor y escritor Ánghel Morales. El acto comenzará a las 19 horas. Ucanca es la primera novela de su autor, quien ha escrito un relato en el que cuenta el peligroso viaje interior que emprende su protagonista,  Hilberto Nash, un gángster que vivió y murió en Ucanca (Tenerife).

En la imagen, el músico, compositor y arreglista Dámaso Pérez Prado.

Saludos, pasan los días y no llega, no llega…, desde este lado del ordenador.

La Laguna de los olvidados, una novela de Benjamín Barrett

Miércoles, Enero 22nd, 2014

Camino del hospital transportando a Annie en sus brazos, en la esquina de la Calle Núñez de la Peña con San Agustín miró hacia el cielo empezando a oscurecerse y sintiendo un resoplido de brisa caliente en su cara, haciéndole sacudir la cabeza hacia los lados. El cuerpo de la muchacha se balanceó de un lado a otro, mientras su cabellera a pocos centímetros del suelo se agitaba con el aire que empezaba a levantarse. Muy cerca de ellos, agarrado a las verjas del Instituto Cabrera Pinto estaba Usígnolo Carbone husmeando hacia el interior del jardín. Seamus recordó el momento en que relataba su incursión en el inframundo y pensó que tal vez estaría buscando la entrada. En silencio y sin apartar la mirada del sospechoso ilusionista, se alejó con la muchacha.”

(La Laguna de los olvidados, Benjamín Barrett, Neys Books)

Las tres novelas publicadas por Mariano Gambín (1) han hecho posible que en nuestro imaginario una ciudad tan fascinante y llena de historia como es La Laguna tenga lectura de suspense, aroma a thriller, a que resulte creíble como escenario de relatos en los que se hilvanan tramas con cierta complejidad en la que Aguere adquiere un importante protagonismo.

Resulta por ello inevitable pensar en las creaciones literarias de Gambín tras leer La Laguna de los olvidados (2) primera novela del músico y compositor Benjamín Barrett, ya que la ciudad de Los Adelantados es un personaje fundamental del libro –ya se anuncia en el título– en un relato en el que su autor combina lo fantástico y el suspense con un elogiable manejo de sus claves aunque el resultado final no termine por ser lo redondo que se le podría haber exigido al escritor.

De todas formas, y se agradece, La Laguna de los olvidados propone una lectura pensada para evadir al lector de su triste realidad, y cuenta con un espíritu de aventura refrescante.

Cuenta así la novela de Benjamin Barrett con un inicio que promete y que engancha. También se revela a un narrador que sabe crear atmósfera, en especial las que se desarrollan en espacios cerrados y algo tétricos.

La acción de La Laguna de los olvidados se desarrolla en otoño de 1892, a caballo entre La Laguna y Santa Cruz, cuando se producen una serie de asesinatos aparentemente inexplicables que coincide con la llegada a la isla de un grupo de niñas procedentes de un orfanato irlandés a bordo de un velero con bandera británica llamado Pandora. Con la arribada de este grupo de muchachas, desembarca un investigador de Scotland Yard, personaje que se une a otros protagonistas, locales y extranjeros, para conformar el paisaje humano de una novela en la que se representa prácticamente a todas las clases sociales que habitaban la isla a finales del siglo XIX.

El misterio a través del cual se articula el relato gira en torno a un manuscrito de Alonso Fernández de Lugo, primer adelantado de Tenerife, y que guarda un secreto que se oculta en las catacumbas de la ciudad y por el que muchos están ahora dispuestos a matar.

Benjamin Barrett escribe una novela en la que se nota su cariño por los relatos de aventuras, y ese cariño lo refleja muy bien en La Laguna de los olvidados, transformando la geografía urbana en la que se mueven sus personajes en territorios donde puede pasar de todo.

Su retrato de Santa Cruz de Tenerife como principal puerto de la isla, con tabernas en las que beben hombres y mujeres muy poco recomendables y la de una ciudad como La Laguna que casi parece ser frontera entre lo sobrenatural y lo real, están lo suficientemente bien descritos para que resulte creíble porque se trata de una novela cuyo espíritu es el de sorprender al lector, evadirlo, reiteramos, de su grisácea existencia.

Es un relato concebido para divertir y entretener y en el que en sus capítulos, veintisiete sin contar el epílogo, ocurren muchas cosas.

Encuadro así la novela de Benjamín Barrett en el mismo género que otros autores, como el ya citado Mariano Gambín, pero también Ángel Luis Marrero Delgado (3), han tanteado para moldear la isla, las islas, como escenario de fantasías en las que late el encanto siniestro de las novelas y relatos de corte fantástico del XIX. Historias pobladas de fantasmas y de hechos insólitos que transcurren en pueblos y ciudades de una Canarias mágica que necesita de éstas y otras voces para hacerla creíble como territorio literario.

(1) Nos referimos a la trilogía de La Laguna, que componen las novelas Ira Dei (Ira de Dios); El círculo platónico y La casa Lercaro, editadas en Roca Editorial.

(2) La Laguna de los olvidados junto a Sándalo y rapsodia, de Juan Jesús Pérez, son los dos primeros títulos de Neys Books, editorial que dirige el también escritor Juan Andrés Herrera. La Laguna de los olvidados incluye, además, un prólogo que firma el escritor, poeta, pianista y compositor Pablo Bethencourt.

(3) Ángel Luis Marrero Delgado es autor de las estupendas La extraordinaria narración de Peter Pendulum y El vampiro de la puñeta, editadas por Ediciones Idea.

Saludos, en busca del Necronomicón, desde este lado del ordenador.

Muchachos, una película de Raúl Jiménez

Domingo, Noviembre 17th, 2013

Guión y dirección: Raúl Jiménez Pastor. / Producción: Guacimara Rodríguez Alonso. /Ayte. dirección y coaching: Fátima Luzardo. /Fotografía: Raúl J. Pastor. / Montaje: David Cánovas./ Música: Pablo Cebrián, Tangatos. Intérpretes: Miguel A. Batista Rey, Antonio Cifo, Iván Prieto Abdul, Airam Hernández Molina, Héctor Castro Alonso, Manolo Guerra, Edgar García y Alba Pérez.

No sé si es consciente Raúl Jiménez del pequeño milagro conseguido con su primer largometraje, Muchachos, una cinta que irrumpe con entusiasmo renovador en un mundillo cinematográfico como es el que se cuece en las islas, tan preocupado por el sexo de los ángeles y casi siempre tan dantesco en sus pretensiones intelectuales.

Y desde esta perspectiva, Raúl Jiménez ha hecho a su manera historia.

Historia porque Muchachos mira directamente a su alrededor y muestra una realidad que está ahí. No huye de ella, sino que la revela manteniéndose al margen de discursos reivindicativos. Su objetivo, parece, es solo el de guiar al espectador en lo que es la vida cotidiana de sus protagonistas –un cúmulo de existencias cada vez más difícil por la mordida de la crisis– y a que compartan y arrastren  con ellos sus alegrías y penas manteniendo casi siempre un humilde pero constante pulso narrativo.

Mientras la mayoría de los trabajos que se ruedan en las islas prefieren divagar por otros territorios, contar relatos a veces con afortunado tesón lírico pero siempre aspirando a escapar de su geografía humana y física, Raúl Jiménez rompe los esquemas, pulveriza lo que presumía otra película rutinaria rodada en Canarias, porque baja hacia la tierra. Además, otro apunte insólito en un filme ya de por sí insólito, construye un complejo retrato coral donde se cruzan historias por la que circulan tres adolescentes, dos jóvenes sin demasiado futuro por delante; sus respetivos padres, un abuelo ilustrado y algo anarquista; un aprendiz de político y su novia…

Muchachos se localiza, aunque no se dice, en un barrio de la ciudad de La Laguna, y por su geografía se mueve toda esta fauna de protagonistas arrastrando sus penurias e inquietudes que se escribe en pantalla con una deliciosa y sonora variedad de acentos. Desde el canario más abrupto a un peninsular afincado en las islas, elementos que refuerzan el atractivo realismo –mágico en ocasiones– de una cinta que, más allá de sus flaquezas emocionales, sabe a auténtica.

Muchachos bebe de fuentes varias, aunque la más obvia es la de un cine con vocación social tan necesitado en las islas para entender lo que, humanamente, está pasando.

Para narrarlo, Raúl Jiménez hace equilibrios entre la sutil línea que divide drama y comedia y emplea para ello actores profesionales y debutantes con resultados muy afortunados.

El filme conmueve. Y se hace espacio, ese mismo espacio que buscan los protagonistas de la película. Una película que disculpa sus carencias, que el discurso tiemble, que, técnicamente, resulte a veces tan contundente y otras no tanto…

Muchachos es un largometraje independiente que ha costado dos años de trabajo, explicó Raúl Jiménez en el pase privado que ofreció el viernes, 15 de noviembre, en el espacio cultural Aguere. Y las razones resultan evidentes: indigencia presupuestaria. Aunque el cineasta supo salvarlas con imaginación y sobre todo, creo, una fe en el proyecto de la que deberían de tomar nota en el mundillo del cine canario. Más en unos tiempos donde la enlodada agua que brotaba del grifo del Gobierno regional ha dejado de manar.

Muchachos es por eso como un milagro. Una luz pequeñita pero honesta en sus intenciones que debería de obtener el reconocimiento que se merece. Quién sabe, igual recibe el empujón cuando se exhiba en el XXXIX Festival de Cine Iberoamericano de Huelva.

Pero eso solo lo saben los dioses.

Mientras tanto, quédense con este título, Muchachos, y con su director, Raúl Jiménez. También con el ejército de actores que participa y por los técnicos que se encuentran detrás de las cámaras. Esperen a ver una película distinta en nuestro universo canario con ecos, afortunadamente marginados, de Barrio (Fernando León de Aranoa, 1998) y otros que hubiera celebrado el  Luis Buñuel de Los olvidados.

Una película, Muchachos, que sin querer ser rompedora se coloca a la vanguardia del cine que actualmente se rueda a este lado del Atlántico.

Saludos, va por ellos, desde este lado del ordenador.

Dando la nota mientras podamos

Viernes, Noviembre 8th, 2013

* La crisis ahoga, la crisis estremece, la crisis nos hace ver el futuro en negro. Sin embargo, y afortunadamente en estos tiempos que corren, hay gente que arriesga. Y que apuesta por la Cultura aunque la Cultura sea, precisamente, la primera víctima de estos días sin vino ni rosas. Neys Books Ediciones, la editorial que dirige el también escritor Juan Andrés Herrera, presentará antes de que finalice el año sus dos primeros títulos: La Laguna de los olvidados, de Benjamín Barrett (Santa Cruz de Tenerife, 1963); y Sándalo y Rapsodia, de Juan Jesús Pérez (Los Realejos, 1967). Neys Books prepara además para comienzos de 2014 un  volumen de relatos en el que se recogen historias de algunos de los alumnos de la Escuela Canaria de Creación Literaria, Escuela que celebró recientemente su décimo aniversario.

* La colección G21 Narrativa Canaria Actual (Ediciones Aguere) que dirige Ánghel Morales tampoco pierde el tiempo. Calcula presentar antes de que finalice este año cuatro nuevos títulos, el primero de los cuales se dará a conocer el 27 de diciembre con una novela, Cinco mujeres que nunca subirán al cielo, que firma el escritor y editor de Neys Books, Juan Andrés Herrera. En lista de espera se encuentran, además, Nueve horas para morir, de Ángel Vallecillo; Mujeres en la encrucijada, de Javier Marrero y Un crimen lejos de París, de Daniel María. Este viernes, 8 de noviembre, el salón de actos de la Mutua de Accidentes de Canarias (MAC) en Santa Cruz de Tenerife acoge, a las 19 horas, la presentación de otra novela publicada en esta colección: El centro del gran desconocido, de Eduardo Montelongo. Participarán en el acto Néstor Delgado Morales, autor de la portada; el escritor Agustín Díaz Pacheco y el editor Ánghel Morales.

* Sorolla, el color del mar es el título de la exposición que acoge el Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz de Tenerife, hasta el 1 de febrero de 2014. La muestra, que ha sido producida por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y la Fundación Museo Sorolla, con la colaboración de la Fundación CajaCanarias y la Obra Social la Caixa, conmemora el 150 aniversario del nacimiento del artista valenciano reuniendo una selección de obras dedicadas al mar. La muestra está comisariada por la directora del Museo Sorolla, Consuelo Luca de Tena, y por José Manuel Pascual García, y es la primera exhibición monográfica de Joaquín Sorolla expuesta en Tenerife.

* El Aguere Espacio Cultural, en La Laguna (Tenerife), acoge este viernes 8 de noviembre, a partir de las 20.30 horas, la segunda proyección pública de Digital 104 Film Distribution, la distribuidora que la empresa canaria Digital104. Dos semanas después de exhibir seis de sus cortometrajes de ficción, propone ahora dos documentales: Las alas verdes del dragón. Drake en el mar de Canarias, dirigido por Miguel G. Morales; y Der Stuhl (La silla), de Daniel Martín Gómez, que se estrena en Canarias con la presencia de su director. La entrada al acto tendrá un precio de 2 euros.

Saludos, game over, desde este lado del ordenador.

El orden de los factores no altera el producto

Martes, Octubre 15th, 2013

* La Librería de Mujeres acoge este miércoles, 16 de octubre, y a las 20 horas la presentación de Off the road, el libro que Carolyn Cassady, esposa de Neal Cassady –el Dean Moriarty de En el camino de Jack Kerouac– dejó escrito para dar su visión de los hechos y de aquellas personas que formaron parte de lo que se conoció como Beat Generation. La traductora del volumen, editado en español por Ediciones Escalera, Ana Lima, será la encargada de revelar los entresijos de estas memorias por donde desfilan, entre otros, Allen Ginsberg, Kerouac, Neal Cassady, y cuya publicación coincide en castellano con su reciente fallecimiento, el pasado 20 de septiembre. En esta autobiografía, Carolyn Cassady describe sin resentimiento el alcance de la leyenda que Jack Kerouac forjó en torno a Neal Cassady en sus libros y que acabó por consumirlos a ambos en una agonía paralela de distancia, culpa, excesos y desengaños.

* Fantasía Editorial presenta el jueves 17 de octubre en la Librería La Isla, en Santa Cruz de Tenerife, y el viernes, 18 en el Espacio Cultural de la Casa de La Parra, en los Realejos, su segunda antología de relatos fantásticos, Bosques. Antes de comenzar el acto, a las 20 horas, los miembros el equipo de Escuela de Fantasía impartirá un taller gratuito de escritura de microrelatos a las 18.30. Entre los narradores que participan en Bosques se encuentran dos escritoras canarias, Rosa Gloria González y Gloria T. Daudén, quienes participarán en esta presentación junto a Inés Arias de Reyna, profesora de Literatura fantástica y escritora, y Rafa Turnes, fotógrafo y autor de la imagen de la portada de esta antología. Bosques es el segundo volumen de relatos fantásticos que publica Editorial Fantasía, trece historias que nacen de la relación que cada autor establece con el bosque, con sus leyendas, con sus misterios, siendo un lugar de encuentro y, a su vez, de huida de la realidad cotidiana. Además de los autores citados, participan también en Bosques con sus relatos Gema del Prado, Linda Y. Thomson, Susana Meyniel, Daniel Garrido, Mariano F. Wlathe, Manuel J. Alfonso, Carlos Piélago, Mercedes Tormo, Arien Vega y Laura Garrido.

* TEA Tenerife Espacio de las Artes acoge también el jueves, 17 de octubre, el estreno del largometraje Personas, de Guillermo Ríos, a partir de las 20 horas. Personas narra  la historia de cuatro personas que han sufrido algún tipo trastorno de salud mental; Olaya, Enrique, Akorán y Conrado nos cuentan sus vidas actuales, reflexionan sobre los que les sucedió y nos expresan sus proyectos de futuro. En un formato de largometraje documental y con una duración aproximada de 50 minutos, la película se construye con algunas tramas de ficción interpretadas por el actor Alex García. La cinta, producida por Festeam Comunicación y  Eventos S.L., fue patrocinada por Fundación en Pié y premiada por Metropolitano de Tenerife S.A.

* El escultor José Abad (en la foto de Ventura Alemán) ha invitado al poeta Alberto Pizarro a ofrecer un recital de poesía en el Espacio Bronzo, la sala de arte que el taller de fundición artística Esculturas Bronzo mantiene abierta en La Laguna. La intervención del poeta tendrá lugar este viernes 18 de octubre, a las 20 horas, en la sala, situada en la calle Núñez de la Peña, 19. La lectura de poemas, inserta en el espacio donde se muestra actualmente la exposición del artista tinerfeño José Abad, obra reciente, que permanecerá abierta al público hasta el 31 de octubre. El título del encuentro Poesía para amigos es en sí mismo el motivo de este singular acto, dada la profunda amistad que une a ambos artistas.

* El viernes 18 de octubre y en el Café Atlántico, en Santa Cruz de Tenerife, comienza la segunda edición de Lucha Libro Tenerife, campeonato de improvisación literaria. Participan en la primera eliminatoria a partir de las 21.30 horas La Mano Negra, Guayota, La Valquiria de Odín, El Vago de Oz, Tsunami, Reaper El Chivo, Awan y Arcadia de un total de dieciséis luchadores inscritos. La segunda eliminatoria se celebrará el sábado 19, y en ella medirán sus capacidades Nevus de Ota, Salvatore Curtis, Argonauta, Sanctus Calami, Flor de Loto, Oilda, El Bellaco Malandrín y Darko. Los cuartos de final y la gran final tendrán lugar en el mismo espacio y a la misma hora el viernes y el sábado 25 y 26 de octubre, respectivamente.

* Alexis Ravelo recibirá el próximo 22 de octubre en Madrid el XVII Premio de Novela Negra Ciudad de Getafe por La última tumba, título que pronto llegará a las librerías editado por Edaf. Ravelo propone en esta novela una historia que arranca en 1988, cuando Adrián Miranda Gil, un chapero drogodependiente, es condenado a 29 años de prisión por el brutal asesinato de Diego Jiménez Darias, asesor de un importante dirigente político regional. En 2011, tras cumplir más de veinte años de condena, Adrián afronta la libertad condicional como un preso modelo, desintoxicado y centrado en su rehabilitación. Pero, en secreto, ya ha comenzado a urdir su venganza al descubrir que su acusación y condena fue fruto no de un error judicial, sino parte de una conspiración en la que él ha servido como cabeza de turco.

Saludos, ¡eso es to-to-todo, amigos!, desde este lado del ordenador.