Archive for the ‘Cine de aquí’ Category

Noticias sobre ese cine que tanto nos (dis)gusta

Miércoles, Octubre 11th, 2017

* TEA Tenerife Espacio de las Artes acoge este miércoles, 11 de octubre y a partir de las 20 horas el estreno del cortometraje Efectos de sonido, de Óscar Martínez (Santa Cruz de Tenerife, 1971). La entrada para ver este trabajo, protagonizado por los actores Norberto Trujillo y Pepe Rey, es libre hasta completar el aforo del Salón de Actos.
 
Efectos de sonido se centra en la historia de un joven profesional del sonido para cine, que un día sale a la calle en busca de efectos mundanos con un nuevo aparato tecnológico que acaba de adquirir. Entonces, un cántico eclesiástico llega a su micrófono, atrapando toda la curiosidad del experto, y éste sonido lo conduce hacia un camino inesperado y aterrador.


 
* El largometraje documental Las postales de Roberto, dirigido por Dailo Barco y producido por Digital 104, se estrena en en la Seminci, la 52 Semana Internacional de Cine de Valladolid (21 al 28 de octubre), dentro de la sección Doc.España, dedicada al documental nacional, donde competirá con otros diez largometrajes.

Las postales de Roberto es una producción de Digital 104, que cuenta con la subvención de TEA Tenerife Espacio de las Artes-Cabildo de Tenerife y del Cabildo de La Palma y con la participación de la Televisión Pública de Canarias. Su estreno comercial en salas está previsto para 2018.

Saludos, fundamos a encadenado, desde este lado del ordenador

Nace Enfoque La Palma

Jueves, Septiembre 28th, 2017

La asociación insular Enfoque La Palma se presentó esta semana con el fin de impulsar y hacer crecer el tejido de empresas y profesionales que se dedican al audiovisual en la Isla. La presidenta de Enfoque La Palma, Mercedes Afonso, dijo que tras un año de “arduo esfuerzo”, se concretó la puesta de largo de este colectivo integrado por más de una decena de miembros. “Hace años que tengo la convicción de que La Palma es una isla de cine y ahora Enfoque quiere apostar por aprovechar esta oportunidad”.

Comunicado de la Asociación de Cineastas de Canarias Microclima

Miércoles, Septiembre 27th, 2017

La Asociación de Cineastas de Canarias Microclima ha hecho público un comunicado que, bajo el título de Bienvenidas las ayudas. Seguimos esperando el modelo, vierten sus opiniones sobre la resolución de subvencionar a casi un centenar de proyectos audiovisuales en las islas y que se dieron a conocer este martes, 25 de septiembre, en el Boletín Oficial de Canarias (pinchar enlace y acceder al apartado de Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento).

Microclimas reclama, en este comunicado que el reparto de ayudas esté vinculado a Cultura como en el pasado y no al área de Economía como sucede actualmente.

Reproducimos a continuación íntegramente el texto (en la imagen, los miembros que asistieron a la última asamble de la Asociaciòn Microclima).

“Ante la reciente resolución de las ‘Subvenciones para la producción, desarrollo y finalización de obra audiovisual canaria’ por parte de la Dirección General de Promoción económica (Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento), publicadas el pasado día 26 de septiembre de 2017 en el BOC, desde la Asociación cineastas de Canarias Microclima agradecemos profundamente el esfuerzo técnico desarrollado por las instituciones y el sector, así como las escuchas y consultas puntuales que se han realizado para conseguir sacar este complejo procedimiento tras más de cinco años sin ayudas a la producción. También queremos felicitar a los compañeros que han obtenido financiación.
 
Sin embargo, toda esta activación del audiovisual concretada en la recuperación de las ayudas al cine vuelve cargada de lo que para nosotros son antiguos vicios que tienen como resultado la improvisación y la poca claridad de un modelo o estrategia del sector, que es el fondo del problema que nos preocupa: no tanto la cuantía de las ayudas como el sentido de éstas, es decir, el modelo de sector audiovisual que persiguen. Por ello planteamos una serie de consideraciones sobre lo que ha sido esta convocatoria y compartimos con el sector y la sociedad canaria algunas propuestas de mejora para el futuro.
 
1. El cine como bien cultural: Es importante que la sociedad canaria y su Gobierno entiendan que el cine es un bien cultural, una herramienta fundamental para consolidar nuestro universo simbólico, una muestra de la identidad de un pueblo y sus gentes, además de un bien económico (que también lo es). Todas las comunidades autonómicas, el propio Estado Español y Europa, gestionan las políticas audiovisuales desde las áreas de Cultura. Que en Canarias estas ayudas se promuevan desde el área de Industria es una excepción, una anomalía, que lleva a que en muchos puntos no se entienda en su globalidad las peculiaridades del hecho cinematográfico.
 
2. Diferentes modalidades en las ayudas a la producción. Ante la gran diversidad presupuestaria de los proyectos es necesario que la convocatoria anual de ayudas ofrezca diferentes modalidades en función de tramos presupuestarios, como ya se hace en otros lugares del territorio español y europeo, y no en una única modalidad como sucede ahora. La idea es que no compitan producciones de menor presupuesto o primeras películas con grandes presupuestos y directores consolidados. El modelo debe ser diverso y por ello entendemos que deben de tener objetivos y baremos de puntuación diferenciados.
 
3. Diferentes reglamentos normativos según la convocatoria. Entendemos que es necesario diferenciar también los reglamentos normativos que regulan la convocatoria. En las actuales ayudas se aplica un mismo y homogéneo reglamento para todo, el Reglamento UE 651/2014. Desde Microclima hemos propuesto sin éxito a los responsables y lo seguiremos defendiendo el uso del Reglamento de Minimis (UE 1407/2013) para todas las líneas de ayudas que no sean a producción, tales como desarrollo, finalización, cortometrajes o guion. El Minimis permite mayor porcentaje financiero respecto al presupuesto solicitado y las obligaciones o deberes de justificación del proyecto están más cercanas a la realidad. En la mayor parte de los casos el reglamento actual solo contempla acceder a un 50%  de la ayuda pero con el compromiso de ejecución del 100% del presupuesto presentado. Esto genera graves problemas en la justificación, en particular en las líneas de actuación de Desarrollo y Finalización, ya que en estas fases es realmente muy difícil y muy improbable financiar el otro 50 %. Son etapas que se apoyan en la capitalización de recursos y tiempo propios, cosa que tampoco se permite aportar (algo que sí se permite en las ayudas del programa europeo Media). Todo ello ha provocado que las pequeñas productoras y cineastas independientes que quieran desarrollar o sacar adelante sus propios proyectos no hayan podido optar a estas ayudas.
 
4. Gestión de cobro anticipado. Actualmente, si un proyecto recibe la subvención (que en términos generales nunca sobrepasará el 50% del presupuesto), solo la cobrará una vez haya ejecutado el proyecto y gastado el 100% del presupuesto de la anualidad correspondiente.  Para proyectos pequeños o para empresas grandes con mucho volumen de facturación esto puede ser posible, pero para el resto de los casos es algo que dificulta enormemente la ejecución de los proyectos por ausencia de liquidez, siendo la única salida la constitución de costosos avales y créditos bancarios. Demandamos la búsqueda de soluciones efectivas para que la ayuda se pueda cobrar por anticipado y contar con esa parte de liquidez para comenzar a producir las obras audiovisuales, tal y como hacen otras administraciones públicas con subvenciones de cine (ICAA, TEA-Cabildo de Tenerife o incluso el propio Gobierno de Canarias en las antiguas ayudas).
 
5. Recuperar las ayudas al guion. Las ayudas a guion existieron durante varios años pero luego fueron eliminadas al comenzar el Laboratorio de Escritura Audiovisual de Canarias (LEAC), que nos parece que ha dado escasos resultados. Ahora que ha desaparecido también el LEAC no existe ninguna línea de ayudas para la escritura del guion, ni tampoco otros proyectos formativos o becas que, bien planteados, ayuden a cimentar el primer eslabón de toda producción. Apoyar buenos guiones es fundamental para luego poder hacer buenas películas.
 
6. Mesa de expertos. Creemos que para debatir estas propuestas y analizar el proceso de la convocatoria es muy importante que se constituya una mesa de expertos para poder realizar un documento de mayor solidez técnica que reúna las diferentes aspiraciones del sector y que contribuya a definir y hacer avanzar la política audiovisual de Canarias en el actual contexto. Las subvenciones son, por su cuantía y por todo lo que implican, la herramienta donde se materializa la mayor parte de la política audiovisual de un territorio. Por ello, las convocatorias deben revisarse constantemente, adaptarse, mejorarse, no pueden ser conservadoras.
 
7. Avanzar en la construcción de un nuevo modelo para el cine en Canarias. Más allá de esto, insistimos en que la política audiovisual de Canarias no debe circunscribirse a la inversión urgente de los fondos sino que ha de contemplar la consolidación de un modelo constructivo y diverso. El sector necesita un interlocutor único, claro y con poder ejecutivo, ya que ahora mismo no existe, y los diferentes programas están diseminados entre áreas de Industria y Cultura, con responsables también diferentes. Tenemos la sensación de que cada año hay que volver a poner en marcha una maquinaría que a estas alturas debería estar más engrasada. Para ello es fundamental situar ya en el horizonte la creación del Instituto o Agencia del Audiovisual de Canarias, como el organismo interdisciplinar que marque los objetivos y las estrategias a largo y corto plazo del sector.
 
Conclusiones
Desde Microclima estamos convencidos de que se ha abierto una extraordinaria oportunidad para el sector y la sociedad canaria, no solo por el regreso de fondos públicos al cine, sino también por la confirmación de la Islas como plató natural de buena parte de las producciones nacionales e internacionales gracias a los incentivos fiscales.  Pero todo esto no es suficiente. Creemos que hace falta claridad, estrategia y buen hacer para ponernos a la altura de otros territorios punteros en la producción cinematográfica, como Cataluña, Galicia, Andalucía, Valencia o País Vasco. Desde Microclima entendemos que es el momento de analizar y abrir nuevamente el debate de lo que se ha hecho hasta ahora y de hacia dónde queremos ir, para que este brote de optimismo del sector y conciencia sociopolítica no se agote de la noche a la mañana volviendo a situarnos en el páramo de los últimos cinco años. Esperamos que pronto podamos presumir de un modelo claro, sostenible, participativo y beneficioso para la producción local.

27 de septiembre de 2017”

Saludos, ¿fundido encadenado?, desde este lado del ordenador

Canarias subvenciona con 2.821.697 euros casi medio centenar de proyectos audiovisuales

Martes, Septiembre 26th, 2017

La Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias ha publicado este martes 26 de septiembre en el Boletín Oficial de Canarias la resolución provisional de las ayudas destinadas a la producción, desarrollo y finalización de obra audiovisual, por la que cual se acuerda subvencionar con 2.821.697 euros un total de 49 proyectos presentados.

Si pinchan el enlace y acceden al apartado de Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento conocerán los proyectos subvencionados a desarrollo de proyectos audiovisuales; producción de obras audiovisuales (largometrajes, animación, documental y series); producción de cortometrajes; y finalización de proyectos audiovisuales actualmente en producción o postproducción.

Saludos, a la expectativa de los resultados, desde este lado del ordenador

Diez años con ‘La Caja’

Lunes, Septiembre 25th, 2017

Título original: La Caja / Año: 2006 / Duración: 107 minutos / País: España / Director: J.C. Falcón / Guion: J.C. Falcón, Víctor Ramírez / Productora: Aiete-Ariane Films / Oberón Cinematográfica / Take 2000 / Música: Joan Valent / Fotografía: Gonzalo F. Berridi / Reparto: Ángela Molina, Elvira Mínguez, Antonia San Juan, María Galiana, Joan Dalmau, Vladimir Cruz, José Manuel Cervino, Manuel Manquiña, Jordi Dauder, Mari Carmen Sánchez, Petite Lorena

Hace diez años del estreno de La Caja, una película de Juan Carlos Falcón que se inspira en la novela Nos dejaron el muerto, de Víctor Ramírez, y que transcurre en las Canarias de los años sesenta.

Película de actrices, porque ellas son las protagonistas de esta historia aunque el muerto sea un hombre, La Caja intentó ser un sainete con apuntes neorrealistas que a ratos funciona con el fin de recrear unos tiempos bajo el dominio de la represión, una represión moral, social y política que pesa como una losa en los protagonistas de la novela y la película.

El drama en la película queda sin embargo un tanto minimizado por la puesta en escena y los interiores, demasiado teatrales, en los que se desarrollan muchas de las partes del largometraje.

El drama, como todo drama que se precie, gira en torno a la venganza, una venganza múltiple que tiene como víctima al muerto, un hombre va conociendo el espectador que fue un canalla en vida y en el que ahora, siendo cadáver, padecerá todo tipo de tropelías por parte de las protagonistas.

No es La Caja una comedia, aunque tenga algo, muy poco, de humor negro, y sí de retrato liviano de un grupo de mujeres entre las que se encuentran los personajes que interpretan Ángela Molina, la esposa del muerto, y una potente Elvira Mínguez, su vecina, quien presta una de las habitaciones de su casa para velar al muerto antes de que lo trasladen al cementerio.

Hay una subtrama, el dinero desaparecido del ausente, y momentos lo suficientemente delirantes y vitriólicos para que la cinta aún continué respirando cierta frescura diez años después de su estreno.

Le pasa factura, no obstante, esa mezcla no del todo combinada entre sainete y comedia negra, así como la composición teatral de muchas de las escenas, elemento se ha apuntado previamente que retrasa el buen devenir de una película que, como en varias de las novelas de su autor, esconden bombas con efecto retardado.

Los personaje principales de La Caja son mujeres, los hombres asumen el papel de secundarios y son representados como aprovechados, como el que interpreta Manuel Manquiña; apuestos y honrados, como el que asume Vladimir Cruz o sencillamente malvados como el muerto, a quien le vemos la cara y conocemos a través de los diálogos que fue todo menos buena gente.

La ambientación es más que correcta en los exteriores, y hace pensar en lo interesante que podría resultar que se rodaran más películas de época que se desarrollen en Canarias con el objeto de indagar cinematográficamente en lo difícil que fue para muchos hacerse un hueco en una sociedad a la que le costaba salir de la miseria.

Ese eco se atisba en La Caja, pero no aprovecha esa mirada, que podría haber estado centrada en la del niño, sobre un universo femenino que ni perdona ni olvida, por lo que aprovechan la ocasión para rendir cuentas sobre el cadáver de un mal hombre.

Diez años después, La Caja ya no es la misma caja. Funciona, pero con chirridos, y no termina de avanzar con regularidad al no expandir la historia que da origen al filme: la de un muerto que nadie quiere y la del hombre que en vida nadie quiso, aunque sea precisamente su cuerpo lo que en una sacrílega comunión une a los miembros de una misma familia.

Saludos, diez años no son nada, desde este lado del ordenador.

‘La niebla y la doncella’, una película de Andrés M. Koppel

Lunes, Septiembre 11th, 2017

Título original: La niebla y la doncella / Año: 2017 / Duración: 104 minutos / País: España / Director: Andrés M. Koppel / Guion: Andrés M. Koppel (Novela: Lorenzo Silva) / Fotografía: Álvaro Gutiérrez / Productora: Atresmedia Cine / Hernández y Fernández PC / Tornasol Films / Reparto: Quim Gutiérrez, Verónica Echegui, Aura Garrido, Roberto Álamo, Marian Álvarez, Paola Bontempi, Sanny van Heteren, Isak Férriz, Cristóbal Pinto, Santi López, Quique Medina, Beneharo Hernández, Jorge Kent, Elena Di Felice Benito, Fernando Navas, Adrián Galván

Con La niebla y la doncella se estrena como director de largometrajes Andrés M. Koppel. En su filmografía destaca como autor del corto La raya, una deliciosa comedia que transcurre en la isla del Hierro y bastantes guiones como colaborador en películas como Intacto (Juan Carlos Fresnadillo, 2001); Noche de Reyes (Miguel Bardem, 2001) y en Zona hostil (Adolfo Martìnez Pérez, 2017), entre otras.

Andrés M. Koppel, que fue también director de la Filmoteca Canaria, adapta en su estreno como realizador La niebla y la doncella, de Lorenzo Silva, tercera novela que el escritor dedica a la serie que protagonizan la pareja de guardias civiles Rubén Bevilacqua y Virginia Chamorro, historias de suspense que cuentan con muchos seguidores y en las que sus protagonistas recorren la geografía española aunque en la última entrega, la octava de la serie, En tierra de escorpiones, traslada al ahora subteniente Bevilacqua a una base militar en Afganistán, para que resuelven casos teñidos de muerte y corrupción en clave de novela policíaca.

La adaptación cinematográfica de la novela, y que escribe el mismo Andrés Koppel, es bastante libre con respecto al original literario pero no defraudará a los seguidores de la serie . Cuenta, además, con el añadido de que se desarrolla en los fascinantes paisajes de La Gomera, muy bien fotografiados Álvaro Gutiérrez y que están muy presentes en la película. Forman, de hecho, una unidad con los personajes y el relato de misterio que propone la trama.

El cineasta sabe crear atmósfera y como en la novela, la niebla espesa y fantasmal que domina los montes del Cedro sirven de metáfora para narrar el espíritu de una isla y de los personajes que la habitan. Se masca, además, la tensión entre sus protagonistas, aunque no termine de resultar convincente Quim Gutiérrez como sargento Bevilacqua pero sí las actrices, en especial una estupenda Verónica Echegui y una más que correcta Aura Garrido como la cabo Chamorro.

La niebla y la doncella apuesta por el relato detectivesco, la resolución del crimen, pero también ofrece atractivas miradas sobre la isla y sus habitantes y una crítica velada a cómo se está destruyendo su paisaje natural con monstruosas instalaciones hoteleras.

Como sucede también con otras películas españolas, se hace a veces incomprensible lo que dicen los actores aunque no sé si se trata de un problema de vocalización de los intérpretes o del sonido de la sala donde se vio la película pero cuesta bastante entender lo que hablan en una cinta en la que la palabra es fundamental para que el espectador participe también en la resolución del caso.

Pese a este inconveniente, La niebla y la doncella es una película que captura la atención del espectador, a quien hace partícipe de las investigaciones hasta concluir en un final al que sí le falta de más brío y emoción.

La Gomera, y algo Tenerife que también aparece como escenario en la película, muestra las dos caras de un archipiélago con cierta mirada crítica, ya que revela que más allá de los espectaculares y paradisíacos paisajes se esconden otras realidades que en la mejor tradición de David Lynch resultan muy oscura y perversas.

La interpretación de la isla como un espacio en el que nada es lo que parece.

Esta contradictoria condición, que Andrés Koppel resalta en la película pero sin chirridos extremistas, quizá sea uno de los mayores atractivos de esta película que a medida que avanza sabe transmitir la sensación de desasosiego, traición y engaño que se apodera de Bevilacqua, un agente sagaz, licenciado en Psicología, que descubre finalmente que en Canarias nada es lo que parece, que detrás de su vistosos y exóticos paisajes se esconde una realidad turbia y extremadamente peligrosa.

Saludos, se ha dicho, desde este lado del ordenador.