Archive for the ‘Cine de aquí’ Category

Atraco (im)perfecto

Lunes, Junio 17th, 2019

Título original: La estrategia del pequinés / Año: 2019 / Duración: 96 min. / País: España / Dirección: Elio Quiroga / Guion: David Muñoz, Elio Quiroga, Alexis Ravelo (Novela: Alexis Ravelo) / Música: Brutalizzed Kids, Elio Quiroga, Alejandro Ramos, Due / Fotografía: Juan Antonio Castaño / Reparto: Unax Ugalde, Kira Miró, Enrique Alcides, Ismael Fritschi, Gonzalo Hernández, Jorge Bosch, Pep Jové, Alejandro Almeida / Productora: Zanzibar Producciones Audiovisuales / Begin Again Films / La Huella Efectos Digitales SL / Servicio de Cultura del Cabildo de Gran Canaria / Ian Stewart Producciones Cinematográficas / Instituto de Crédito Oficial / Televisión Española (TVE) / Televisión Pública de Canarias

Por aquel entonces todo parecía más o menos tranquilo en los territorios de la novela negra española hasta la publicación, entre otras, de La estrategia del pequinés, una novela de Alexis Ravelo en la que sus protagonistas eran parias de la tierra, famélica legión que formaban dos delincuentes de medio pelo; Cora, una prostituta que tiene el mismo nombre de la protagonista de El cartero siempre llama dos veces, de James M. Cain, y una ciudad, Las Palmas de Gran Canaria, descrita con una siniestra paleta oscura.

Hasta ese momento y salvo más que honrosas excepciones, la literatura policíaca que se escribía en este país –y mucho me temo que también la que se escribe ahora– estaba protagonizada por guardias civiles, policías nacionales y autonómicos como los cuerpos policiales vascos, catalanes y navarros, todos ellos honrados profesionales y defensores de la ley que habían obviado el verdadero espíritu que hizo grande al género, la denuncia de una realidad social corrupta, envenenada por dentro.

El género era el mejor acicate para criticar duramente la realidad de aquellos días y Ravelo, aún un escritor dubitativo, procuró mostrar cómo pensaban y cómo eran los que no lo tuvieron fácil, esos parias de la tierra que podían ser detectives privados solitarios, periodistas que aún creían en la honestidad de su oficio y delincuentes que luchaban y luchan contra el sistema.

Partiendo de esta base, Alexis Ravelo recuperó una tradición todavía poco explotada en España con La estrategia del pequinés, una obra en la que cuenta cómo un grupo de perdedores son capaces de enfrentarse a los gigantes, los poderosos y corruptos.

En esta novela que podría ser como una reinterpretación muy personal de La jungla de asfalto, de W.R. Burnett, creíble y con acento de aquí, el robo, el acto delictivo, es cometido a otro ladrón, solo que éste, abogado, está perfectamente instalado en una sociedad que solo mide a los demás por el rasero de lo que lleva en el bolsillo, por lo que la novela además de la denuncia venía a decir que en el mundo del crimen existen también las clases.

Un conflicto el de clase que con el paso de los años ha venido a ser una de las constantes de la mayor parte de la producción literaria de Alexis Ravelo, quien detiene la mirada en unos protagonistas que nacieron sin nada mientras describe a navajazos a los corruptos y poderosos, los que manejan el cotarro, los adoradores del becerro de oro.

Elio Quiroga, un cineasta que cuenta con una interesante y personal filmografía, adapta a la pantalla grande la novela de Alexis Ravelo y el resultado final con todas sus carencias no deja de ser satisfactorio además de una eficaz adaptación del libro.

La película se deja ver y a ratos se deja ver muy bien. Su estética a los años 70, impecablemente fotografiada en tonos muy fríos por Juan Antonio Castaño y dividir la pantalla con el objetivo de imprimir velocidad a la narración son solo algunos de los hallazgos de un filme que ha sabido captar el espíritu de la novela original, lo que no era una tarea fácil.

En todo este proceso, Elio Quiroga no traiciona su mirada, bien es cierto que más contenida que otras veces pero esto en vez de ir en demérito redondea una cinta que, a nuestro juicio, es la más lograda de un cineasta que tiene ojo cinematográfico y que no traiciona aunque sí matiza su estilo.

El reparto ayuda a sostener la película. Kira Miró hace de Cora y viste al personaje con el mismo encanto con el que la describió Alexis Ravelo en la novela. Lo mismo pasa con Unax Ugalde y Enrique Alcides como Junior, turbio y peligroso. Destaca también el trabajo de Ismael Fritchi, Jorge Bosch y Pep Jové, este último como El Gordo, personajes todos que encajan muy bien en el imaginario que como lector asumimos al leer la novela.

En cuanto a la historia, Elio Quiroga refleja lo esencial de la obra literaria recogiendo algunas de las claves que Ravelo diseminó en ella y que ya forman parte del universo del escritor como es recurrir a la variedad del español que se habla en Canarias, y que en la película como en la novela no chirría, se desliza perfectamente entre unos y otros, y describir el paisaje nocturno de una ciudad que resulta muy creíble como espacio negro y criminal.

Como espectador, se me fueron las casi dos horas que dura el largometraje como si nada, la misma sensación que tuve cuando leí el libro. Al mismo tiempo, me preguntaba las razones de que no se recurra con más frecuencia al rico y variado material literario que hay en las islas para ser llevado al cine.

La estrategia del pequinés, al margen de su origen literario, funciona también como película autónoma y romperá moldes en el cine de género que se rueda en España porque su mensaje es directo y sus protagonistas tipos que han terminado así porque les fue mal en la vida. Pese a todo, intentan vivir y dejar vivir.

Se trata de un filme atípico que hace verosímil una historia de amor y muerte que transcurre en un escenario conocido y en el que algunos de sus personajes hablan con acento canario y otros peninsular. La mezcla no resulta cacofónica sino natural porque este elemento es uno más de una película que sin ser redonda atrapa porque narra muy bien una historia que va más allá del robo y que sin pretensiones y agradecida humildad resuelve de manera notable el espíritu de un libro que a su manera hizo historia en el género negro y criminal español y ahora en la carrera como cineasta de Elio Quiroga, un tipo que ha sabido transmitir el mundo imaginado por Ravelo en imágenes. Algunas de ellas muy poderosas como la del puerto de la capital grancanaria iluminado de noche por las plataformas petrolíferas o la del reencuentro de la pareja protagonista.

Saludos, amanece, desde este lado del ordenador

La isla del infierno, una película de culto, en dvd

Sábado, Mayo 25th, 2019

Existen las películas de culto y las películas que quieren ser de culto. A las primeras se las reconoce porque cuando se estrenan generan a su alrededor algo parecido a una secta de fanáticos, un grupo que se cree ungido por la revelación y que termina por hacer suya esa cinta probablemente marciana porque tiene algo, y ese algo es lo que genera su razón de culto.

Los segundos engloban a todas esas películas que nacieron con la idea de ser o rendir culto a otra de culto. Por norma general suelen estar bien, han sido realizadas con cierto oficio por aficionados que, en el delirio de su culto o friquismo escogen una forma de hacer las cosas mal hechas sin ser conscientes, o lo que es peor, siendo conscientes, de que con ello sacrifican su personalidad si alguna vez la tuvieron. El acabado de las obras resulta así de poco interés ya que se tratan de imitaciones del uno o varios originales olvidando lo que hace grandes a las auténticas películas de culto, películas que son de culto no por ser malas, y muchas lo son a rabiar, sino porque tienen algo que las caracteriza, las diferencia del resto Tienen, en definitiva, mirada, personalidad.

La isla del infierno, ya en dvd, pertenece a la primera categoría porque se trata de una película de culto. Un nuevo visionado confirma además lo que se vio la primera vez en cines, que continúa funcionando porque detrás de cada una de las escenas, elaboradas pese a la escasez de medios, se encuentra la mano de un director, Javier Fernández Caldas, que vuelca en algo más de una hora todos los referentes cinematográficos que lo han configurado como cineasta.

Por eso es tan difícil de catalogar y mucho menos ubicar en cualquier corriente genérica está refrescante y enloquecida película porque La isla de infierno no es una película histórica aunque se desarrolle en un periodo histórico muy concreto, pero sí que se trata de una película de aventuras al viejo estilo y un puchero en el que se guisa condimentos que van desde el cine de piratas al fantástico cocinado al fuego lento de una genuina y salvaje anarquía en el que todo vale para entretener al espectador.

Entre los aciertos de la película destacaríamos su amplía y variada galería de personajes comenzando por el capitán, interpretado por un inmenso José Conde con energía inagotable y los templarios, estrafalarios guerreros mitad monjes y mitad soldados que lidera en el filme un también inmenso Arturo Soriano. Otros personajes de relieve son los miembros de la tripulación del barco pirata y entre los que se encuentran Rogelio, Silver y El Hermético a la cabeza, sin olvidar al pigmeo que cabalga un avestruz y los guanches, con traidores a la comunidad por vino, inmenso el actor que lo encarna, Luis Herrera, y los conquistadores europeos, cuyo oficial en la película, inmenso Domingo Regalado/Rosario Miranda, despierta inquietud en cada momento que aparece en pantalla.

En este aspecto y pese a las flaquezas, vías de agua que parecen que van a anegar la película, La isla del infierno sale adelante haya o no tormentas porque todo cuanto cuenta va a sorprender al espectador si se rinde ante un filme que solo busca entretener sin desdeñar, ojo, su mensaje.

Y el mensaje, entre los muchos que se cruzan en un largometraje de 80 minutos de duración que saben a muy poco, es que lo mejor es perseguir quimeras que quedarse en casa aguantando las quejas de una esposa –buena o mala se deja al criterio del espectador–.

En cuanto a la isla, que es el otro gran protagonista de la historia como la isla de la Calavera lo era en King Kong, no se han rodado en Tenerife sus paisajes con tanto extraño lirismo. Sus playas, sus bosques, las faldas del Teide adquieren además de una insólita plasticidad un extraño componente fantástico.

El filme que celebra su veinte aniversario con el reestreno en cine de la cinta el año pasado y ahora la edición del dvd, ha sabido envejecer como los buenos vinos, por lo que visionarla de nuevo e imagino que descubrirla transcurrido ya esta cortina de años, es una experiencia gozosa siempre y cuando se vea con los ojos abiertos y la cabeza vacía de prejuicios porque La isla del infierno desde su inicio hasta el final promete lo que da: desparpajo, emoción y un sentido de la aventuras que está mucho más próximo al espíritu de los filmes de los años 30 y 40 que al actual, donde la palabra aventura ha perdido su sentido original que no era otro que el de abrir caminos al espíritu.

El dvd que celebra el veinte aniversario de La isla del infierno consta también con extras. Extras que incluye el cortometraje El último latido (1993), uno de los primeros trabajos del cineasta y momentos del rodaje de la película que ayudará a hacerse una idea de cómo se rodó una cinta que desde el año de su estreno, un ya lejano 1998, hasta hoy se ha convertido en eso, una película de culto.

Saludos, hemos dicho, desde este lado del ordenador

La producción canaria ‘De los nombres de las cabras’ obtiene el Gran Premio Ciudad de Lisboa

Sábado, Mayo 18th, 2019

La producción independiente canaria De los nombres de las cabras co-dirigida por Miguel G. Morales y Silvia Navarro Martín, ha sido galardonada por unanimidad del Jurado con el Gran Premio Ciudad de Lisboa al mejor largometraje en el marco de la décimosexta edición del Festival Internacional de Cine Indie Lisboa, celebrado entre el 2 y el 12 de mayo-

La película, cuyo estreno mundial se celebró en el marco de este festival el lunes 6 de mayo, mereció este galardón por “su investigación rica e intrincada del pasado colonial reciente y su interacción con épocas y tradiciones anteriores en las Islas Canarias, a través de secuencias de archivo seleccionadas de manera experta, entrevistas en audio y un paisaje sonoro completamente envolvente”.

El jurado estuvo formado Ardine Pintilie, Boyd van Hoelj e Ivo Ferreira.

De los nombres de las cabras se trata de un documental experimental materializado en su totalidad con archivo fílmico, sonoro y fotográfico de 1920 a 1970. A partir de registro etnográfico del arqueólogo Luis Diego Cuscoy (1907-1987), Silvia Navarro Martín y Miguel G. Morales desarrollaron una investigación durante tres años en filmotecas, museos y fondos internacionales para ofrecer una eflexión sobre la construcción de la mirada mitológica, colonial y tropicalizada en Canarias. La película se terminó de construir con fragmentos de más de 30 fondos fílmicos, algunos de ellos, inéditos hasta la fecha.

Esta ardua labor de investigación y creación cuenta además con un minucioso trabajo de montaje de la mano del cineasta y co-guionista en este documental, Ivó Vinuesa, y un diseño sonoro de Juan Carlos Blancas.

De los nombres de las cabras ha participado recientemente, en su estreno en Italia, en la sección oficial internacional del IV Festival di Cinema del reale ISREAL, que se celebra cada año en la isla de Cerdeña.

El desarrollo y finalización de este largometraje ha sido posible gracias al apoyo y subvención del Cabildo de Tenerife, en colaboración con TEA Tenerife Espacio de las Artes y la participación de TVC Televisión Canaria y la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Conserjería de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias.

Saludos, enhorabuena, desde este lado del ordenador

Vemos y además leemos que…

Miércoles, Mayo 15th, 2019

Vemos Un día sin fin (Giulio Manfredonia, 2006) que es algo así como la respuesta italiana a Atrapado en el tiempo (Harold Ramis, 1993) y nos quedamos con la boca abierta no por la sorpresa sino por el sopor que significa su contemplación. Salvo que el filme se rodó en las islas Canaria, concretamente en Tenerife, poco o ningún interés despierta esta cinta de pesadillescos y cómicos bucles temporales, que cuenta entre sus intérpretes con Antonio Albanese, Fabio de Luigi, Goya Toledo y Pepón Nieto.

Vemos El fotógrafo de Mauthausen (Mar Tarragona, 2018), unairregular película que aborda un aspecto muy poco conocido de los campos de concentación nazis como fue la presencia de prisioneros españoles, en esta ocasión centrado en la vida del fotógrafo español Frances Boix, que interpreta el actor Mario Casas y de cómo logró sobrevivir al infierno. La música de la película está escrita por Diego Navarro, quien no camufla la influencia del Jonh Williams de La lista de Schindler en su partitura. En cuanto al filme, cumple con su objetivo aunque resulta demasiado monótono y frío.

Un grupo de asociaciones culturales ha hecho publico su malestar ante la situación que vive la cultura en Canarias a través de un manifiesto que pueden leer si pinchan aquí. Esto de los manifiestos culturetas no es nada nuevo y suelen reproducirse en época electoral lo mismo que la de celebrar reuniones con el sector que pese a sus buenas intenciones, incluido el despiste del político de turno, no suelen llegar a ningún puerto. Con todo, un poquito deporfavor con este escrito que sin exaltaciones pide más o menos lo que se demanda cuando se acerca el día D y la hora H de votar. Recibimos no obstante con alegría este sos por la cultura, curtura para unos y para otros, que se hace en las islas

Saludos, gota a gota, desde este lado del ordenador

No te mentiré, una película de Josep Vilageliú

Martes, Abril 23rd, 2019

Producción: Laly Díaz y Doris Martínez. Guión: Josep Vilageliú, a partir de la novela de Doris Martínez. Dirección: Josep Vilageliú. Ayte. dirección: Joaquín Ayala. Fotografía: Facundo Pérez. Sonido: Mike Espino. Postproducción sonido: René Martín. Música: René Martín. Edición: Josep Vilageliú. Aux. dirección: Cristina Piñero.  Aytes producción: Mari Carmen Díaz, Humberto Ramos. Canción: Don’t Get On My Way, de la banda Mother Of Bombs. Intérpretes: Cathy Pulido, Idaira Santana, Cristina Piñero. Duración: 27′ 30”

Cineasta con una notable filmografía, el cine de Josep Vilageliú bascula en una difusa frontera donde lo onírico se mezcla con lo poético. Su cine cuenta además con numerosas constantes que no ha traicionado a lo largo de su carrera, señas de identidad que define su compromiso militante en forjar películas que configuren una obra en la que se puede observar sus preocupaciones y reflexiones en torno a lo femenino desde una perspectiva masculina a la que ha desprendido de machismos recalcitrantes.

Su estudio, muy personal, sobre la mujer forma parte de un imaginario en el que el cineasta muestra su filosofía para ofrecer novedosas variaciones sobre un mismo tema en el que explora a través de relatos marcademente intimistas la relación que ellas mantienen con ellos, los hombres.

No te mentiré, su nuevo trabajo, no nace de una idea original sino que es fruto de una adaptación muy personal de la novela del mismo título de Doris Martínez para construir un relato que oscila entre la aventura de amar y ser amado y cómo tras el desamor la felicidad de entonces es la tristeza de hoy.

Con una excelente producción, No te mentiré flojea sin embargo por su origen literario que si bien traduce en imágenes, abusa del empleo de la voz en off, lo que desinfla la mayoría de las escenas porque palabra e imagen dan la sensación que van por caminos diferentes.

Al margen de esta molestia que paulatinamente va disolviéndose en el ánimo del espectador, éste acoge con sorpresa lo que solo es aparente divorcio entre lo que se ve y lo que se dice porque No te mentiré funciona como atractivo experimento de lo que podría ser la unión entre la literatura y el cine que se hace en estas tierras fragmentadas y tan alejadas de las manos de los dioses.

Bien realizada y con una planificación contenida y nada relamida, No te mentiré ofrece más que una mirada una interpretación cinematográfica de la novela original aunque, se insiste, el uso de la voz en off obliga a pensar en todo momento que se trata de una adaptación que no necesitaba de la lectura de los fragmentos que dictan las dos protagonistas del filme, Idaira Santana y Cathy Pulido, actrics que por otro lado están formidables y que tienen el difícil reto de conducir la película.

En ellas descansa todo el peso de una historia en la que por sus gestos, silencios y maneras de moverse traducen lo que sienten sus protagonistas sin necesidad de palabras.

No termina de seducir No te mentiré la película y aún siendo consciente de que cine y literatura son dos continentes en los que se habla un lenguaje diferente, y si bien la experiencia de Vilageliú responde a estas expectativas, el cineasta tenía que haber ido un poco más allá para mostrar que se trataba de una de sus películas y no de una adaptación cinematográfica.

Con todo, la mirada del cineasta sigue siendo la misma y sus inquietudes también. Elementos que en esta película se reparten con calculada emoción pese a que prime la palabra.

No obstante, los filmes de Josep Vilageliú tienen la virtud de envejecer como los buenos vinos. No hace más de dos o tres días que revisionamos Iballa (1987) y resultó lo inevitable: volvimos a quitarnos el sombrero.

Saludos, gracias a la vida, desde esta lado del ordenador

Josep Vilageliú adapta a la pantalla No te mentiré, una novela de Doris Martínez

Martes, Abril 9th, 2019

No te mentiré (2019), un mediometraje que dirige Josep Vilageliú se estrena este miércioles, 10 de abril en TEA Tenerife Espacio de las Artes a partir de las 20 hora. El filme está producido por Laly Díaz y se trata de una adaptación libre de la novela de Doris Martínez del mismo título que explora “las complejas relaciones que se establecen entre una novelista y una de sus lectoras, cuyos papeles se invierten cuando es la novelista la que lee el manuscrito de su admiradora y despierta en ella emociones reprimidas, fruto de experiencias similares”, se lee en una nota.

No te mentiré se centra en la relación de estas dos mujeres, interpretadas por las actrices Cathy Pulido e Idaira Santana. La entrada para asistir a esta proyección es libre hasta completar el aforo de la sala y previa retirada de las invitaciones en la taquilla de TEA. El pase contará con la presencia de la autora del libro, el director, el equipo de producción y con las actrices, con quienes se podrá mantener un debate al finalizar la proyección.

No te mentiré se rodó durante el mes de noviembre del año pasado en varias localizaciones de Santa Cruz de Tenerife, La Laguna y La Matanza. La narración es conducida mediante la alternancia de dos voces en off, que reflejan los textos originales de la novela de Doris Martínez y que cuentan la historia en primera persona. La película se inspira en los melodramas de los años 50, describiendo amores imposibles apenas sugeridos por la imagen, mediante la combinación de las voces en off, la partitura de René Martín y la paleta de colores de Facu Pérez tras la cámara.

Saludos, ¿se animan?. desde este lado del ordenadir