Archive for the ‘Óbitos’ Category

Margot Kidder, recuerdos

Martes, Mayo 15th, 2018

Margot Kidder no tuvo una carrera cinematográfica demasiado brillante aunque sus enfermedades tampoco le permitieron desarrollarla como quisimos sus aficionados, aficionados que fuimos legión cuando la descubrimos como la atrevida periodista Lois Lane en la mejor película que sobre Superman se ha realizado hasta la fecha, y que continúa siendo el filme que Richard Donner dirigió a finales de los años setenta. Repetiría con el personaje en la más que estimable segunda entrega y en las ya degeneradas tercera y cuarta.

Quien escribe estas líneas confiesa que estuvo enamorado durante unos años de Margot Kidder. Un amor inocente, de adolescente provinciano que no dejaba escapar ninguna de sus películas por flojas que fueran.

Recuerda haber visto en el teatro Baudet Terror en Amityville, una película de casa encantada, en este caso endemoniada, que ni fu ni fa aunque mereció la pena por repescarla a ella, antes de que perdiera de vista su vida y su carrera, que continuó con el paso de los años.

Cuando dejé de amarla, porque los amores platónicos son fáciles de olvidar, no provocan dolores de cabeza ni vacíos en la boca del estómago, me olvidé de Margot Kidder hasta verla en un documental donde se comentaba, entre otras cosas, su problemas mentales.

La novia del mejor Superman del cine, que fue sin lugar a dudas Christopher Reeve, era humana, demasiada humana. Sentí lástima por ella, la misma lástima que siento por todos esos amores acabados que transcurrido un tiempo alguien te recuerda con la forma de un chisme malicioso…

Margot Kidder luchó contra sus enfermedades y fue, en este sentido, un ejemplo de valentía. Que también fue una actriz solvente no creo que nadie lo ponga en tela de juicio pero siempre, ya se sabe, hay que dejar opinar a los gansos… Su Lois Lane es una periodista que no tiene nada que ver con la de los colorines, tebeos, historietas o cómics. Es una mujer independiente, a la caza de una exclusiva. Lleva el oficio en las venas.

Vuelvo a acordarme de ella porque tal día como hoy se transmite al mundo que ha muerto mientras dormía… Y me conmociona, ya ven, la pérdida.

La pérdida de una mujer de la que estuve perdidamente enamorado.

Saludos, fundimos a negros, desde este lado del ordenador

Daniel Chavarría: “El policíaco es una especie de tribuna contra la corrupción”

Miércoles, Abril 18th, 2018

Daniel Chavarría fue un escritor uruguayo que en los años sesenta secuestró un avión que desvió a Cuba, donde pidió asilo político.

El escritor, que falleció la semana pasada, dejó un puñado de obras que toman el pulso a la realidad cubana que conoció por lo que a raíz de la publicación de El rojo en la pluma del loro (Mondadori) lo entrevistamos enviándole un cuestionario que se apresuró a responder. Estas y no otras, son algunas de sus reflexiones.

EL ROJO EN LA PLUMA DEL LORO

“Aparte de su contenido político es, esencialmente, una novela divertida, con mucha peripecia, humor y erotismo”.

PRESIÓN DE LAS AUTORIDADES CUBANAS

“Juro por la salud de mis hijos y por la memoria de mis padres que en Cuba jamás he recibido la menos presión. Bueno, a veces sí, en un autobús muy lleno he recibido codazos y pisotones. Pero nadie me ha dicho jamás lo que debo escribir”.

CUBA, PAISAJE DE NOVELA NEGRA

“Debo de reconocer que en Cuba no se delinque con tanta variedad y colorido tremendista como en otros lugares del mundo. En Cuba ningún funcionario ha estafado millones de dólares como el señor Mario Conde. Nadie ha cometido los sustanciosos asesinatos que reporta todos los días la crónica roja internacional; no tenemos venta de órganos, tráfico de drogas, trata de blancas, pedofilia, serial killer, niños que disparan contra sus maestros y condiscípulos, ni otros tópicos que pueden resultar estimulantes para el género, pero tenemos delitos muy originales, que por mínimos e ingenuos, no dejan de ser atractivos. Los miembros de la secta abacuá , no se dejan ver las nalgas. Hacen el a mor en calzoncillos. Solo su madre puede verles las nalgas al nacer. Imagínese la trama que uno puede crear al imaginarse la venganza de un abacuá violado”.

EDICIÓN REVISADA DE ALLA ELLOS

“El lector puede encontrar una trama remozada, con un traslado de la acción de los años 60 a los 90 donde se incluye el Periodo Especial cubano; y sobre todo, encontrará más pericia del autor, que al cabo de veinte años escribe un poco mejor”.

INTERÉS NOVELA POLICIACA

“El policíaco es una especie de tribuna contra la corrupción de los políticos, el crimen de Estrado, el abuso de poder, y también, un poderoso medio analítico para el estudio de la patología social”.

¿QUIÉN ES EL MAYOR ALBA?

“Una especie de James Bond cubano,que conocía las más modernas técnicas del espionaje (aprendidas en escuelas especializadas del KGB). Era además biólogo y un karateca segundo dan (como tantos entre la oficialidad de inteligencia y contrainteligencia cubanas), que lo mismo está diseñando la instalación de micrófonos en una oficina de Miami, que fajado a muerte en un callejón de Luanda, el Yemen o Tailandia, contra agentes de la CIA que pretenden eliminarlo. Y este es un personaje real, perfectamente histórico, porque Cuba durante 43 años ha actuado intensamente en la arena internacional. Como comprenderá, ese enfrentamiento total, vertical, de patria o muerte contra los EE.UU., no lo tiene ningún otro país de Occidente”.

(*) La entrevista se publicó en Diario de Avisos el 11 de agosto de 2002. Para leer la versión completa, consultar la hemeroteca de la página web del periódico.

Saludos, silencio, desde este lado del ordenador

Paco Camarasa: “Vázquez Montalbán nos dio la coartada de leer novela policíaca”

Lunes, Abril 2nd, 2018

INTRO

En Arona se celebraba entonces unos días dedicados a la novela negra y Paco Camarasa, que falleció la madrugada de ayer, asistió como experto y fundador de la primera librería especializada en el género que él acuñó como negro y criminal.

Al terminar la entrevista y quedarnos un rato hablando de libros le pregunté por un librito que había editado la Semana Negra de Gijón de Marc Behm, un autor de cabecera para quien lo conoce. Ese librito recopilaba una serie de cuentos escritos por Behm para la Semana y pasado el tiempo se convirtió en un objeto de culto, en una especia de Grial para los seguidores de su potente y fascinante literatura.

Paco Camarasa me dijo que le sobraban algunos ejemplares en su librería, Negra y criminal, y me pidió mi dirección postal para enviarme uno.

Pasó el tiempo y di por perdida también aquella oportunidad hasta que un día en el buzón me encontré con un paquete que guardaba dentro aquel tesoro. No sabe Paco Camarasa lo feliz que me hizo entonces con su generosidad. Una generosidad que repartió tanto entre los lectores como entre los escritores.

Reproducimos a continuación parte de la entrevista que le hicimos entonces, mayo del 2011.

- Usted contribuye a poner en marcha la librería Negra y Criminal en Barcelona, la primera especializada en este tipo de literatura. ¿Cómo nace esta iniciativa?

- Surge por necesidad. Casi toda mi vida profesional ha estado vinculada al mundo del libro y cuando tuve la suerte de encontrar a un grupo de gente que me respaldó, pusimos en marcha este proyecto porque en este sector, ya en el siglo XXI, o trabajas para una gran cadena de librerías o estás del lado de los guerrilleros, de las librerías pequeñas que dan lo que no saben dar las grandes y que es cercanía al público y especialización. Por ejemplo, acaba de reeditarse Tarántula de Ruth Rendell aprovechando el inminente estreno de la película de Almodóvar inspirada en ella y con el título del filme, La piel que habito. Tú tarea como librero consiste en informar a quien está interesado en adquirirla que, ojo, que igual ya la tiene pero con el título original. O bien que la tienes en tu establecimiento como Tarántula y no como La piel que habito. Con esto quiero decir que haces un trabajo que no te ofrecen en las grandes librerías. Cuando nace Negra y Criminal pensamos que en aquel momento había un hueco y también quisimos que el espacio fuera un pequeño punto de referencia en el que lectores, escritores y libreros trabajaran juntos.

- ¿De dónde viene la tradición de ofrecer mejillones a los habituales de la librería?

- Lo de los mejillones viene de cuando el Prestige y la petición de los gallegos de que no dejáramos de consumir marisco gallego, que no los abandonáramos. En la librería no damos cava hasta que los que lo cultivan lo saquen tinto, por eso el vino que ofrecemos es tinto y ron añejo, no tenemos gin. Cuando pensamos en los mejillones nos vimos en la disyuntiva de escoger entre percebes, que también son negros aunque al final ganaron los mejillones. Al final, esta costumbre ha terminado por convertirse en una tradición todos los sábados en nuestro establecimiento y siempre coincide con una presentación. ¿Por qué lo hacemos? Pues porque Barcelona es una ciudad enorme y al encontrarse nuestra librería en un barrio periférico y portuario como es La Barceloneta –el único barrio que mira al Mediterráneo y da la espalda a la ciudad, decidimos que los sábados tuvieran otros ritmos y que coincidieran los mejillones con las presentaciones.
 
- De todos los escritores que han participado en esto sábados con mejillones de quien se siente digamos que más orgulloso.

- Son muchos, el problema es que tanto la librera como yo cuando conocemos a un autor cuya obra nos cautiva, lo leemos con más cariño si cabe. De todos los que han presentado sus libros con nosotros si hay una ausencia que lamentamos es la de Manuel Vázquez Montalbán, que no pudo venir ni ponerse la camiseta de nuestra librería, y al que más cariño le tenemos es a quien consideramos el jefe de la banda, Francisco González Ledesma, y el resto no se enfada quizá porque los escritores de novela negra son más compañeros que otros escritores.

- ¿Por qué cree que entre ellos hay más compañerismo?

- Quizá porque compiten en un mercado más pequeño y no están tan presente en los medios de comunicación. Uno de los intentos de nuestra librería, con el club de lectura, es dejar constancia de la importancia de esta novela porque si hay una novela crítica, social y realista del siglo XXI  está va a estar pintada de novela negra, género que ha ido contaminando a otros géneros que, poco a poco, está logrando que salga del gueto y gane posiciones.

- ¿De dónde le viene su afición por este tipo de literatura?

- Son de esas cosas que nuca sabes exactamente por qué. En mi época de estudiante universitario no estaba bien visto que la leyeras porque se asociaba a novela escapista. Hay que recordar, de todas formas, que en aquellos años se vivían momentos muy duros y parecía que no era bueno perder el tiempo leyendo novela policíaca. Se estilaba más la novela del realismo socialista, unos peñazos que nos llegaban de la Unión Soviética. Contribuyó a que se la mirara de otra forma la irrupción de Manuel Vázquez Montalbán en el género. Montalbán se había convertido en un personaje muy importante de la izquierda y como poeta era bastante valorado. Cuando publica las primeras aventuras de Pepe Carvalho y alguien en la Universidad te preguntaba qué estabas leyendo y tú le respondías que una de Montalbán, los ortodoxos empezaban a mirarte de otra manera y aquello te servía como coartada. Lo mismo pasaba cuando te tropezabas con  intelectuales. De alguna manera, Vázquez Montalbán nos dio la coartada de leer novela policíaca. Años más tarde me hice librero y tuve la oportunidad de conocerlo personalmente.

- Al margen de la librería usted también es comisario de BC Negra. Encuentro que se une a la Semana Negra de Gijón y Getafe Negro, entre otros que se celebra en España. ¿No son demasiados?

- La Semana Negra de Gijón es una locura, una fiesta mayor, donde puedes comer chorizos, montar en la noria y al mismo tiempo compartir banco con escritores de la talla de Martin Cruz Smith. Lo de Gijón es irrepetible pero no podíamos quedarnos solo en Gijón. Italia, por ejemplo, cuenta con ocho festivales negros y nosotros pensamos aprovechar la excelente red de bibliotecas de Barcelona con vistas a celebrar un festival de novela negra en invierno. Febrero un mes tonto, que no genera tanta noticia cultural, así que así nació BC Negra con la ayuda de algunas editoriales y bibliotecas. Y ahí estamos, invitando a escritores y muy contentos porque en enero, que no suele caracterizarse por sus novedades editoriales, ahora sí pero con títulos de género negro.

- ¿No coincide BC Negra con el premio de novela RBA?

- El premio RBA se convoca en septiembre. El que sí coincide es el Premio de Biblioteca Breve Seix Barral, cuyo fallo se hace público el lunes después de haber concluido BC Negra.

- La novela negra en España parece que nace en Barcelona.
- Es pionera por la traducción que nos llega de las novela que se escribían entonces en Francia pero es que además Barcelona es una ciudad portuaria, con un barrio chino que es de los más importantes del Mediterráneo y está mescolanza, barrio chino, puerto, cercanía con la frontera francesa generó el caldo de cultivo. Después tuvimos la suerte de tener a Jaume Fuster y Manuel Vázquez Montalbán y de ahí surgió un mundo de lectores y autores de novela negra. En este momento (la entrevista se realizó en 2011) Barcelona tiene más protagonismo, con personaje como Petra Delicado y cuenta con más autores que Madrid.

-  ¿Cómo lector con que tipo de novelas de queda, con la del detective o el marginal como personaje protagonista?

- Como librero no tenemos apriorismo, respeto al lector y cuando alguien insulta a algún autor, le digo ojo porque el lector tiene derecho a tener su opinión y si te gusta Agatha Christie no leas a Jim Thompson. Me gustan mucho como personajes Carvalho, Méndez, Kostas Jaritos, Brunetti, que son como viejos amigos y les perdonas los errores que puedas encontrar en sus novelas. Me gusta la gente que ama el género y trata de romper y aportar cosas buenas. Una de las novelas más frescas que he leído últimamente es Tarde mal y nunca de Carlos Zanón porque se atreve a reflejar la Barcelona del barrio chino, la Diagonal y no hay detectives y transcurre en 24 horas. Algunos lo intentan pero les sale mal, a él le salió bien enfocándola desde el punto de vista los delincuentes.

- ¿Qué elementos le resultan más atractivos en este tipo de novelas?

- Puedo perdonar fallos siempre y cuando la atmósfera esté bien recreada aunque Paco Ignacio Taibo II dice que no se fía de mis gustos porque soy muy débil y me gusta todo, pero es que disfruto mucho con las cosas, no soy tan crítico como él. Me entusiasma que la trama me atrape y engañe, que el escritor ya que va a jugar con el lector, juegue bien la partida.

- Parece que la crítica seria ya no mira de reojo el género.

- Todavía le cuesta pero se van consiguiendo parcelas. Cuesta, pero van entrando.

- ¿Qué novelas recomendaría para iniciarse en la novela negra y criminal?

- Novelas no clásicas norteamericanas La neblina de ayer, de Leonardo Padura; Total Kheops, de Jean-Claude Izzo y cualquiera de Massimo Carlotto.

- ¿Y españoles?

-La playa de los ahogados, de Domingo Villar; Tarde, mal y nunca de Carlos Zanón y la última novela de Alexis Ravelo, Los tipos duras no leen poesía.

-  ¿Y clásicos?

- Para iniciarse hay que leer a Hammett, mejor La llave de cristal porque la mayoría ha visto la película El halcón maltés. También El largo adiós, de Raymond Chandler y 1280 almas de Jim Thompson.

Saludos, fundido en negro, desde este lado del ordenador

Réquiem por Philip Kerr

Sábado, Marzo 24th, 2018

El pasado 22 de febrero había cumplido 62 años y continuaba al pie del cañón, escribiendo novelas de género –esas que desprecia tanto la crítica casposa como sus lectores mal acostumbrados– entre las que destacaban la que protagonizaba el policía y más tarde detective Bernie Gunther primero durante la Alemania nazi y después, camuflado con otro nombre, en un mundo devastado tras la II Guerra Mundial.

Su nombre era Philip Kerr y muere demasiado joven como para justificar mi enfado.

Recuerdo que llegué a su obra por Una investigación filosófica, que no tiene nada que ver con la saga Gunther, y profundicé en ella gracias a su trilogía berlinesa (en la que Gunther sí que tiene mucho que ver, de hecho es su protagonista) y otras novelas en la que el escritor demostraba su talento para la novela popular, esa que despreciativamente se dice que se compra en los kioscos de los aeropuertos.

Cultivó además del policíaco –una de sus últimas series se desarrolla en el mundo del fútbol– la ciencia ficción y el thriller de espionajes con resultados más que aceptables aunque los puristas no opinen, quizá, lo mismo.

A mi me entretuvo Esaú, una curiosa incursión en la leyenda del abominable hombre de las nieves, y en la estupenda A tiro, donde propone una inquietante fantasía de atentados que tiene como protagonistas a J.F.K y Fidel Castro. También escribió y publicó cosas muy malas, material alimenticio con el que mantuvo cierto nivel de vida antes del éxito arrollador de las novelas dedicadas a Bernie Gunther, un personaje que ya ocupa un espacio de honor en esa amplísima galería de investigadores privados que decora el salón de la fama de la novela negra. O negra y criminal, como ustedes gusten.

Me conmueve la pronta desaparición de este escocés al que califican de hombre abierto y simpático quienes le conocieron. Como lector, solo me queda como consuelo conocer que faltan por publicar en España dos novelas más de la serie Gunther, material que iba creciendo con el paso de los años aunque se notara que el escritor estaba cansado de recrear su pasado al servicio del Mal, ese mal absoluto que encarna el nazismo por muchas vueltas y despedidas a la francesa que hiciera el protagonista en estas historias.

La muerte de Philip Kerr como la de todo escritor (de género o no) que desaparece tan pronto, demasiado pronto, la asumo como la pérdida de un buen amigo aunque me quede como recuerdo un puñado de libros que solo dejaría en el asiento de un avión para que mi sustituto de fatigas viajeras olvidara el trayecto que le espera con la lectura de relatos con tramas bien hilvanadas en la que se cuentan historias potentes, esas que enganchan y te hacen olvidar la grisura de la realidad…

Por eso aquí y ahora y con el sabor amargo de, precisamente, la realidad, solo nos queda decir gracias señor Kerr, lo vamos a echar muchísimo de menos.

Saludos, demasiado negros, desde este lado del ordenador

Fallece la soprano María Orán

Sábado, Marzo 10th, 2018

Información de agencias anuncian que ha fallecido en la madrugada del viernes al sábado debido a las consecuencias de la grave enfermedad que padecía, la soprano tinerña María Orán, quien el pasado 3 de marzo recibiño un homenaje de la Fundación CajaCanarias en forma de concierto en Santa Cruz de Tenerife.

María Orán comenzó sus estudios musicales en el conservatorio de Tenerife para trasladarse a Madrid donde recibió clases de piano con maestro José Cubiles y de canto con Lola Rodríguez de Aragón.

Premio Fin de Carrera de Canto por el Real Conservatorio de Música de Madrid, obtuvo condecoraciones del Casino de Tenerife, Lucrecia Arana, Isabel Castelo, Francisco Viñas y Toulouse.

La soprano tinerfeña canto junto a la Orquesta Sinfónica de Viena, la Suisse Romande, la Residencia de La Haya, la Sinfónica de Londres y la Sinfónica de Berlín, la Filarmónica de Israel y la Orquesta de París, entre otras.

En 1993 se le condecoró con el importante premio Larios a su interpretación musical. Un año más tarde, el Cabildo de Tenerife le otorgó la Medalla de Oro de la Isla de Tenerife y, al siguiente, fue condecorada por S. M. el Rey D. Juan Carlos I con la Cruz de Oficial de Isabel la Católica.

Saludos, descanse en paz, desde este lado del ordenador

Fallece Juan Hidalgo

Martes, Febrero 27th, 2018

El pintor, poeta, músico y fotógrafo Juan Hidalgo, Premio Nacional de Artes Plásticas en 2016, falleció este lunes, 26 de febrero, en su casa de Ayacata (Gran Canaria), a los 90 años de edad.

Juan Hidalgo (Las Palmas de Gran Canaria, 1927) recibió el galardón que concede el Ministerio de Cultura por “su trayectoria, innovación y aportación al arte contemporáneo español suprimiendo todos los límites y encarnando el espíritu de las vanguardias internacionales, para atravesar los márgenes de la creación”.

El creador grancanario había sido distinguido con anterioridad con otros importantes premios a su trabajo, como la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes del Ministerio de Cultura de 1989, el Premio Canarias 1987 de Bellas Artes e Interpretación y la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid en 2001.

Artista conceptual y de vanguardia, Hidalgo estaba considerado como “uno de los grandes nombres de la cultura canaria”, como recordó el propio CAAM (museo dependiente del Cabildo de Gran Canaria) al presentar la colección de fotografías suyas que exhibió a finales de 2017 en el San Martín Centro de Cultura Contemporánea.

El legado de Hidalgo transciende, no obstante, los límites de su archipiélago natal, ya que desde los años sesenta se convirtió en uno de los símbolos de la vanguardia en España, al fundar el grupo musical, plástico y experimental ZAJ, que tenía conexiones con el grupo Fluxux, junto a Walter Marchetti y Ramón Barce. De hecho, fue pionero en muchas cosas: fue el primer compositor español invitado a los festivales de Darmstadt (Alemania), el primero en hacer una composición electroacústica, el fundador de ZAJ y el creador de los etcéteras. También participó en grandes exposiciones, entre las que destaca la retrospectiva ZAJ del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en 1996, la antológica Juan Hidalgo de 1997 en el CAAM de Gran Canaria, la retrospectiva En el Medio del Volcán que viaja por México y Perú a lo largo de 2004 y Desde Atacaya 1997-2009 que se exhibió por varios museos de España entre 2009 y 2011.

Cuando recibió el Premio Nacional de Artes Plásticas, lo acogió con alegría y gratitud, pero también con ciertas dosis de desdén, porque defendía que “el sistema” no le interesaba “nada”. “Si me hubiera interesado el sistema, hubiera tenido el Premio Nacional hace treinta años. Pero no es ni era mi intención. Lo agradezco, me viene bien, y me lo han dado al filo de la muerte, comentó entonces Hidalgo a la Agencia Efe.

Hildago se definía a sí mismo como una “persona que ha hecho mucho”, un artista “con varias facetas”. “Y pienso que con cada una de ellas he aportado algo que ha valido la pena. He hecho lo que he podido”, decía. Días después de recibir el Premio Nacional, fue recibido por el presidente de Canarias, Fernando Clavijo. Hildalgo subrayó entonces que, desde su punto de vista, el reconocimiento del Ministerio de Cultura le llegaba “un poco tarde”. “Porque yo soy famoso, no aquí, sino fuera de aquí, por Europa y América, mucho antes”, dijo, deseoso a sus 89 años de que hubiera “un futuro” que le compensara por “los años de espera”.