Archive for the ‘Óbitos’ Category

>Fallece el actor Will More

Sábado, Agosto 12th, 2017

Se llamaba Joaquín Colmenares-Navascués García-Loygorri de los Ríos aunque su nombre artístico fue Will More. Los más cinéfilos lo recordarán por ser uno de los protagonistas de Arrebato (Iván Zulueta, 1979), título de culto, por si existe ese cine de culto del que tanto se habla, del cine español y película que reflexiona sobre el vampirismo y las drogas adelantándose a toda esa tropa de vampiros y yonquis postmodernos, y película cuyo visionado todavía desconcierta y abduce… Y en la que Will More aparece y desaparece como un fantasma que resiste el paso inevitable del tiempo.

La biografía oficial cuenta que procedía de una familia de abolengo del País Vasco, aunque Will More fue la oveja negra al hacerse artista.

Gracias precisamente a Arrebato disfrutó durante unos años de un éxito que no le reportó demasiadas recompensas sino trabajos esporádicos como secundario y de protagonista en cortometrajes en los que se le pedía que fuera él mismo, esa especie de fantasma, de tipo ido o metido en sí mismo incapaz de entender sus contradicciones.

Vivió durante unos años en la plaza de Ópera, Madrid, uno de los lugares con más encanto de la capital de España, y en la que, cuando recibía invitados, declamaba versos entre trago y trago de cerveza.

Era raro que no cayera bien. Contaba con un punto de locura libertaria que solo tienen los que transitan con naturalidad en el mundo de los vivos como en el de los muertos.

El actor fue protagonista de dos cortometrajes dirigidos por cineastas canarios, y gracias a estos cineastas canarios se tuvo la oportunidad de conocerlo.

Lo pueden ver en Por los viejos tiempos (Miguel Ángel Toledo, 1990), una producción canaria que se rodó fuera de las islas y en la que intervinieron también Luis Suárez y Goya Toledo.

En la película, que cuenta con una excelente factura técnica aunque un guión de traca repleto de diálogos escritos por el enemigo, Will More se interpreta así mismo haciendo de fantasma, que fue el papel de su vida, el de un fantasma que solo busca un lugar en el que desaparecer (derretirse) para la eternidad. Will More está muy bien como muy bien están Luis Suárez y Goya Toledo.

No hace de fantasma, pero sí de un extraordinario e inquietante Mefistófeles en El extraño pacto (Juan Carlos Fresnadillo, 1991), película que está rodada en la fuente del Ángel Caído en el parque del Retiro, también en Madrid.

Como actor aparece en largometrajes como Entre tinieblas, La venganza y Berlín Blues. Su último papel destacado fue en Martín H. (Adolfo Aristarain, 1997), luego y lentamente desapareció del cine español.

Falleció el jueves pasado, justo un día antes de Terele Paz.

Los dioses, dicen, los han acogido en su Gloria.

Saludos, por los viejos tiempos, desde este lado del ordenador.

Muere el caricaturista Eduardo del Río, más conocido como Rius

Miércoles, Agosto 9th, 2017

Su nombre era Eduardo del Río aunque para todos los que lo conocieron como caricaturkista será Rius.

Algunos le debemos a Rius nuestra temprana iniciación en ciencias que no había quien las entendiera y que nos contara como un chiste  El manifiesto comunista, la historia de La joven Alemania, la de la antigua República Democrática, Cuba y la vida y muerte de Ernesto Guevara, más conocido como el Ché,  en una serie de obras en la que mezclaba pericia didáctica con socarrona voz revolucionaria.

No sé que pensaría ahora de todo aquello, pero hizo notable síntesis de procesos que dan dolor de cabeza y enseñó historia con una idea de la izquierda que a muchos les parecerá ingenua pero que caló hondo en muchos que las encontraron por el camino.

Aún conservo en lamentable estado de conservación por usado su Cuba para principiantes (Akal, 1977) y no deja de conmoverme todo aquel entusiasmo por una revolución verde y oliva que se traicionó así misma al grito de “comandante en jefe, ¡ordene!”

Pero eran otros tiempos, tiempos no sé si más inocentes pero sí que más entusiastas y colectivos que los de ahora. Ese ahora que ya no cuenta para dibujarles las cuarenta Eduardo del Río, más conocido como Rius.

Saludos, gimamos, gimamos, gimamos, desde este lado del ordenador.

Fallece el escultor Paco Palomino

Miércoles, Junio 28th, 2017

Ha muerto Paco Palomino. El hombre alto y de voz potente con manos gigantescas. Sus esculturas, como él mismo, intimidan pero despiertan el lado tierno y bronco que todos llevamos dentro.

Lo recuerdo en un taxi mientras gira la cabeza para preguntar a los que vamos detrás “¿y ahora qué?” O sentado en la terraza de un bar hablando de cualquier cosa o en su taller de La Laguna preparando unas lentejas de chuparse los dedos. También lo recuerdo recién llegado de Cuba tras instalar una de sus esculturas en el habanero barrio de Alamar e invitándome, un día en que se le cruzaron los cables, a que escribiera un texto para una de sus exposiciones…

¿Yo, Paco?

Sí, tú.

Paco Palomino trabajó con varios materiales pero sobre todo trabajó con el hierro y la piedra.

Las esculturas urbanas que realizó permanecen. Si llegan al puente de la calle de Salamanca en Santa Cruz de Tenerife observarán su Vortex Vórtice y en la plaza de la Isla de la Madera La máquina de la serenidad. Paco Palomino también es el autor de Hemisferios, en el parque de Las Chumberas y Homenaje a la Humanidad, instalado en el Campus de Guajara de la Universidad de La Laguna.

Realizó por encargo del Obispado el conjunto escultórico de la Iglesia de Fañabé y participó en exposiciones individuales y colectivas.

Detrás deja una obra que lo define como artista y como persona. Una obra sin término medio, que no deja indiferente y que ocupa un capítulo en la historia del errático, autocomplaciente e idiotizado arte que se hace en Canarias.

No sé cuándo fue la última vez que lo vi, pero sí que recuerdo cuando lo conocí. Fue hace una pila de años y caía la noche. Estábamos en el castillo Negro de Santa Cruz de Tenerife, donde había dirigido una experiencia para reivindicar una zona que hasta ese entonces había sido el basurero de la ciudad.

Y al finalizar la fiesta, me quedo con la imagen de Paco Palomino, artista y agitador cultural, muy cansado pero visiblemente satisfecho consigo mismo.

(*) En la imagen Vortex Vórtice, una de las esculturas urbanas de Paco Palomino.

Saludos, hasta la próxima, desde este lado del ordenador.

Fallece Julia Gil

Domingo, Junio 11th, 2017

Ha fallecido Julia Gil, catedrática de instituto de Literatura y Lengua Española. También escritora, Gil presentó hace unas semanas en la feria del libro de Santa Cruz de Tenerife su último libro, Simbiosis con Bruno, dedicado a uno de sus nietos.

Otros libros de Julia Gil son Tiempo de Pasión. Tiempo de Destrucción (1999); Grabados en mi infancia (2000); De olvidos y de existencia (2004); Como tú eres así (2006); Once trapecios al trasluz (2010); Remando travesía hacia la paz (2011) y Simbiosis con Bruno (2016).

Saludos, descanse en paz, desde este lado del ordenador

Cuando Juan Goytisolo recaló en Tenerife

Lunes, Junio 5th, 2017

Pocos se acordarán pero el escritor Juan Goytisolo participó en el III Salón Internacional del Libro Africano (SILA) / IX Encuentro de Editores que se celebró en septiembre de 2011 en Tenerife y concretamente en TEA Tenerife Espacio de las Artes, escenario en el que fue presentado por el poeta y también escritor Andrés Sánchez Robayna. Robayna señaló durante su introducción que el autor de Señas de identidad junto a Rafael Sánchez Ferlosio son “figuras señeras de la literatura española”, y charló con el periodista Alfonso González Jerez sobre una de sus grandes pasiones: el norte de África.

“Me han dicho que soy el primer escritor español que conoce el árabe dialectal desde el Arcipestre de Hita, así que  ¿por qué ese desinterés por África?”

Reproducimos a continuación algunas de las declraciones que realizó el autor de Makbara en este encuentro ya histórico con las letras africanas y que tras esa edición, desgraciadamente, ya no volvió a ser el mismo.

No creo en libros sagrados pero sí en Las mil y una noches porque todo en este libro resulta dudoso. Borges, que se tomó el trabajo de leer El Corán con mayor atención que yo, absorbió tanto Las mil y una noches que su obra está ahí. Decía que éste era el libro de los libros.”

Unas cuatro mil palabras del español son de origen árabe, lo que constanta que una cultura es una suma de influencias que recibe a lo largo de la historia. De momento, a mi me gustaría aprender ahora el bereber.”

En mis momentos tristes releo Bouvard y Pécuchet de Gustave Fluabert. Lo hago con la intención de recuperar la sonrisa porque se trata de una sátira magnífica sobre la estupidez humana”.

Los escritores del continente tienen un doble dilema porque escriben y leen en una lengua que no se habla en la calle, lo que dificulta armar la democracia. Más si se tiene en cuenta que la prensa se publica en una lengua que nadie habla.  Observo, de todas formas, que en los últimos años la lengua de la calle está conquistando el teatro, el cine, los folletines de televisión porque la cultura es mezcla, y como mezcla es enormemente creativa.”

El Islam es una inmensa tela con retazos diferentes.”

Para comprender el problema de las escritoras en el mundo árabe y Mediterráneo hay que referirnos a un mar cerrado que ha sido caldo de cultivo de religiones monoteístas que han impuesto esa terrible invención del dios único, que no permite posibilidad de discusión. Solo gracias a la revolución francesa la mujer en Europa comenzó a tener derechos. Y obtuvo esos derechos gracias al laicismo. En el Mediterráneo, las mujeres judías laicas son las que han estado a la vanguardia de la liberación femenina.”

Saludos, decir adiós es morir un poco, desde este lado del ordenador

Gustavo Rojo, el primer Bentejeuí

Lunes, Abril 24th, 2017

Hay actores y actores galanes o galanes actores. Gustavo Rojo, hijo de la escritora tinerfeña Mercedes Pinto y hermano de Rubén Rojo y Pituka de Foronda, fue uno de ellos.

El arte lo heredó de su madre. Una mujer indómita autora de Él, entre otras novelas, que fue adaptada al cine por Luis Buñuel. “Quizá es la película dónde más he puesto yo, hay algo de mí en el protagonista”, dijo el cineasta. Aunque la historia original se desarrolla en La Laguna, la adaptación cinematográfica discurre en una ciudad mejicana y cuenta la historia de Francisco Galván, un joven soltero, religioso, de buena posición social y virgen que tras casarse con la novia de uno de sus mejores amigos, no la dejará en paz por culpa de los celos.

Con elementos autobiográficos, Mercedes Pinto tuvo una notable influencia en la vida de su hijo, quien aprovechó su atractivo para introducirse en el cine y convertirse en uno de sus galanes de referencia.

En el esplendor de su carrera, Gustavo Rojo visitó España para rodar en Canarias Tirma, (Paolo Moffa y Carlos Serrano de Osma, 1954), una película de época que se desarrolla durante la conquista de Gran Canaria y en la que Rojo, que interpreta al irreductible Bentejeuí, comparte protagonismo con Silvana Pampanini y un por aquel entonces debutante Marcello Mastroianni, quien escribiría en sus memorias acerca de aquella experiencia:

“Pasé dos o tres meses en las Islas Canarias, en verano, embutido en un traje de Cristóbal Colón. Siempre he tenido las piernas delgadas, así que tenía que ponerme también esos pantalones tan ceñidos de terciopelo que llegan hasta medio muslo. ¡Hacía un calor infernal! Y por si fuera poco, las armas, los caballos, cosas para las que jamás he tenido la menor aptitud. Por cierto aquellos caballos (que yo llevaba a la princesa como presente del rey de España) no tenían ni colas ni crines, por lo que tuvieron que deshilachar unas cuerdas para hacer falsas colas y falsas crines, Algo verdaderamente espantoso.”

Y la película, tal y como la recuerda Mastroianni no supera la prueba del tiempo, aunque es una de las primeras que sin confiar en las posibilidades cinematográficas que fue ese encuentro de la civilización europea con la indígena, recrea una fantasía sobre cómo se lo montaban los antiguos canarios.

La historia suena a la de Pocahontas, porque en ella se narra como un apuesto capitán castellano que interpreta Marcello Mastroianni, seduce a la princesa Guayarmina, que interpreta la actriz Silvanna Pampanini. En la película, Guayarmina le da calabazas a Bentejeuí porque está enamorada del bravo capitán, lo que significará el fin de la resistencia de los rebeldes canarios…

La película está basada en el romance de Juan del Río Ayala, autor también de Iballa, llevada al cine por Josep Vilageliú, y no hay que tomársela demasiado en serio.

Aunque ¿quién sabe? ¿Pensarán lo mismo sus señorías, esas que forman el arco parlamentario canario, si ven la película?

Tirma vista con esa falsa mirada indigenista es humillación. Una ofensa al pasado de los antiguos canarios que se debe corregir.

Gustavo Rojo tuvo una carrera profesional longeva. El año pasado intervino en la telenovela Un camino hacia el destino y mantuvo hasta el final su actitud de galán.

La de  tipo guapo y discreto.

Vaya con Dios, Gustavo Rojo, y olvídese de la totolinadas que se cuecen en Canarias

Saludos, fundimos a negro, desde este lado del ordenador.