Archive for the ‘Música’ Category

Fallece el músico Ruskin Herman

Martes, Agosto 2nd, 2016

No llegué a conocer personalmente a Ruskin Herman pero una serie de hechos lamentables me acercaron virtualmente al guitarrista hace unos meses… Así que el mejor homenaje que le puedo brindar es escribir que lo respeteba gracias a su música. Aquellos ya legendarios tiempos en los que se hablaba del jazz en Canarias porque existió realmente un jazz hecho aquí. 

Un jazz muy personal, con extraordinarios virtuosos que, como Ruskin Herman sentaron las bases de una música con sonidos diversos.

Pero pasaron los años y el sueño se disolvió.

Tocaba, decían, otras músicas.

El último proyecto de Ruskin Herman fue Celtic Loops pero no consiguió que saltara el Atlántico por una de esas decisiones burrocráticas que definen las políticas culturales del Gobierno canario, pero así son las cosas y las jugarretas que da el destino.

Cuentan que Ruskin Herman colgó hace años la guitarra por una mandolina. Como a un juglar se le podía escuchar en algunas de las calles de La Laguna. 

Ruskin Herman ha muerto…

¿Tendrá un homenaje como se merece?

¿No llega demasiado tarde ese se merece?

(*) La imagen está tomada de Difunde Cultura Canaria.

Saludos, hasta pronto, desde este lado del ordenador.

Eduardo Bercedo presenta ‘Historias del calor’, su nuevo EP

Jueves, Junio 9th, 2016

Historias del calor es el título del nuevo EP de Eduardo BercedoEdui– que presenta en el concierto Time Machine que se celebra este sábado, 11 de junio, en el Espacio Cultural Aguere, en La Laguna, a partir de las 22 horas.

Este trabajo ha sido editado por los sellos Los ‘80 pasan facturas y Pequeña criatura, y fue grabado en los Estudios Guamasa, junto a Ayoze Hérnandez, que también acompaña a Bercedo en los bajos y la batería junto a Antonio Koppel en las percusiones.

El disco es el resultado de tres años de gira y más de veinte conciertos que Eduardo Bercedo ha realizado por diferentes islas.

Con más de treinta años de experiencia, Edui es uno de los pioneros del punk en

España, fue bajista de grupo Familia Real en los ochenta, y compositor y vocalista de la música pop-rock que se hizo en Canarias durante los años de la movida, con grupos como La Donna inmóvil o Venus en surf.

En 2013 comienza una gira acústica, a veces acompañado tan solo de su guitarra y otras con músicos como Carlos Palmero, Javier Krawietz, Nolo Hernández, Berna Acosta, Antonio Koppel,  Claudio Valladares o Ricardo Pérez.

Los cuatro temas recogidos en Historias del calorHistorias del calor, Ángel Desierto, Los salvadores y La dulce huida— contienen  letras que transportan al oyente a paisajes naturales o a la vida rápida de las ciudades, así como letras que a veces son crítica, otras  veces íntimas y otras herméticas e indescifrables.

Además de la presentación prevista para el sábado 11 de junio, Eduardo Bercedo actuará el 16 y 25 del mismo mes en el Concierto de la Cruz Roja, en El Aguere Espacio Cultural y el Día de la Música, en la Casa de los Capitanes, también en la Laguna, respectivamente.

Saludos, gente, desde este lado del ordenador

El caso Ruskin Herman

Miércoles, Abril 27th, 2016

Las comparaciones son odiosas pero no me explico cómo Canarias Crea no apoya al músico Ruskin Herman para viajar a Méjico, donde iba a presentar el espectáculo Celtic Loops en el Mexico International Live Looping, pero sí que sufraga –y sin rechistar– los costes de pasaje de avión de un escritor de las islas, escritor que además ocupa un cargo de responsabilidad en el Gobierno regional, para que participara en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, también en Méjico a finales de noviembre y principios de diciembre del año pasado.

Canarias Crea explica que su actuación con Ruskin Herman obedece a que “a día de hoy, aún no se ha formalizado el convenio por el que se conceden las ayudas de Canarias Crea, como ya le habíamos comunicado anteriormente; por lo que las solicitudes correspondientes al mes de mayo no han podido ser tramitadas aún. Para cualquier consulta, no dude en llamarnos.”

Y nada más.

Y nada menos porque a mi me suena a déjenos en paz, señor Herman.

O deje de dar la lata y pruebe suerte en la próxima convocatoria a ver si suena la flauta aunque la indignación que ha despertado el caso entre los músicos en las redes sociales  hace sospechar (y ojalá estemos equivocados) que Ruskin Herman no va a escuchar su melodía mientras no cambie el equipo de eminencias grises que gestiona Canarias Cultura en Red, y se consiga que esa misma Canarias Cultura en Red deje de ser un clon de aquel Socaem de tan triste recuerdo.

Claro que habrá quien se pregunte ¿pero quién demonios es Ruskin Herman y a santo de qué hay que pagarle al señorito un viaje a Méjico?… Si usted es uno de los que se plantean esta pregunta, y sin ánimo de llamarlo ignorante, bastará decir que Herman es uno de esos músicos que formó parte de la edad de oro del jazz en Canarias y que como otros compañeros de generación en la actualidad experimenta con otras fórmulas musicales.

Y Celtic Loops se trata de una de estas propuestas en solitario, recital en el con su mandolina como instrumento principal y apoyado estrechamente por la tecnología recrea sonidos celtas.

Pero la burrocracia, la demora en formalizar el convenio, que es la versión que esgrime Canarias Crea para explicar pero no lamentar –y eso duele, y no conozco personalmente a Ruskin Herman pero sí que he disfrutado de muchos de sus directos en salas y en la calle– el porqué no le ha subvencionado su desplazamiento a tierras mejicanas revela el lado oculto de un programa que nació para que los artistas de las islas pudieran y puedan “mostrar sus propuestas fuera del Archipiélago, tanto en territorio nacional como en cualquier país del mundo”.

Sin embargo, y con Ruskin Herman, este espíritu ha fallado, no funciona, al no hacerse realidad…

Saludos, ¿es hora de recuperar a Zola?, desde este lado del ordenador.

Fallece Mandi Capote, “un artista mayúsculo”

Viernes, Febrero 19th, 2016

Ha fallecido el músico canario Mandi Capote,  quien se formó musicalmente en el Berklee College of Music de Boston, donde se graduó Cum Laude y obtuvo además la beca Fullbright. Entre otros títulos, contaba con el de profesor superior de Composición, Armonía, Contrapunto y Orquestación.

Mandi Capote fue autor de varios libros, algunos de los cuales fueron La Batería Básica (Editorial Bellaterra) y Phrasing with Diddles: A Sticking Dictionary (Trafford Publishing Edit), y organizador de cursos como el Walter Thomson (Soundpainting) en Bellaterra; el Taller de Nantha Kumar (Tabla Master) en Tenerife, y seminarios como el de Ed Uribe en Barcelona y Canarias, y el seminario Berklee College of Music celebrado en Canarias en 1996.

La carrera artística de Mandi Capote se había dirigido en los últimos años hacia la pintura, aunque nunca descuidó la música que fue una de las grandes pasiones de su vida.

Como batería actuó al lado de Stereocode, Diego Hernández, Luismo Valladares, José Pedro Pérez, Juan Belda y Jorge Pardo, David Quevedo, Javier Segura, Cigano, Arte Moderno, Skalectric, Caballo, Samara e Island, y fue un notable compositor de bandas sonoras, documentales y espectáculos multimedia.

“Un artista mayúsculo”, lo califican quienes lo conocieron.

Mandi Capote nació en Santa Cruz de Tenerife en 1955 y dedicó doce años de su vida a la composición de bandas sonoras, una actividad que abandonó por su vocación a la batería.

“Provengo de una familia de artistas: mi abuela Eulalia pintaba al óleo y era concertista de piano. Mi padre, abogado, también ocupó parte de su vida pintando. Dos de mis hermanos son pianistas y compositores. Mi hija y su madre son cantantes. Y uno de los primeros recuerdos que atesoro es el de mi madre cantándonos zarzuela… El arte siempre me ha trazado la vereda”, explicaba el músico en una entrevista. Conversación en la que añadía que desde 2002 y mientras trabajaba en una escuela “me encontré con que muchos de mis alumnos, entre 4 y 10 años, no sabían leer la escritura tradicional, la partitura, así que para solventarlo comencé a crear material de aprendizaje basado en imágenes; por así decirlo, pintaba los ritmos a los alumnos mediante una parrilla.”

Este experimento educativo lo reflejó en el volumen La batería básica, que publicó la editorial Bellaterra en el 2003, y que cuenta con dibujos de Miguel Gallardo. Mandi Capote creó también mazos de cartas que, al barajarlas y desplegarlas en cuatro montones –los cuatro tiempos.-, “dan un mínimo de 56.000 ritmos diferentes de un mismo estilo: reggae, hip-hop, bossa nova…”

Saludos, descanse en paz, desde este lado del ordenador.

Adiós al rey

Lunes, Enero 11th, 2016

Me dices que Bowie, David Bowie ha muerto y no sé por qué, lo primero que recuerdo es aquel tipo que cantaba muy desafinado sus canciones por toda la casa, intentando imitar al maestro con resultados patéticos y no aptos para la salud de tus propios oídos…

Veo al tipo paseando por el pasillo, con las manos que levanta y con las manos que te baja mientras un Mayor Tom (Space Oddity) de pena sale de su boca. Luego introduces el casete y le das a todo volumen para que la voz del auténtico, del irrepetible Bowie suene por toda la casa y silencie a ese remedo que, pese a todo, insiste y pone voz de falsete mientras la música inunda todos los rincones de un piso de Madrid que es probable que ya no vuelva a ver con estos mismos ojos…

Tuve la suerte de ver a Bowie en un directo. La gira no fue la mejor del artista, The Glass Spider Tour, pero era verlo actuar y moverse en el escenario y comprobar que la elegancia se lleva por dentro, que es imposible enseñarla –y si se enseña, se queda en simple barniz de buenas maneras– porque nace en las entrañas… Apenas guardo imágenes de aquel concierto salvo que terminé con una amiga reventándonos el cerebro y el estómago con Larios mezclados con tónica… Luego si pienso en aquel directo, me viene a la cabeza una inevitable y dolorosísima resaca…

Bowie seguía sonando mientras tanto en el transistor. Y el conocido del principio, ese personaje que describía brevemente en las primeras líneas, continuaba empeñado en cantar sus canciones aunque lo suyo no era lo de dedicarse a la canción.

Como actor, me gusta ver a David Bowie como Poncio Pilatos en la estimable La última tentación de Cristo, una película dirigida por Martin Scorsese que adapta muy por encima la novela de Nikos Kazantzakis. También como ambiguo mayor australiano en la intensa y filogay Feliz Navidad, Míster Lawrence, de Nagisa Oshima, un cineasta nipón que a mi generación le partió el alma y si se me permite el corazón; y de amanerado vampiro post moderno en El ansia, de Tony Scott, cinta que si por algo se recuerda es por el polvazo que Catherine Deneuve y Susan Sarandon se montan a lo largo de una cinta que resume el estético hedonismo de los años ochenta, una década en la que David Bowie se creyó que podía ser actor y al que evoco en Laberinto donde mide sus fuerzas contra una tierna y siempre inquietantemente bella Jennifer Connelly.

Hay más películas, y muchísimos discos, en los que Bowie sacó la cabeza del agujero y se empeñó en demostrarnos que no era gratuito que lo conocieran como el camaleón del rock… Aunque me atrevería a proclamarlo también como el camaleón a secas porque lo suyo es una historia de continua adaptación al medio y a los elementos que lo rodean. Una suerte prodigiosa por reinventarse una y otra vez…

Tanto, que incluso me hizo sospechar que podía ser posible. Me refiero a lo de reinventarse, aunque en unas islas tan pequeñas como en las que vivo eso sea tareas de titanes…

Una última imagen, uno de esos retales con forma de recuerdo que conservo en mi cada día más dispersa memoria: Un Honda Civic blanco que recorre las calles de una capital de provincias con la música a todo trapo.

Suena Heroes… Y canta David Bowie.

We can be Heroes

Just for one day

Repìto todavía como si de un mantra se tratara….

Saludos, sirenas, desde este lado del ordenador.

Adiós Negra y Criminal y otros avisos

Martes, Septiembre 1st, 2015

* Nunca tuve la oportunidad de visitar la librería Negra y Criminal en Barcelona pero sí que pude entrevistar a Paco Camarasa, probablemente una de las personas que más sabe del género en España, durante su estancia en Tenerife, convocado entonces por el festival NNegra de Arona.

Con Negra y Criminal desaparece el primer establecimiento dedicado a este tipo de literatura en una España que, mucho me temo, ya se nos ha perdido, y la librería de referencia para estar al tanto no ya de las últimas novedades sino también de los clásicos que permanecían injustamente olvidados entre los aficionados.

Mala noticia pues con la que comenzamos el día, un día muy negro –valga la redundancia– para la novela negra en España.

* El Ámbito Cultural de El Corte Inglés acoge este miércoles, 2 de septiembre y a las 19.30 horas, la presentación de la novela Los custodios de la Virgen (Nova Casa Editorial, 2015) de Carlos Felipe Martell. Oficiará de introductor del acto quien ahora mismo les escribe estas líneas.

* Si  pinchan este enlace podrá ver el divertido spot animado que Javier Fernández Caldas ha realizado para promocionar un curso en el que todo parece posible. No se lo pierdan.

* Albert Pla regresa a Canarias siete años después de su última visita, y lo hace estrenando en las Islas su espectáculo A Pleno Pulmón, el sábado 19 de septiembre en el marco del Festival Internacional Boreal (Los Silos). Las entradas se pueden adquirir en la página web del Boreal y durante los días de su celebración (18 y 19) a un precio simbólico de ocho euros. Otras actuaciones musicales ya anunciadas son las de Brushy One-String (Jamaica), Kimi Djabaté (Guinea-Bissau), Sonido Gallo Negro (México), Leo Minax (Brasil), RIOT (Portugal) y Féloche (Francia). A lo largo de los próximos días, el festival dará a conocer el resto de su programación.

Saludos, apaga y vámonos, desde este lado del ordenador.