Archive for the ‘Arte’ Category

Pilar Carreño: “TEA fue el único centro que me cerró las puertas para consultar documentación para este libro”

Lunes, Febrero 4th, 2019

El triángulo de las artes. Barcelona-Madrid-Tenerife de Pilar Carreño Corbella puede entenderse como la segunda parte de un ambicioso proyecto en el que la investigadora estudia el arte de los años treinta en Canarias. Este volumen complementa así a Los surrealistas en Tenerife, publicado en 2015, obra en la que se hacía eco de la primera exposición surrealista de Tenerife, la de 1935, y de la visita de André Breton, Jacquiline Lamba y Benjamin Péret a la isla. Ahora, con El triángulo de las artes estudia la rocambolesca historia de la segunda exposición, la de 1936, en la que además de exhibirse obra surrealista se expuso abstracta en los salones del Círculo de Bellas Artes y muestra que, como en el primer libro, se recrea en 3-D.

- El triángulo de las artes se ocupa de la exposición de arte contemporáneo Adlan-Gaceta de arte que se expuso en el Círculo de Bellas Artes de Tenerife en 1936, un año después de la exposición surrealista que acogió el Ateneo de Tenerife. ¿Qué distingue esta exposición de la anterior?, ¿cuáles considera que son sus características más destacables?

“Son varias las diferencias entre una y otra muestra: La primera, la que tuvo lugar en el Ateneo de Santa Cruz en 1935, toda la exposición vino seleccionada desde París por Breton y Éluard, y retornó al completo. La de 1936 fue una tarea personal de Eduardo Westerdahl y contó con las obras de su colección personal, la de Gaceta de arte y las obras que los artistas regalaron o cedieron para que la revista pudiese superar el bache económico que le había supuesto la prolongada estancia de los surrealistas en la anterior exposición; además Óscar Domínguez solicitó obras en el círculo de sus amigos surrealistas en la capital francesa y trajo consigo estas creaciones plásticas. Por otra parte, hay que tener en cuenta que el estallido de la Guerra Civil provocó que la inmensa mayoría de esas obras permanecieran en Tenerife. En segundo lugar, la exposición del Ateneo solo contó con producciones surrealistas pero en la de 1936 hubo tanto obras surrealistas, además de objetos surrealistas que fueron creados expresamente para esta exposición como libros, revistas, catálogos y fotografías de obras de arte moderno, como abstractas. Por tanto, lo más novedoso es que coexisten las dos tendencias artísticas imperantes en el panorama internacional de ese momento: el surrealismo y la abstracción”.

- El título del libro, El triángulo de las artes, recupera el de la conferencia que impartió Manuel Abril en Madrid en diciembre de 1935.

“Lo del título fue una coincidencia ya que inicialmente el libro se titulaba El triángulo de la cultura aunque al leer en un catálogo sobre el pintor García Lamolla donde se referenciaba la conferencia de Manuel Abril dictada en la inauguración de su exposición en 1935, me pareció el más adecuado”.

- Comenta que, en contra de la primera, esta exposición exhibió además de obra surrealista, abstracta, ¿cómo casaron los organizadores ambas tendencias?

“Son bastante difusas aunque en el montaje de la muestra se observa claramente que en la sala principal del Círculo de Bellas Artes se instalaron las obras surrealistas y en el vestíbulo las abstractas”.

- ¿Qué autores participaron en esta segunda exposición, y qué obras destacarías de las expuestas?, ¿cuántos artistas canarios, además de Óscar Domínguez, participaron en ella?

“De todos los artistas que participaron destacaría por su importancia a Óscar Domínguez con sus cuadros La Máquina de coser electro-sexual, Cueva de guanches y Mariposas perdidas en la montaña, entre otros; Joan Miró, Bañistas y Dos libélulas y Willi Baumeister, Fútbol. El único artista canario que estuvo en ambas muestras fue Óscar Domínguez si bien en esta segunda exposición se incluyeron dos obras del pintor tinerfeño Juan Ismael”.

- ¿Cuál fue el impacto de la exposición en la sociedad tinerfeña?

“Debió de ser bastante impactante pero son escasos los testimonios que nos han llegado salvo las cartas de Westerdahl y Domínguez y algún artículo en prensa”.

- Lo preguntamos porque la exposición contó también con objetos surrealistas. ¿Cómo fueron recibidos por el público? ¿y que pasó con ellos? Cabe recordar que un mes después estallaría la Guerra Civil española.

“Sí, el público los recibió con gran desconcierto y, por lo que se cuenta en la prensa, con cierta indignación; de todo ello da cuenta Westerdahl en una carta a Guillermo de Torre. Sin duda, son los objetos los que movieron al público a visitarla, pues se convirtió en un tema recurrente de todas las conversaciones. Los objetos, en su mayoría realizados con materiales variopintos, se destruyeron así que solo contamos con las descripciones de algunos de ellos”.

- Este libro, como el anterior, hace una reconstrucción en 3-D de la exposición ¿cómo fue este trabajo?

“Fue un trabajo muy complejo ya que no existía ningún plano del antiguo edificio del Círculo de Bellas de Tenerife por lo que tuvimos que recurrir al Catastro, las fotos de Eduardo Westerdahl, otras imágenes de época de las salas del Círculo así como algunas fotografías de las obras participantes tomadas por Westerdahl y las medidas de las obras. En primer lugar, conté con la inestimable ayuda del arquitecto José Manuel Hernández Gómez que no ha llegado a ver el resultado final de la obra y que fue quien realizó los bocetos de la reconstrucción virtual de las salas de exposiciones y del montaje de las obras. En segundo lugar, mi agradecimiento al arquitecto Jaime Viguri, quien realizó la reconstrucción virtual cuyas imágenes figuran en el libro”.

- Si la primera exposición se realizó en el Ateneo de Tenerife ¿por qué se decide hacer la segunda en el Círculo de Bellas Artes?

“No hay documentos que aclaren esta decisión aunque creo que tuvo que ser un problema de última hora ya que la solicitud para la sala del Círculo se realizó muy tarde”.

- ¿A quién destacaría de los miembros que formaron parte del grupo de Gaceta de arte?

“Sin duda alguna a Eduardo Westerdahl. Eduardo Westerdahl es el principal activo y la persona que entabló las relaciones con el exterior y supo aglutinar al grupo de Gaceta”.

- En este libro publica además materiales inéditos, ¿cuáles señalaría?

“No se había trabajado en profundidad sobre esta segunda exposición. Se la confunde muchas veces, de hecho, con la de 1935. En cuanto a la documentación más relevante que se reproduce en el libro, destacaría los artículos publicados en la prensa y, especialmente, la correspondencia mantenida entre Eduardo Westerdahl y Óscar Domínguez en relación con este momento. También reseñaría todo el material fotográfico que se conserva de la muestra y que ha sido digitalizado a partir del negativo”.

- ¿Y con que colaboraciones contó para la elaboración de la obra?

“Este libro, en definitiva, es un trabajo de un equipo, desde su gestación hasta que ve la luz. Conté como la vez anterior con el catedrático de Literatura y amigo, Nilo Palenzuela, que se leyó el manuscrito y mejoró notablemente el original. Con los arquitectos José Manuel Hernández Gómez y Jaime Viguri que reconstruyeron en 3-D el espacio arquitectónico y la instalación de las obras. El diseñador Paco Lozano que dio forma y vida al libro con su maquetación y a todo el grupo de Brizzolis que ha trabajado intensamente y con gran profesionalidad en la impresión y acabado final del trabajo. Al margen de todos ellos, hubo también una serie de personas e instituciones que colaboraron facilitándome información y materiales”.

- Sin embargo, creo que no tuvo acceso directo a la correspondencia de Óscar Domínguez con su amante. Cartas en las que le informa sobre esta segunda exposición, ¿por qué?

“Lamentablemente Tenerife Espacio de las Artes, TEA, fue el único centro que me cerró sus puertas de acceso para consultar la documentación adquirida con fondos públicos; al margen de cualquier explicación que pueda resultar convincente, no creo que haya justificación alguna, salvo que me haya caracterizado a lo largo de mi trayectoria como investigadora por mi total independencia”.

- Se lo preguntaba porque parece que pasó lo mismo con el segundo número de la revista Índice.

“Sí, y en nota a pie de página lo indico. El domingo 19 de enero de 2019 se publicó en la prensa de las islas que se van a organizar unas jornadas, ediciones, etc., y al lunes siguiente el conservador de TEA me informa en un correo que puedo acceder a la consulta, casualmente cuando mi libro ya estaba en la calle”.

- Al margen de estos inconvenientes ¿cómo fue la redacción de la obra?

“Fue un largo proceso en el tiempo y muchas veces tuve que insistir una y otra vez, consciente de que siempre, siempre puede aparecer algo nuevo e insospechado por el camino. El libro recoge todas las fuentes consultadas, fundamentalmente en los Fondos Westerdahl, Pérez Minik, López Torres, García Cabrera, Emeterio Gutiérrez Albelo; la documentación sobre Adlan (Col.legi d’arquitectes de Catalunya, Barcelona y archivo José Corredor Matheos, etc.), documentos localizados en MNCARS y BNE, entre otros muchos”.

- ¿Piensa que esta exposición dejó huella en las generaciones que vinieron después?

“Curiosamente la huella ha sido más por el eco que por un conocimiento real de lo ocurrido”.

-Me ha llamado la atención que el libro además de estar patrocinado por la Consejería de Turismo, Cultura y Deportes, haya contado con el apoyo de la Dirección General de Patrimonio pero no de la Viceconsejería de Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, que era lo más razonable. ¿Por qué?

“Me entrevisté tanto con el viceconsejero de Cultura, Aurelio González, como con el director general de Patrimonio, Miguel Ángel Clavijo; si bien ambos me mostraron su apoyo, fue este último el que acogió el proyecto con gran entusiasmo, en su línea de rescate y difusión de todo nuestro patrimonio, y es por eso que he conseguido publicarlo en tiempo récord”.

- ¿Habrá un tercer tomo de su investigación El arte de los años treinta en Canarias?

“Tengo en proyecto un tercer tomo que abarcaría desde 1947 a 1977. Es un período que ya traté en mi tesis doctoral y que he ido completando a lo largo del tiempo”.

- ¿Y qué importancia tiene para usted el arte en esas décadas en las islas?

“En principio los primeros grupos (PIC y LADAC) se nutren de los ecos de la vanguardia de los años treinta y LADAC de los acuerdos de la Escuela de Altamira (Santander) de la mano de Eduardo Westerdahl; más tarde, en los años sesenta, se abren al panorama nacional e internacional (Espacio y Nuestro Arte), liderados por dos figuras claves, Felo Monzón y Pedro González; y por último, el arte se contamina con la política (Contacto-1 o Contacto canario), liderado por Tony Gallardo”.

Saludos, loado sean los dioses, desde este lado del ordenador

Fallece Alfonso Delgado, escritor, pintor, perfomance, escultor y agitador cultural canario

Lunes, Enero 28th, 2019

La semana comienza con una noticia muy triste para la república del arte en Canarias. Ha muerto el polifacético artista Alfonso Delgado (Santa Cruz de Tenerife, 1955), pintor, perfomance, agitador cultural, poeta y escritor de una sobresaliente novela, Queda la broza, publicada el año pasado en la editorial de Canarias3puntocero.

Alfonso Delgado comenzó su formación artística en la Escuela de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife, realizando su primera exposición individual en el Ateneo de La Laguna en 1976. Tras licenciarse de sus estudios universitarios, dirigió el programa Alternativa para la sala de arte Los Lavaderos y diseñó y dirigió para el Ayuntamiento de la capital tinerfeña un ciclo de innovaciones artísticas, Nuevas Formas.

Como artista plástico realizó numerosas exposiciones no solo en las islas sino también en Francia, Alemania y Méjico. Su última individual, hace dos años, se exhibió en la sala MAC de la Casa Elder en Santa Cruz de Tenerife, colección que llevó por título Puerto Olvido.

Alfonso Delgado participó también con sus obras en varias colectivas, practicó con éxito el arte urbano, transformó ropas y zapatos en “objetos mágicos”, realizó esculturas e intervino en perfomance como Nepenthes y Tú eres azul cobalto junto a Pablo Martín Carbajal.

Dirigió Inter-Lab, el Laboratorio Intercultural de Creación y Comunicación de Ideas, una iniciativa que contó con el respaldo de la Universidad de La Laguna y en la que participaron también Paloma López-Reillo y Eduardo Negrín. En 2017 fue premiado por el programa de la Unión Europea Intercultural Cities, que reconoció su trabajo como innovador y de interés social.

Formó parte del grupo Los Novísimos y fue autor de los poemarios Calle del aire, Oceana, Laberintia y El guerrero de Riace, entre otros y de la novela Queda la broza, una hermosa historia de amor que se desarrolla a caballo entre Santa Cruz de Tenerife y París a principios de siglo XX y que ahora queda como testamento de un artista que amó la ciudad en la que nació y en la que recorrió sus calles. En los años setenta junto a su buen amigo el también poeta Félix Francisco Casanova.

Estoy seguro, si existe un más allá, que se habrá reencontrado con el autor de El don de Vorace para perderse en el laberinto del firmamento con la idea de tomar un café, ir al cine y trabajar luego, después, en un arte que desde ayer ha perdido en Canarias a uno de sus más señeros referentes.

Saludos, hoy muy tristes, desde este lado del ordenador

Las cosas de TEA (2) y presentación en septiembre del piloto de ‘Antes de la guerra’

Martes, Enero 22nd, 2019

* Leemos con estupor como un periódico local se hace eco de una noticia de la que nosotros ya informamos en la edición de papel de El Perseguidor, que publica Diario de Avisos el 24 de septiembre y en este su mismo blog al dìa siguiente, 25 de septiembre, en la que informábamos de la aparición del segundo número de la revista Índice, la publicación que dirigió Domingo López Torres en los años treinta y de la que se conocía hasta ahora la existencia de solo el número uno. La revista se encuentra en TEA Tenerife Espacio de las Artes, que en uno de esos alardes de despiste (las cosas de TEA, que le decimos) ya conocidos de la institución, sobre todo en los ùltimos tiempos, informó como si nada de su existencia en la Memoria correspondiente al año de 2017.

Lo dramático del caso, porque tiene drama además de ese principio de incertidumbre que se le quiere dar ahora al espacio, es que hasta ayer, prácticamente, los responsables de TEA negaban que los investigadores pudieran consultar el segundo número de Índice porque… la verdad es que no tenemos muy claro los por qué, aunque ayer, 21 de enero sí que informaron a los interesados y a toro pasado (Ias cosas, qué cosas, de TEA) de que ya se puede acceder a ellos tras los trabajos de conservación preventivos y de habilitación para su consulta. Se anuncia, además, que en febrero, se subirá a la página web. A ver si es verdad y no otra, y van, de las cosas de TEA.

* Nos informan que la fase de post producción del episodio piloto de la serie Antes de la guerra ha finalizado. Se anuncia, además, que pronto se notificará a través de la Road Films y Mahiro Production LTD de las novedades que se vayan generando en torno a un proyecto que se basa en la saga litreraria Memorie´s, una creaciòn de Ángel Reyes.

Está previsto que en mayo y en una rueda de prensa que se celebrará en Tenerife, se exhiba en un paso privado para los representantes de los medios de comunicación el tráiler oficial de Antes de la guerra así como la presentación oficial del capítulo piloto de la serie el 28 de septiembre también en Tenerife.

Saludos, hermanos y hermanas, desde este lado del

Eugenio Carmona: “Picasso fue un intelectual que se disfrazó de salvaje”

Lunes, Julio 16th, 2018

El catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Málaga Eugenio Carmona Mato impartió hace unas semanas la conferencia La invención de la realidad en el arte en TEA Tenerife Espacio de las Artes, charla que formó parte de las actividades paralelas a la exposición Enigmas exactos: Carlos Chevilly y la naturaleza muerta moderna, una muestra comisariada por Isidro Hernández que es la mayor dedicada hasta la fecha a Carlos Chevilly de los Ríos (Santa Cruz de Tenerife 1918-1978).

- ¿Conocía la obra de Carlos Chevilly?

“No la conocía aunque gracias a esta exposición tengo ahora una idea de que se trató de un artista con intenciones muy concretas y elaboradas. Es probable que alguna obra aislada lleve a conclusiones erróneas sobre su pintura pero en conjunto su obra se caracteriza, a mi juicio, por contar con la herencia de determinadas tradiciones del arte moderno español que pese a que perdió algunas de sus referencias por la Guerra Civil, continuó explotando otras. En este sentido, Carlos Chevilly es algo así como el punto y final del realismo mágico y la nueva objetividad que configuró la modernidad española”.

- ¿Qué destacaría de su trabajo?

“Lo que me atrae es que para Carlos Chevilly más allá de la técnica, la pintura es un medio y no un fin. Para Chevilly como para Salvador Dalí y René Magritte la técnica es técnica de corrección figurativa al servicio de un mundo que tiene claro la pintura metafísica, el realismo mágico y la nueva objetividad lo que implica el desbordamiento del individuo como sujeto y su comprensión metafísica hasta las cualidades de los objetos en su proceso de personificación; como si los objetos pudieran alcanzar la subjetividad ya que en estas obras nos relacionamos con ellos como si fueran sujetos y no objetos y es este proceso de desplazamiento, de descontextualización, lo que hace fascinante la obra de Carlos Chevilly”.

- Usted es especialistas en vanguardias artísticas, ¿cómo valora el trabajo de los surrealistas tinerfeños y el escaso eco que todavía tienen a nivel nacional?

“Pues que su papel fue decisivo. La existencia de Óscar Domínguez como referente es notable porque se trata de un artista con capacidad magnética que en los años 40 nos hace ver que la vanguardia española estaba viva y que su ciclo histórico no desapareció con la Guerra Civil. Domínguez, además, es un pintor que cuenta con valores estéticos y plásticos con los que representa su propio mundo. Un mundo aparentemente racional”.

- Sin embargo el artista tinerfeño no está suficientemente reconocido, pasa lo mismo con los demás miembros que se aglutinaron en Gaceta de Arte…

“Se trata de un problema educacional pero no soy quien para solucionarlo. La generación del 27, por ejemplo, aparece en los libros de textos y en los planes de estudio como si se hubiera desarrollado en toda España sin caer en la cuenta que los poetas que la configuran viven en un universo castellano andaluz y no catalán, vasco o canario, aunque se cruzaran correspondencia. En las regiones de España se viven situaciones diversas por lo que hay escritores y poetas que deberían ser estudiados a la par de la Generación del 27. En cuanto al arte, Óscar Domínguez es un caso porque hace Santa Cruz de Tenerife-París sin pasar por Madrid, por eso digo que hay que saber enfocar con la idea de configurar una narrativa más acorde con la realidad del momento y del lugar y relacionarlos unos con otros para formar una red”.

- Usted es especialista en la vida y obra de Pablo Picasso, ¿cómo llegó a él?

“Nací en la misma plaza donde vino al mundo, la de la Mercé en Málaga pero no fue hasta los años setenta, cuando la cultura pop ya había dado un giro y aparecía la postmodernidad cuando encontré a Picasso, un artista que estaba poco considerado entonces en el sur de España aunque ahora es todo lo contrario gracias al esfuerzo de Cultura y al cambio de estructuras que se promovieron en diversos lugares de todo el Estado cuyo esfuerzo fue enorme y no debemos olvidar aunque ahora se esté perdiendo la perspectiva de lo que se hizo. Yo llegué a Picasso por mi afición a la poesía. Un día, siendo muy joven, encontré en uno de los facsímiles de la revista Litoral dibujos de Juan Gris y de Pablo Picasso en el número especial dedicado a Góngora que fue tan importante y gracias a esas páginas reflexioné sobre los pintores que colaboraban en la revista y el arte español de los años veinte”.

- ¿Quién es Picasso?

“Picasso es un artista demoledor, saturniano y profundamente difícil. Él mismo provocó una narrativa sobre su obra basada en las relaciones con sus amantes que no se corresponde con la realidad de su trabajo aunque sí que forma otra parte de su obra. Al desmontar al personaje, descubrí quién era Picasso”.

- ¿Y qué descubre?

“Pues que es un tipo que en 1936 se implica con la II República aunque en 1917 deja de seguir la Revolución rusa al vivir en París con una exiliada zarista. La fascinación que ejerce el personaje es que tuvo una continua capacidad de rehacerse y de contradecirse por lo que te encuentras a cada paso con un artista que renace y que es distinto aunque mantiene su carácter de intelectual porque Picasso fue un intelectual que se disfrazó de salvaje. Era hijo de un catedrático y su madre pertenecía a una de las familias de la burguesía dominante de Málaga. No procede del mundo artesanal y conoce a los pintores malagueños del XIX, que le regalan cosas y se hospeda en la casa de Santiago Rusiñol al llegar a Barcelona y en París se relaciona con artistas y escritores. Picasso es un gran intelectual que odia serlo, quiere oponer el vitalismo absoluto a la vida intelectual y esa lucha de valores es la que lleva a que se plantee qué es el deseo y la muerte, un deseo que siempre está en relación con lo que es ético o no, y ahí está Picasso, en esa lucha entre abolir o no las normas sociales”.

- Durante un tiempo se dijo que Picasso más que pintor español fue un pintor francés.

“No tiene razón de ser porque Picasso a lo largo de su obra se rodea de los mitos culturales españoles. Además, detestaba el buen gusto, el spleen y el culto intelectual galo. Su origen es andaluz, un andaluz profundo aunque como tantos malagueños no se plantea de donde es porque es muchas cosas. Durante un tiempo se identifica plenamente con la cultura catalana y con ese bagaje catalán y andaluz llega a París donde vive en un ambiente artístico internacional en el que proyecta la imagen de una persona primitiva cuando en realidad no lo es. Coge de la cultura francesa lo que le interesa y modela una personalidad que se aprecia muy bien en sus escritos, ya que en la escritura automática aflora lo que el individuo tiene en su acervo personal, en el caso de Picasso una suma de culturas que él elabora. Es importante reseñar cómo descontextualiza la pintura occidental a través del arte primitivo y que se trata de un artista que nace con el museo en la cabeza”.

- ¿El museo en la cabeza?

“Los artistas hasta Picasso no trabajaban con el museo en la cabeza pero él sí. El museo como estructura mental y como institución en la que exponer su trabajo. Eso explica que haya tantos Picasso en los museos”.

PICASSO NO NOS NECESITA

El catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Málaga, Eugenio Carmona, recomienda enfrentarse a la obra de Pablo Ruiz Picasso sin prejuicios y una mirada inocente que le permita la sorpresa ante ante el pálpito vital que se respira en muchos de sus cuadros. No se muestra partidario así de intentar convencer al público, sino que sea el espectador quien descubra la belleza de la obra del pintor malagueño.

“Picasso no nos necesita”, dice Carmona. Cada día aparece una noticia publicada en cualquier periódico del mundo relacionada con él. Y al mes, aparece un artículo científico en revistas especializadas que ilustra la actualidad de un artista que no dejó de producir a lo largo de su vida. Su producción es ingente, tanto, que Jorge Luis Borges llegó a decir que era imposible que su biblioteca contara con más libros sobre Picasso porque se editaban demasiados. “La obra de Pablo Picasso permanece y permanecerá siempre. porque continúa siendo el artista más cotizado y del que más se escribe, también es el que genera más noticias. Su última gran obra fue hacer de sí mismo y su vejez una obra de arte, la de un hombre que pese a su edad baila, ríe y ama. Su obra conmueve porque representa la vida y el deseo”.

Saludos, picassianos, desde este lado del ordenador.

El principio de la incertidumbre: Gilberto González, director artístico de TEA

Martes, Junio 5th, 2018

Gilberto González es desde hoy, martes 5 de junio, el segundo director artístico de Tenerife Espacio de las Artes (TEA). El primero, como recordarán algunos, fue Javier González de Durana durante el periodo comprendido entre 2008 a 2011, aunque dejó de ocupar sin demasiada pena ni gloria esta responsabilidad tras orquestarse una maniobra de acoso y derribo que esperamos no se repita con Gilberto González, elegido por una “comisión internacional de profesionales de la creación contemporánea”, que dio el visto bueno a su proyecto Principio de incertidumbre para renovar una institución que va de vanguardista pero que sigue anclada en el pasado ya qe no ha logrado que la sociedad tinerfeña identifique este espacio como lo que es o debiera ser, un centro de arte y no solo una biblioteca pública en la que estudiar y sacar en préstamo libros, discos, colorines y deuvedés.

Gilberto González, que fue el director artístico de la última bienal de Fotonoviembre, que también convoca no sabemos si con carácter internacional el Cabildo de Tenerife, obtuvo la puntuación más alta de este comité que valoró, se cuenta, las posibilidades de un proyecto, el ya mencionado El principio de incertidumbre, que desarrollará durante tres años y en el que propone una dirección artística “como un puente capaz de propiciar una negociación equilibrada entre la administración del centro y los procesos que pueden y deben acontecer ligados a la práctica artística”, se anuncia en un comunicado de prensa, en el que también se señala que abrirá “campos de investigación expositivos que subviertan en ocasiones el propio concepto de exposición” y que TEA esté al servicio de la ciudadanía en su tiempo de ocio, pero no que se convierte en un espacio de ocio.

Gilberto González es licenciado en Historia del Arte por la Universidad de La Laguna y ha sido conservador del Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM) y coordinador general de la Bienal de Arquitectura, Arte y Paisaje de Canarias , y en la actualidad es director del Aula de Cultura de Pensamiento Artístico Contemporáneo de la Universidad de La Laguna.

Tras obtener la licenciatura en la Universidad de la Laguna Gilberto González recibió una beca para estudios avanzados de Museología en el Smithsonian America Art Museum en Washington y fue uno de los fundadores de la Oficina para la Acción Urbana (2013).
Además, ha sido miembro del Consejo editorial de REDAC, revista de arquitectura de Canarias, y actualmente es director del Aula de Cultura de Pensamiento Artístico Contemporáneo de la Universidad de La Laguna y patrono de la Fundación Pedro García Cabrera.

Formaron parte del comité internacional el profesor titular de Arte Contemporáneo de la Universidad Autónoma de Madrid Jesús M. Carrillo, y la conservadora de Public Engagement del Centre for Contemporary Arts (CCA) de Glasgow, Viviana Checchia.También la profesora de Culturas Visuales en Goldsmiths, University of London, y Senior Curator de Creative Time, Nueva York, Elvira Dyangani; la coordinadora académica de Central Saint Martins School of Art de Londres, Yaiza Hernández; y el coordinador de la Unidad de Investigación y Doctorado de UDRBAU, Centro Universitario de Diseño de Barcelona, Jaron Rowan.

Saludos, buena suerte, cristiano, desde este lado del ordenador

Citas

Martes, Diciembre 12th, 2017

* La Universidad de La Laguna celebra los veinte años de convocatoria del Premio Internacional de Relato Breve Julio Cortázar y este miércoles 13 de diciembre la presentación del libro que recopila los veinte relatos ganadores de la última edición. El acto tendrá lugar en el Espacio Cultural La Capilla, en el patio central del Edificio Central de la Universidad, a partir de las 20 horas y en el mismo el periodista y escritor Juan Cruz impartirá una conferencia.

* Náufraga en tu piel, un libro de Irma Ariola Medina Cuevas, se presenta este miércoles, 13 de ciembre y a las 19 horas en la en la Mutua de Accidentes de Canarias (MAC), en Santa Cruz de Tenerife. En el acto, además de la autora intervendrán la poeta y narradora, Elena Villamandos, la escritora y gestora cultural, Graciliana Montelongo y el director de Ediciones Aguere, Anghel Morales.

* La Biblioteca de Arte de Tenerife Espacio de las Artes es el escenario, este miércoles, 13 de diciembre, de la presentación del libro Arte y procesos democráticos. Hacia una estética horizontal de Cynthia Viera y Pablo San José. El acto, a las 18 horas,será presentado por Ramón Salas, profesor de la facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna.

* El Ateneo de Miraflores, en la calle de MIraflores número 3 de Santa Cruz de Tenerife, acoge este jueves, 14 de noviembre y a las 19 horas, la presentación de Los ojos de la lluvia, de Isabel Medina. Presenta Yaiza Afonso.

* La Casa de los Cáceres, unicada en la plaza de La Constitución de Icod de los Vinos acoge este jueves, 14 de diciembre, la presentación del libro El verano se fue contigo, de Paula Torres Amado, y que edita Ediciones delMedio.

* La novela Finis mare, de Felicidad Batista, se presenta el viernes 15 de diciembre y a las 20 horas en la Casa Museo Secundino Delgado de Arafo, Tenerife. En el acto participarán junto a la autora el alcalde de la Villa de Arafo, José Juan Lemes Expósito, el escritor Rafael Yanes Mesa, la editora Elena Morales Jiménez y el autor de la portada, Jacobo Tendero. La velada terminará con una actuación de la pareja de baile Carmen Peraza y Benjamín Palmero, del Club de Baile Deportivo ILETÉN.

Saludos, ¡¡¡NO AL CIERRE DEL TEATRO TIMANFAYA!!!, desde este lado del ordenador