El orden de los factores no altera el producto

Martes, Octubre 15th, 2013

* La Librería de Mujeres acoge este miércoles, 16 de octubre, y a las 20 horas la presentación de Off the road, el libro que Carolyn Cassady, esposa de Neal Cassady –el Dean Moriarty de En el camino de Jack Kerouac– dejó escrito para dar su visión de los hechos y de aquellas personas que formaron parte de lo que se conoció como Beat Generation. La traductora del volumen, editado en español por Ediciones Escalera, Ana Lima, será la encargada de revelar los entresijos de estas memorias por donde desfilan, entre otros, Allen Ginsberg, Kerouac, Neal Cassady, y cuya publicación coincide en castellano con su reciente fallecimiento, el pasado 20 de septiembre. En esta autobiografía, Carolyn Cassady describe sin resentimiento el alcance de la leyenda que Jack Kerouac forjó en torno a Neal Cassady en sus libros y que acabó por consumirlos a ambos en una agonía paralela de distancia, culpa, excesos y desengaños.

* Fantasía Editorial presenta el jueves 17 de octubre en la Librería La Isla, en Santa Cruz de Tenerife, y el viernes, 18 en el Espacio Cultural de la Casa de La Parra, en los Realejos, su segunda antología de relatos fantásticos, Bosques. Antes de comenzar el acto, a las 20 horas, los miembros el equipo de Escuela de Fantasía impartirá un taller gratuito de escritura de microrelatos a las 18.30. Entre los narradores que participan en Bosques se encuentran dos escritoras canarias, Rosa Gloria González y Gloria T. Daudén, quienes participarán en esta presentación junto a Inés Arias de Reyna, profesora de Literatura fantástica y escritora, y Rafa Turnes, fotógrafo y autor de la imagen de la portada de esta antología. Bosques es el segundo volumen de relatos fantásticos que publica Editorial Fantasía, trece historias que nacen de la relación que cada autor establece con el bosque, con sus leyendas, con sus misterios, siendo un lugar de encuentro y, a su vez, de huida de la realidad cotidiana. Además de los autores citados, participan también en Bosques con sus relatos Gema del Prado, Linda Y. Thomson, Susana Meyniel, Daniel Garrido, Mariano F. Wlathe, Manuel J. Alfonso, Carlos Piélago, Mercedes Tormo, Arien Vega y Laura Garrido.

* TEA Tenerife Espacio de las Artes acoge también el jueves, 17 de octubre, el estreno del largometraje Personas, de Guillermo Ríos, a partir de las 20 horas. Personas narra  la historia de cuatro personas que han sufrido algún tipo trastorno de salud mental; Olaya, Enrique, Akorán y Conrado nos cuentan sus vidas actuales, reflexionan sobre los que les sucedió y nos expresan sus proyectos de futuro. En un formato de largometraje documental y con una duración aproximada de 50 minutos, la película se construye con algunas tramas de ficción interpretadas por el actor Alex García. La cinta, producida por Festeam Comunicación y  Eventos S.L., fue patrocinada por Fundación en Pié y premiada por Metropolitano de Tenerife S.A.

* El escultor José Abad (en la foto de Ventura Alemán) ha invitado al poeta Alberto Pizarro a ofrecer un recital de poesía en el Espacio Bronzo, la sala de arte que el taller de fundición artística Esculturas Bronzo mantiene abierta en La Laguna. La intervención del poeta tendrá lugar este viernes 18 de octubre, a las 20 horas, en la sala, situada en la calle Núñez de la Peña, 19. La lectura de poemas, inserta en el espacio donde se muestra actualmente la exposición del artista tinerfeño José Abad, obra reciente, que permanecerá abierta al público hasta el 31 de octubre. El título del encuentro Poesía para amigos es en sí mismo el motivo de este singular acto, dada la profunda amistad que une a ambos artistas.

* El viernes 18 de octubre y en el Café Atlántico, en Santa Cruz de Tenerife, comienza la segunda edición de Lucha Libro Tenerife, campeonato de improvisación literaria. Participan en la primera eliminatoria a partir de las 21.30 horas La Mano Negra, Guayota, La Valquiria de Odín, El Vago de Oz, Tsunami, Reaper El Chivo, Awan y Arcadia de un total de dieciséis luchadores inscritos. La segunda eliminatoria se celebrará el sábado 19, y en ella medirán sus capacidades Nevus de Ota, Salvatore Curtis, Argonauta, Sanctus Calami, Flor de Loto, Oilda, El Bellaco Malandrín y Darko. Los cuartos de final y la gran final tendrán lugar en el mismo espacio y a la misma hora el viernes y el sábado 25 y 26 de octubre, respectivamente.

* Alexis Ravelo recibirá el próximo 22 de octubre en Madrid el XVII Premio de Novela Negra Ciudad de Getafe por La última tumba, título que pronto llegará a las librerías editado por Edaf. Ravelo propone en esta novela una historia que arranca en 1988, cuando Adrián Miranda Gil, un chapero drogodependiente, es condenado a 29 años de prisión por el brutal asesinato de Diego Jiménez Darias, asesor de un importante dirigente político regional. En 2011, tras cumplir más de veinte años de condena, Adrián afronta la libertad condicional como un preso modelo, desintoxicado y centrado en su rehabilitación. Pero, en secreto, ya ha comenzado a urdir su venganza al descubrir que su acusación y condena fue fruto no de un error judicial, sino parte de una conspiración en la que él ha servido como cabeza de turco.

Saludos, ¡eso es to-to-todo, amigos!, desde este lado del ordenador.

Gacetillas

Jueves, Septiembre 26th, 2013

EL FESTIVAL PERIPLO ESTRENA FERIA DEL LIBRO

El perímetro de Periplo, que ocupa el histórico barrio de La Ranilla de Puerto de la Cruz (Tenerife) es el espacio que el Festival Internacional de Literatura de Viajes y Aventuras de la ciudad turística del norte de Tenerife dejará repleto de libros a partir de este jueves, 27 de septiembre con las actividades Feria Periplo y Libros en ruta.

La Feria Periplo es una feria del libro temática organizada por la Asociación de Libreros de Tenerife en la calle Mequinez. La feria se inaugura este jueves, 26 de septiembre, a las 18 horas y permanecerá abierta hasta las 21 horas; los días viernes 27 y sábado 28 de septiembre, las casetas de las librerías estarán abiertas al público de 11 a 22 horas y el domingo 29, de 11 a 14 horas. La Asociación de Libreros de Tenerife incluye en la agenda de la feria diversas actividades destinadas a los lectores más jóvenes: sesiones de cuentos infantiles dentro de las actividades Peripecia para público familiar de Periplo Escena, que corren a cargo del grupo Chikitukis, y Cuentoscopio, el sábado 28, a las 12 y 19 horas, respectivamente. Otra de las actividades que se desarrollan dentro del Festival es Libros en ruta, liberación o suelta de libros organizada por la biblioteca pública Tomás de Iriarte, que tendrá lugar el jueves 26 y el viernes 27, a las 18 horas;  el sábado 28, a las 10 y a las 19 y el domingo 29, a las 11 horas.

El Festival Periplo de Literatura de Viajes y Aventuras en la calle contempla además, la sección televisiva de Periplo Audiovisual, en la que Periplo acerca al público a las propuestas que sobre el viaje ofrecen los diferentes canales televisivos, acercándolo en este primer año a Canal Viajar y a su serie Vivir. Los capítulos dedicados a Ámsterdam y Nueva York se exhibirán a las 21.30 en la calle Maretas.

Tras las proyecciones de Periplo Audiovisual, Singladura hacia la cultura da paso a los viajes gastronómicos en las que el público de Periplo puede degustar los sabores que ofrecen la cocina tradicional griega e italiana, de la India, de Bavaria, siempre cocina creativa, junto a cócteles y combinados.

HOMENAJE A MIGUEL ÁNGEL DÍAZ PALAREA

El Ateneo de La Laguna acoge este jueves 26 de septiembre un homenaje literario dedicado al abogado y escritor Miguel Ángel Díaz Palarea. En el acto, que está previsto comience  alas 20 horas, intervendrán Sebastián Gómez Movilla, Francisco Rodríguez, Alberto Coma y Ánghel Morales. Al finalizar, pondrán la nota musical Beselch Rodríguez y Adrián Arvelo. Este tributo está organizado por Ediciones Aguere y Ediciones Idea.

REGRESA LUCHA LIBRO

El plazo de inscripción en la primera y segunda convocatoria de Lucha Libro, el campeonato de improvisación literaria en Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, respectivamente, finalizará el 31 y el 4 de octubre, respectivamente.

Para participar este encuentro hay que enviar dos cuentos con una extensión máxima de una página en Arial 11; y añadir el seudónimo del escritor/a, nombre, apellidos y edad e isla en la que participa a luchalibrocanarias@hotmail.es.

Lucha Libro es una iniciativa de El Shiva Azul producciones y Criserey Oropez, y colabora la editorial Baile del Sol, Librería Canaima, Cerveza Coronita, Librería El Paso, AlmaNake y La Isla Libros.

INFILTRATORS, EN LOS AGUERE

La Filmoteca Canaria proyecta este jueves, 26 de septiembre, a las 20.30 horas el documental Infiltrators, dentro de la programación de El Documental del Mes. Será a las 20.30h. en el Espacio Cultural Aguere de La Laguna. Infiltrators está dirigida por Khaled Jarrar, y es una producción de los Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos y Líbano (2012). Con una duración de setenta minutos, el largometraje se exhibe en versión original en árabe subtitulado al castellano. Infiltrators revela los arriesgados intentos de hombres, mujeres y niños palestinos para pasar al otro lado del muro de separación de Jerusalén. No son traficantes ni contrabandistas, algunos son miembros de familias separadas, gente que trabaja o reza al otro lado de la frontera. Todos se arriesgan a ser descubiertos e incluso a romperse las piernas mientras lo intentan: El documental fue Premio Especial del Jurado. Dubai International Film Festival. Emiratos Árabes Unidos, 2012, Mejor Director de Documental. Premio FIPRESCI. 2012 y Mejor Documental. The Muhr Arab Award. Emiratos Árabes Unidos, 2012.

Saludos, en plan gacetilla, desde este lado del ordenador.

Damos la nota

Jueves, Septiembre 19th, 2013

* Víctor Álamo de la Rosa presenta este viernes, 20 de septiembre, su última novela Isla nada (Tropo Editores), un título en el que su autor pone fin a su universo literario de Isla Menor. Álamo de la Rosa explica que su Isla Menor es una metáfora de El Hierro, de ahí el paisaje, los lagartos, las situaciones que plantea en una ficción que, prácticamente, ha definido hasta ahora su narrativa. Ello me hace preguntar por dónde irá a partir de ahora las nuevas historias del escritor. Qué temas explotará tras dejar atrás seis libros en los que construyó un imaginario que cuenta con devotos lectores y una señas de identidad que son ya marca de la casa.

El acto tendrá lugar, decíamos, este viernes a las 19 horas en Santa Cruz de Tenerife, en el salón de actos de la MAC Mutua de Accidentes de Canarias (c/Robayna, 2), y supone el pistoletazo de salida de una gira de promoción que también lo llevará a Venezuela, Madrid, Las Palmas de Gran Canaria, Los Realejos y El Hierro.

Isla nada relata “la historia de un aviador nazi que tras perder la guerra decide montar un curioso zoológico donde exhibir seres humanos, y la vida de un famoso tenor catalán que debido a las asombrosas adicciones sexuales de su esposa comienza a perder su portentosa voz”. Con estos hilos argumentales teje Víctor Álamo de la Rosa su nueva novela, cuatrocientas páginas, “por la que desfila una galería de personajes y una variedad de paisajes que llevarán al lector desde las discotecas de Río de Janeiro a los suburbios de Sierra Leona, desde los poblados esquimales del Ártico al parque del Retiro madrileño, pasando por El Hierro, Tenerife, Galicia, Francia, Marruecos, Canadá, un sinfín de apasionantes viajes que desembocarán en una isla misteriosa, asediada por un volcán, en la que los personajes empezarán a dudar de su propia existencia”.

* El Premio de Poesía Pedro García Cabrera, que anualmente otorga la Fundación CajaCanarias, ha recaído en la presente edición en el poemario El tiempo de los lémures, de Daniel Bernal Suárez. El galardón, dotado con 3.000 euros, lleva aparejado la publicación de la obra objeto de distinción.

En esta última convocatoria del certamen poético se presentaron más de medio centenar  de obras originales, de entre las cuales se seleccionaron diez trabajos finalistas. El jurado estuvo formado por Jorge Rodríguez Padrón, Nilo Palenzuela, Olvido García Valdés y Carlos Pinto Trujillo, y actuó como secretario el jefe de Acción Cultural de la Fundación CajaCanarias, Álvaro Marcos Arvelo.

Daniel Bernal Suárez (1984) cursa estudios de Ciencias Biológicas por la Universidad de La Laguna y ha obtenido varios premios literarios como Cruzarte, de Puerto de la Cruz (segundo Premio de Poesía en 2006 y 2010; segundo Premio y Accésit de Relato Corto en 2007), Félix Francisco Casanova (mención especial de Poesía en 2006 y 2007), Primer Premio de Poesía en el certamen Ciudad de Tacoronte (2008), así como con el Premio Internacional de Poesía Luis Feria (2011). Algunos poemas suyos han sido publicados en las revistas literarias Letralia Destiempos, Enfocarte e Isla negra. Colabora  con el Colectivo Artes y Letras en el desarrollo del Encuentro Internacional Tres Orillas. Actualmente, es codirector de la revista de creación literaria y crítica La Salamandra Ebria. Ha publicado los poemarios Escolio con fuselaje estival y Corporeidad.

* El taller de escultura y fundición artística Esculturas Bronzo inaugura este viernes 20 de septiembre a las 20.30 horas en su sala de La Laguna, Espacio Bronzo, la exposición José Abad. Obra reciente, una veintena de piezas realizadas en bronce y en hierro que nunca han sido expuestas y otros trabajos: dibujos, collages. La exposición permanecerá abierta al público hasta el 31 de octubre.

El Espacio Bronzo, situado en la calle Núñez de la Peña 19, ha sido creado por el taller de fundición para promover la creación artística centrada en la escultura y los objetos de diseño o funcionales e incluye tanto la sala de exposiciones como una tienda de arte y artesanía que sirve a la vez como lugar de encuentro entre creadores y público.

Las esculturas que forman parte de la exposición son piezas únicas de pequeño y mediano formato. Presenta también una nueva serie de Almanaques, serie de dibujos y collages que forman parte de una colección de 365 imágenes, una por cada día del año, de las que en esta ocasión presenta una selección de 8 piezas. Además de otros collages, la exposición incluye dos obras seriadas sobre papel a partir de fotografías hechas en el taller de la fundición Bronzo, manipuladas y modificadas por José Abad.

Saludos, unos se quedan y otros se van, desde este lado del ordenador.

¡Vétete pa’llá Falconetti!

Viernes, Junio 7th, 2013

Escucho en un centro comercial, sonando de fondo, The logical song, un tema de Supertramp que asocio a un verano perdido ya en el tiempo. Siento el sabor amargo de la nostalgia mientras mis pulmones exigen piedad.

Recorro las instalaciones como un muerto viviente, un zombi de esos que salen a colación esta mañana, mientras mantengo una conversación con Jessica Herrera, una escritora de grancanaria que ha editado recientemente una novela de vampiros para jóvenes, me aclara, titulada El pentáculo de sangre.

Mientras camino con errático rumbo recuerdo a bote pronto Hombre rico, hombre pobre, que fue una serie que impactó a la chiquillada de mi generación y que supuso además, el segundo amor platónico de mi vida –el primero fue Dale Arden– la actriz Susan Blakely.

Buceando en la red descubro el impresionante reparto de Hombre rico, hombre pobre.

Sabía que fue el trabajo que sirvió de trampolín para el hoy reconocido Nick Nolte (el hermano pobre) y que enterró para siempre en la televisión la carrera de Peter Strauss (el hermano rico). También a Edward Asner, quien más tarde contribuiría a que esa misma generación de chiquillos pensaran que las bondades del periodismo era posible por Lou Grant; y a Dorothy McGuire, que interpretaba el papel de la sufrida madre de la familia Jordache. Y, cómo no, a Susan Blakely, que si no me equivoco terminaba alcoholizada en la serie y en la novela, escrita por Irwin Shaw, uno de esos narradores que han sido relegados al purgatorio por alcanzar en vida el éxito de ventas pero que tuvo que salir de los Estados Unidos de Norteamérica cuando se produjo la tristemente caza de brujas…

También aparecía en Hombre rico, hombre pobre Ray Milland, Gloria Grahame, una señora a la que no me puedo quitar de la cabeza desde que la vi En un lugar solitario y William Smith. Un actor, Smith, cuya carrera marcó al rojo vivo Hombre rico, hombre pobre al interpretar a Falconetti, uno de esos malos que terminó por devorar su restante trayectoria artística y que cuando intentaba hacer de bueno obligaba a que no te lo creyeras.

Fue tanto el éxito de Falconetti, que en aquellos años de instituto cuando insultabas a alguien lo llamabas simplemente Falconetti.

- Vétete pa’llá Falconetti.- decías.

Y el aludido bajaba la cabeza.

Al margen de Hombre rico, hombre pobre, alguien me llama esta tarde para decirme que en la capital grancanaria y en un acto de homenaje a Benito Pérez Galdós saltan algunas chispas.

Chispas que no prende en polémica, pero que mucho me temo que al autor de Los episodios nacionales le haría saltar las lágrimas. Y no de pena, precisamente.

¡Viva el espíritu de Gabriel Araceli!

Y con ese mismo espíritu pretendo participar en un coloquio en el que interviene el dibujante y guionista Alfonso Zapico y Juan Antonio Martín Muñoz, este último junto a Jonay Martín Perdigón, autor de Imidawen, un cómic que me sorprende por su voluntad de reconstruir la última etapa de la conquista de Tenerife. Han sacado dos álbumes, y pronto, si hay suerte, el tercero que concluirá su trilogía sobre la resistencia de los aborígenes de Tenerife.

En la charla, que modera Elena y Carlos, se habla de colorines/chistes/tebeos y se cita, entre otros, a Will Eisner, que es algo así como uno de los gigantes de un arte que dicen ocupa el número nueve de la lista.

Como el debate tiene lugar en La Laguna, aprovecho cuando finaliza para dar una vuelta por la Feria del Libro, donde veo rostros conocidos. Pregunto en un puesto si tienen el Necronomicón pero me responden que está agotado.

Abdul Alhazred estaría contento, Lovecraft mucho más porque parece que ese libro prohibido finalmente existe y no se encuentra en los sótanos del Vaticano.

Esta mañana, mientras hablaba con Jessica Herrera, la autora de El pentáculo de sangre, le pregunté qué opinaba de esa moda que consiste en reinterpretar clásicos de la literatura como Orgullo y prejuicio y El lazarillo de Tormes en clave terrorífica.

Vino a responderme algo así como vade retro Satanás.

Yo no lo tengo tan claro, pienso que a veces es sano quitarle el barniz sagrado a las cosas.

Me pregunto en este sentido que tal quedaría una Mararía poblada de vampiros y licántropos… O Unos puercos de Circe con zombis.

Pero  relájense porque no sucederá. Al menos de momento. Aunque quizá una Fortuna y Jacinta en este plan…

Cuando bajo en el tranvía rumbo a Santa Cruz de Tenerife siento que la máquina tiembla, que vibra de un extremo a otro de los vagones, como si quisiera salirse de las vías y dirigirse a toda velocidad, mientras destroza el pavimento, en el mar.

Pero vivo en una capital de provincias que vive de espaldas al mar. Así que probablemente la maquinaria, y conmigo dentro, acabaría deteniéndose en el laguito de risa de la Plaza de España.

Un amigo me comenta el jueves, cuando me lo tropiezo por casualidad en la calle del Castillo, que a él le encantaría si le ofrecieran la posibilidad de viajar en el tiempo, detenerse en el Santa Cruz de Tenerife de finales de los años sesenta.

Suelto la broma, con mirada seria aunque timbre en la voz socarrón, que apenas se daría cuenta que había retrocedido en el tiempo.

- ¿Por qué?-pregunta el amigo.

- Porque esta ciudad desordenada continúa aún anclada en esos años.

Mi amigo me observa detenidamente. Se pasa la mano por la barbilla y sonríe.

- ¿Qué?- escupo.

- ¿Qué? Vétete pa’llá Falconetti

Saludos, The logical song, desde este lado del ordenador.

La Muestra Internacional de Cortometrajes de la Universidad de La Laguna cumple diez años

Miércoles, Mayo 8th, 2013

La Muestra Internacional de Cortometrajes de la Universidad de La Laguna, MIDEC, celebra del 9 al 11 de mayo su décima edición en el Aguere Espacio Cultural, que acogerá la proyección de los dieciocho trabajos finalistas del Premio de Cortometrajes de esta institución académica.

Aquel no era yo, dirigido por Esteban Crespo, fue galardonado en el certamen con el premio al Mejor Cortometraje y obtuvo, además, mención para su protagonista masculino, Gustavo Salmerón. La mención a la mejor interpretación femenina fue ex aequo para Cecilia Palacios y Melina Alejandra Rua, las dos protagonistas de Abril, de Víctor Palacios. Y, además, La huida, de Víctor Carrey, fue reconocido con el Premio al Lenguaje Cinematográfico más innovador; Haritz Zubillaga como mejor director por She’s lost control; y Ella, de Juan Montes de Oca, designado como el Mejor Cortometraje de Animación de este año.

Estos cortos y el resto de finalistas podrán verse gracias a una iniciativa organizada por el Vicerrectorado de Relaciones Universidad y Sociedad de la Universidad de La Laguna y producido por Digital 104.

El precio de la entrada es de tres euros por sesión, pero existe la posibilidad de adquirir un bono de siete euros para toda la muestra.

Durante las tres jornadas de la MIDEC 2013, el público asistente puede votar por su cortometraje favorito y participar en el Premio del Público, que se proclamará al final de la última jornada.

Para celebrar la décima edición de la MIDEC y como actividad paralela de la Muestra, se inauguró el pasado 2 de mayo la exposición 10 años de cortos en Canarias, que propone un recorrido por la historia reciente del cortometraje de las islas a través de sus carteles y fotografías de rodaje. La exposición permanecerá abierta hasta el próximo día 18, en el hall superior del propio Aguere Espacio Cultural.

A través de una convocatoria abierta, directores, productores, fotógrafos y diseñadores gráficos han podido participar en una muestra que finalmente ha seleccionado diecinueve pares de obras (cartel del cortometraje y fotografía de rodaje), entre las que se encuentran trabajos realizados en cinco de las siete islas.

El objetivo de la exposición es también reconocer el valor del trabajo de fotógrafos y diseñadores gráficos a la hora de servir de testimonio del cine que se hace en Canarias y poner en valor la labor de los profesionales que participan en una producción cinematográfica y no suelen aparecer en los medios de comunicación. Una vez concluya la muestra gráfica, las obras pasarán a formar parte del archivo de Filmoteca Canaria.

Saludos, estupendo el homenaje que le rinde hoy Google a Saul Bass, desde este lado del ordenador.

La casa Lercaro, una novela de Mariano Gambín

Lunes, Marzo 11th, 2013

Cuando apareció Ira Dei. La ira de Dios en el panorama literario canario nadie se esperaba –entre ellos su propio autor, Mariano Gambín– el éxito que iba alcanzar entre los lectores la primera parte de una trilogía que, tras El círculo platónico, cierra ahora con La casa Lercaro (Roca Editorial).

Todavía son muchas las voces que cuestionan el trabajo de Gambín, el milagro que ha hecho posible que un escritor que nunca ha ido por la vida de escritor, trascendiera la pequeña e interesante editorial independiente con la que se dio a conocer, Oristán y Gosciano, para desembarcar en un sello de los considerados majors en el mercado nacional como es Roca.

Si se leen las tres novelas que conforma lo que se ha venido a denominar como su trilogía lagunera, puede entenderse sin embargo las claves por las que ha alcanzado popularidad estas tres novelas, ya que se tratan de productos perfectamente armados, que han sabido reinterpretar los elementos del thriller a una geografía tan nuestra como es La Laguna, evitando en todo momento trascendencias y filosofía de bolsillo para contar simple y llanamente historias con aroma a folletín.

Un aroma a folletín que, inevitablemente, al lector sin prejuicios por lecturas mayores o menores termina por seducir.

Gambín escribe capítulos muy cortos, los protagonistas de sus tres novelas obedecen a estereotipos fácilmente reconocibles y, además y lo mejor a mi juicio, es que escribe thriller que desarrolla en La Laguna con absoluta libertad, adaptando las calles y plazas de la ciudad como escenario en el que desarrollar historias con acción trepidante en muchas casos deliciosamente hollywoodiense.

Mariano Gambín cierra con La casa Lercaro –aunque quizá pronto nos volvamos a reencontrar con algunos de los personajes de estas tres novelas en futuros trabajos de ficción del autor– su ciclo lagunero demostrando que detrás del escritor que nunca quiso ser escritor sino un sencillo y atrevido contador de historias, se encuentra un buen narrador. Un narrador que en La casa Lercaro revela además a un hombre que ha sabido madurar literariamente habñando.

Quizá por ello, me resulta esta tercera entrega la mejor de las que ha escrito hasta la fecha, ya que aquí hay más del Mariano Gambín escritor que el de contador de thriller.

Un paso hacia delante que no desmerece el esqueleto ni el vistoso y atractivo traje con el que viste –no disfraza– La casa Lercaro. Una novela de aventuras que cabalga sobre La Laguna y también Santa Cruz de Tenerife, ciudades que Mariano Gambín en apenas tres o cuatro trazos hace creíbles como territorio de aventura. Una aventura que en La casa Lercaro adquiere tintes sobrenaturales, con el célebre fantasma que dice la leyenda habita la hermosa mansión lagunera –hoy Museo de Historia–,  y de insólito carácter romántico.

En el cuadrilátero de sus personajes principales, el inspector Galán, la arqueóloga Marta Herrero, la periodista Sandra Clavijo, destaca en esta historia Luis Ariosto, probablemente el personaje más atractivo del grupo de investigadores a la fuerza, y a quien Mariano Gambín humaniza en esta tercera entrega tras ironizar sobre su supuesta homosexualidad y la ambigua relación que mantiene con su leall chófer Olegario.

El escritor aprovecha también las páginas de la novela para bromear sobre su éxito como autor de ventas, así como dirige críticas a la realidad política y social que caracteriza las islas en las que vivo.

Ya lo demostró con El círculo platónico, aunque en La casa Lercaro estas pullas discretas van directas al centro de la línea de flotación. Solo hay que quedarse con su doble sentido.

El pianista, entre acorde y acorde, reconoció entre los elegantes invitados –no era necesario vestir de etiqueta: traje y corbata para ellos, vestido de cóctel para ellas– a un grupo selecto de personalidades de la vida social y política de la isla. El presidente del Cabildo, que disfrutaba como pez en el agua aparentando conocer a todo el mundo y estrechando cuantas manos se ponían a su alcance; el alcalde, a quien las últimas encuestas invitaban a una jubilación anticipada tras el previsible resultado de las inminentes elecciones; el aspirante a alcalde, jefe de la oposición, que miraba inquisitivamente a los ojos a quienes se cruzaban con él buscando un reconocimiento que no siempre llegaba; la directora del museo, cuya forzada sonrisa revelaba la tensión que aquella velada le producía, muy alejada de la cotidiana labor anodina de su despacho. Todos ellos rodeados por otros políticos de segunda fila, por miembros del estirado cuerpo consular y por un conjunto de gente bien compuesto por una mezcla de poseedores de apellidos interminables y de arribistas aupados por la fortuna –o un buen padrino– a la élite de la sociedad tinerfeña del momento.”

La acción de La Casa Lercaro se inicia durante la inauguración de una exposición que exhibe algunas de las banderas que se portaron en el frustrado ataque del contralmirante Horacio Nelson a las costas de la capital tinerfeña y acto en el que se produce un asesinato ritual. Al mismo tiempo aparece el fantasma de un alma en pena que, una vez comienza a desarrollarse la acción, toma como protagonistas la sede del actual Museo de Historia, un pozo en ese mismo Museo de Historia, así como un inquietante y seductor multimillonario argentino, una médium con atractivos que van más allá de su supuesta comunicación con, precisamente, el más allá, y un tesoro escondido que ha guardado a lo largo de los años monedas que hoy resultan de incalculable valor.

Para contarnos todo esto, separando a sus protagonistas y volviéndolos a unir, narrando una eléctrica historia de amor entre la médium y el ambiguo hasta ahora Ariosto, Gambín pinta al fondo una ciudad, La Laguna, que el autor amplifica y reivindica sin trazo grueso. Haciéndola, para que me entiendan, mucho más atractiva de lo que es al mostrarnos los misterios que se esconden tras sus señoriales mansiones al recuperar ese pasado castellano que la caracteriza como la gran ciudad de frontera que fue.

El escritor cuenta así la historia de una casa con apellido en la que se nota un trabajo previo de rigurosa investigación. Elementos que acopla y dan consistencia a un título que te enseña lo que hay detrás de esas grandes casas que datan del siglo XVI, XVII. Más o menos lo mismo que ya hizo en El círculo platónico con los templos que salpican la geografía del casco antiguo lagunero.

Sin embargo, lo interesante de la tercera entrega de Ira Dei, La casa Lercaro, es que más allá de su misterio, más allá de su trepidante aventura, más allá incluso de los rasgos con los que pretende justificar las aparentes excentricidades de Ariosto, Gambín se nos revela como un escritor dotado para dar vida a la amplia galería de secundarios que rodea como satélites al grupo de investigadores protagonistas.

Estos secundario, muchos de los cuales apenas aparecen en una, dos, tres páginas, dan credibilidad y consistencia al universo imaginado por Gambín porque resultan, decíamos, reales como elementos de la historia, las historias, que desarrolla el escritor en su novela.

Y no es un trabajo fácil, porque todos ellos forman parte de esa geografía lagunera en el que pasado y presente se dan la mano al ser articulados con pericia en una trama repleta de misterios por resolver, algunos de cuyos senderos terminan confluyendo en una capital tinerfeña que, entre otros retratos, describe el autor: “La bahía de Santa Cruz brillaba bajo el sol del mediodía. La cordillera de Anaga, al fondo, a la izquierda, compartía decorado con un puñado de barcos fondeados en la ensenada. Más cerca, la actividad del puerto de la ciudad, con varios cruceros repletos de turistas, competía con el bullicio de la plaza de España y su enorme fuente de un solo chorro, que recordaba siempre a un estanque medio vacío.”

Y casi como si controlara los hilos, aunque su retrato esté caracterizado por la ambigüedad, la inquietante figura de un multimillonario argentino rodeado de un ejército de guardaespaldas cuya presencia parece que deja abierta el novelista para que aparezca en nuevas aventuras no sé ya si con  los cuatro investigadores que han protagonizada la trilogía.

Y todo ello puesto al servicio de una historia que solo pretende entretener. Literatura para unos mal llamada ligera, inconscientes del trabajo que implica y de lo complicado que resulta enganchar al lector. Lector, lectores, que han conectado con esa La Laguna misteriosa perfectamente reconocible para quienes tenemos la suerte de conocerla pero también cuajada de atractivos para quienes no han tenido la oportunidad de pasear por una ciudad que, insisto, durante un tiempo fue señera como núcleo urbano de frontera.

Mariano Gambín me recuerda así a un escritor con todas sus letras más próximo al universo del James Bond literario que al de otros autores de éxito que hoy por hoy copan la lista de los libros más vendidos. Y escribo Bond porque la trilogía de Ira Dei --salvando distancia temporales y de géneros-- tiene algo del espíritu de Ian Fleming, el creador del agente secreto 007, cuando describe los platos de una cena o de un almuerzo y los vinos que acompañan a esas viandas, así como la sensación de que todo lo que se cuenta va en función de la historia. Incluso en aquellos capítulos en los que, aparentemente, no pasa nada pero en los que planea siempre una sombra ominosa, un continuará que obliga a continuar con su lectura hasta llegar a un final que si bien no está lo suficientemente amarrado, sí que me parece la más literaria de las tres novelas de la serie.

NOTA: La casa Lercaro se presenta el martes, 19 de marzo, en el Casino de Tenerife.

Saludos, ¿acaso es Amaro Pargo quien llama a la puerta?, desde este lado del ordenador.