Archive for the ‘Libros’ Category

Patrick Deville, en el Festival Hispanoamericano de Escritores

Viernes, Septiembre 14th, 2018

El escritor francés Patrick Deville (Saint-Brevin-les-Pins, Loira Atlánti­co, 1957) cierra la lista de invitados de la primera edición del Festival Hispanoamericano de Escritores, que se desarrollará del 18 al 22 de septiembre en Los Llanos de Aridane (La Palma)

Patrick Deville mantendrá en el escenario de la plaza de España un coloquio con su traductor, José Manuel Fajardo, en el que revelará algunas de las claves de su visión sobre hispanoamérica. Este encuentro se producirá el sábado 22 a partir de las 17.30 horas.

Patrick Deville es diplomado en Literatura Francesa y Com­parada y en Filosofía, y fue agregado cultural en el Golfo Pérsico. Es director de la Maison des Écrivains Étrangers et des Traducteurs (MEET) en Saint-Nazaire y autor de varios libros como Pura vida y Viva, que se centra en Centroamérica y El Caribe, así como de El catalejo, Ecuatoria y Peste & Cólera, entre otros.

Narrador de estilo depurado y preocupado por el ritmo, la mayoría de los libros del escritor francés se leen como si fueran novelas de aventuras.

El primer Festival Hispanoamericano de Escritores es una iniciativa del Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane y de la Cátedra Vargas Llosa, con el apoyo de Acción Cultural Española (AC/E). Cuenta, además, con la colaboración de otras instituciones, como el Instituto Cervantes, la Fundación Universidad de Guadalajara y el Instituto de Astrofísica de Canarias.

Saludos, qué alegría, desde este lado del ordenador

Alba Sabina Pérez, premio de Poesía Pedro García Cabrera

Miércoles, Septiembre 12th, 2018

La escritora Alba Sabina Pérez ha ganado el premio de poesía Pedro García Cabrera, que anualmente convoca la Fundación CajaCanarias y está dotado con 3.000 euros más la publicación de la obra.

Alba Sabina Pérez ha obtenido este reconocimiento literario gracias a su poemario Zonas de incertidumbre donde, como ella misma explica, ha llevado a cabo un recorrido real y también poético de los viajes que ha hecho durante su vida, rememorando así diferentes versiones y miradas de sí misma en los distintos lugares que visitó.

El jurado de la edición de 2018 del Premio de Poesía Pedro García Cabrera CajaCanarias, formado por el ensayista y crítico Jorge Rodríguez Padrón y por la escritora, Premio Canarias de Literatura, Cecilia Domínguez Luis, ha destacado en su fallo el talento que posee Pérez Pérez para la representación figurativa, además de para la descripción de situaciones de un modo transparente y sencillo.

Saludos, muchas felicidades, desde este lado del ordenador

Fernando López: “Los pobres tienen los mismos problemas que la clase media”

Martes, Septiembre 11th, 2018

Cuenta la leyenda que dejó su carrera como juez de lo penal por las letras pero es una leyenda porque Fernando López se acogió a una jubilación anticipada para dedicarse no solo al oficio de escritor sino también el de organizador del festival Córdoba mata, que este mes de septiembre celebra una nueva edición bajo el lema de Los medios y los miedos
.
Creador de Philip Lecoq, el detective de los pobres, Fernando López presentó en Tenerife la última novela sobre tan peculiar como interesante personaje, La ciudad de los desechos, la sexta entrega de una saga que ha ido modelando unas historias que comenzaron con ciertos rasgos paródicos para convertirse en “algo más serio”.

- Acláreme la diferencia entre novela policiaca y novela negra.

“La distinción se hace según quien sea la voz de la novela, quien es el protagonista de la historia. Cuando esa voz investiga, y esa voz puede ser la de un periodista, un ama de casa, un peluquero nosotros decimos entonces que eso es una novela negra. Es raro, al menos en la Argentina, que este papel lo asuma un comisario de la policía pero eso se debe a la dictaduras militares, a pertenecer a un cuerpo represivo que no hay forma todavía de encuadrar en la legalidad”.

- ¿Qué le llevó al género?

“Escribía historias antes de ser juez, si a eso se suma que la primera novela que leí del género me entusiasmó: la trama, el misterio, el suspense, cuando decidí comenzar a escribir este tipo de relatos tenían un sentido político con el que podía contar lo que estaba pasando en Argentina aquellos años. Comencé con una novela sobre la Triple A y una segunda sobre la guerra de Las Malvinas, así que ya estaba instalado dentro del género, género que es el que más me gusta”.

- Si no hubiera sido por Argentina es probable que la entrada del género en los países de habla española se hubiera retrasado varios años. ¿Qué tiene su país para ser de los primeros que vio las posibilidades de la novela negra?

“Que fue no lo sé pero tuvimos novelas negras desde finales del siglo XIX con la que está considerada la primera novela negra en español: La bolsa de huesos de Eduardo Ladislao Holmberg aunque hay antecedentes como El matadero, de Esteban Echeverría, como los cantos populares en los que se contaban historias de por ejemplo una jovencita –y hablamos del siglo XIX– que mata a sus padres porque no quieren que contraiga matrimonio con su novio. Y una vez cometido el asesinato, cocina el corazón para que se lo coma su pareja. El tango cuenta también con muchas letras sobre la pasión enfermiza y los celos. Destaco también la aparición en el siglo XX de la colección El Séptimo Círculo aunque el género se da simultáneamente en Méjico y Cuba, donde aparece en 1926 Fantoches. El género se desarrolló mucho en Argentina en los años cuarenta y cincuenta, gracias sobre todo a El Séptimo Círculo patrocinada por Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares y a una antología, aunque más de enigma, que coordinaba Rodolfo Walsh, a quien le entusiasmaban los relatos que Borges y Casares escribían como Busto Domecq, para Walsh en estos cuentos estaba el origen del género policíaco en Argentina”.

– Usted ha aportado al género un personaje, el detective Philip Lecoq.

“Tengo escritas seis novela sobre este personaje, novelas escritas en clave paródica pero a medida que avanza el personaje, éste se mete en problemas más serios. La última, por ejemplo, La ciudad de los desechos, Lecoq se encuentra con un personaje al que le persigue todo el mundo por ser un supuesto violador serial que en realidad es un indocumentado que tiene doce o trece años, muy mal alimentado y criado en un gallinero que cuando sale a la calle ataca a mujeres en estado fértil para alimentarse pero Philip Lecoq asume el compromiso de proteger a esa criatura que no solo quiere ser atrapada y destruida por el gobierno sino también por las mujeres. Lecoq lo defiende porque se da cuenta que es un pobre chico que necesita alimentarse y se ocupa de salvarlo”.

– Noto cierto ánimo por provocar.

“Sí, bueno, el género en sí ya es provocador y a veces incluso sirve pata criticar seriamente al sistema capitalista que existe en África, Europa, América… En cada una de estas geografías se dedica a narrar cuáles son sus problemas sociales. En el caso argentino, resultado de las dictaduras que han interrumpido el proceso democrático varias veces, lo que deja espacio para que el género tenga cabida porque se ocupa, precisamente, en denunciar estos temas”.

- Es decir, que tendremos novela negra argentina durante mucho tiempo.

“Creo que sí”.

- ¿Y en que momento cree que se encuentra?

“Creo que goza de muy buena salud. Dicen, de hecho, que en la actualidad es el género más leído en Argentina. Entre los autores destacaría a Gabriela Cabezón Cámara, Liliana Escliar, Mariano Quirós y Juan Sasturain. Hay muchos escritores, muchos de ellos mujeres”.

- ¿Qué tipo de temas tratan en sus novelas?

“El femicidio como lacra social, la propiedad del macho sobre la hembra pero también hay otro punto de vista que toma como protagonista a la mujer y es el de la mujer fatal. Es decir, la que no se reconoce como víctima. Es tanto el éxito que se ha producido una serie de televisión basada en un libro donde se abordan casos reales de mujeres asesinas. Por otra parte y es una tendencia que se está dando en los últimos tiempos, comienza a valorarse el trabajo de los comisarios de policía, algunos de los cuales son protagonistas en varias novelas escritas en Argentina”.

- Y cuáles son los temas de los que se ocupa Fernando López en sus novelas?

“En el caso de La ciudad de los desechos vino dado porque trabajé unos años como defensor de menores indigentes y conocí en aquella etapa a mucha gente desposeída con la que tuve la percepción de que tenían los mismos deseos y problemas que las clases medias; las mismas necesidades así que decidí darles voz a través de Philip Lecoq, que se define como el detective de los pobres, por lo que su clientela es la del barrio. Para conocer mejor los ambientes trabé contacto con los miembros de una cooperativa de trabajo formada por ex convictos, Esperanza sin muros, y los entrevisté antes de comenzar la saga de novelas con Lecoq, y muchos de ello aparecen como personajes en estas historias, lo que ha terminado por entusiasmarle a todos ellos bastante”.

- Los protagonistas de la novela negra argentina son entonces…

“Los personajes protagonistas en la novela negra que se escribe en Argentina no suelen ser de momento policías. Uno de los mayores delincuentes de La ciudad de los desechos es el gobernador del Estado, un tipo que tiene insomnio, que no puede dormir, y que sobrevuela en helicóptero de noche la ciudad con un grupo de desarrollistas urbanos para observar las vías de emergencia y estudiar cómo van a desalojar a sus pobladores para montar negocios inmobiliarios. Son los famosos delincuentes de guante blanco, delincuentes muy difíciles de atrapar y perseguir”.

- En septiembre habrá nueva edición de Córdoba mata, ¿cuál es el lema de este año?

Los medios y los miedos, sobre la manipulación de las noticias en los medios de comunicación, algunos de los cuales han tomado directamente partido por un programa político no solo en Argentina sino en otros países de América donde se han hecho con el poder gobiernos populistas, países en los que la prensa se ha convertido en la vanguardia de la reacción. Me llama la atención que tanto en Francia como en Alemania hayan aparecido leyes que penalizan la mentira en los medios de comunicación ya que con ella pueden desestabilizar gobiernos, lo que sucedió en Argentina con el de Cristina Fernández de Kirchner es un ejemplo. Se ha llegado a una situación tal que un periodista de Clarín llegó a decir públicamente que no le interesaba si la noticia era verdad o no porque ellos estaban haciendo un periodismo de guerra. Creo que eso lo define todo”.

- Mencione autores de novela policiaca argentina cuyos libros se llevaría a una isla desierta.

“Sin dudarlo un minuto Borges y Bioy Casares, también algún relato negro de Julio Cortázar, que los tiene. Rodolfo Walsh, que trabajó el género negro desde la novela de enigma; Juan Sasturain, al que ya mencioné antes, y Gabriela Cabezón y Horacio Convertini entre otros muchos”.

- No ha citado a Osvaldo Soriano.

“Sí, bueno, pero es que hay tantos…”

- ¿Y autores no argentinos que le resulten especialmente atractivos?

“Elmer Mendoza, Bernardo Fernández y escritoras jóvenes como Fernanda Melchor, Iris García Cuevas, las escritoras argentinas que mencioné antes y a la que ahora añado a Alicia Plante; la chilena Gabriela Aguilera Valdivia…”

– Solo mujeres.

“Me gustan como escriben, son mucho más osadas para trabajar el género, lo que me llama mucho mucho la atención. Entre los temas que escriben: el femicidio, aunque también dan una mirada más amplia. Por ejemplo, Alicia Plante trabaja el tema de los desaparecidos en la actualidad, todos los resabios que han quedado de aquello época tan terrible y oscura.

FIRMA FOTO: Yolanda Jorge Martín / Candilejas Producciones

Saludos, hombres y mujeres de bien, desde este lado del ordenador.

Rafael-José Díaz revela las claves de Dos o tres labios

Sábado, Septiembre 8th, 2018

El poeta y escrito Rafael-José Díaz participa este lunes, 10 de septiembre y a las 18 hjoras en el ciclo Hablando sobre libros, donde expondrá algunas de las claves de su obra más reciente Dos o tres labios, editado en Verbum. El acto tendrá lugar en el Craft Coffee Gastrobar..

Saludos, este lunes ya tienen una excusa para salir de casa, desde este lado del ordenador.

Luis Goytisolo cerrará el Festival Hispanoamericano de Escritores

Miércoles, Septiembre 5th, 2018

El escritor y académico –ocupa el sillón C de la Real Academia Española desde 1994– Luis Goytisolo cerrará el Festival Hispanoamericano de Escritores que se celebra en Los Llanos de Aridane (La Palma) del 18 al 22 de septiembre, impartiendo una conferencia sobre la Barcelona literaria de los años 60 y 70.

Luis Goytisolo es autor de novelas como Antagonía, que fue publicado en cuatro entregas sucesivas y que en 2012, por primera vez, la editorial Anagrama publicó en un solo volumen: Estatua con palomas (1992), Diario de 360º (2000), Liberación (2003), Oído atento a los pájaros (2005) y El lago en las pupilas (2012). También es autor de Fábulas y El porvenir de la palabra, recopilación de ensayos. Autor de una veintena de novelas, ha obtenido el Premio Ciudad de Barcelona, el Premio de la Crítica y el Premio Nacional de Narrativa. Por el ensayo Naturaleza de la novela recibió el Premio Anagrama (2013).

Saludos, nos vemos en Los Llanos de Aridante, desde este lado del ordenador

María Fernanda Ampuero: “La Iglesia en Latinoamérica es como una película de terror de serie B”

Martes, Septiembre 4th, 2018

Su primer libro de cuentos, Pelea de gallos (Páginas de espuma, 2018) no deja indiferente a nadie. ¿De dónde sale esta escritora ecuatoriana que pone los pelos de punta con las historias que recoge en este volumen? Su nombre es María Fernando Ampuero (Guayaquil, 1976) y suma con esta obra tres libros publicados hasta la fecha. Los dos primeros recopilatorios de sus experiencias periodísticas (Lo que aprendí en la peluquería y Permiso de residencia) y con Pelea de gallos, que presentó en la librería de Mujeres en Santa Cruz de Tenerife, un artefacto cuya lectura desconcierta y apasiona por igual ya que detrás de tanto dolor, de tanto sufrimiento se atisba una voz sincera y honesta con los infiernos en la tierra que describe.

- Su libro de relatos Pelea de gallos destaca por su violencia, sexo y un retrato para nada amable con la iglesia católica y la familia entre otros temas…

“Creo que todo acto de vivir es un acto de violencia, Vivir, ya ni siquiera sobrevivir, está plagado de actos de violencia que nos construyen como somos. Hay un momento de la vida en que tus padres dejan de hacerte caso, por lo que tienes que aprender a caminar y eso implica un duelo al que se suma otro y otro. Respecto a la familia: ¿cuál no tiene sus oscuridades?, ¿cual no guarda celosamente sus secretos, muchos de los cuales vienen heredados?… El que dice que en su familia no ha pasado nada miente porque si hurga un poquito terminará por encontrar personas rotas. Más que paz lo que hay en la vida son pequeños momentos de sosiego pero por norma general lo normal es que la vida degenere en una… En una pelea de gallos”.

- De ahí el título del libro.

“Que fue intencionado. Los gallos si no es por la acción de hombre no se pelearían entre ellos y mucho menos con cuchillas atadas en sus espuelas y si bien se tratan de animales peleones, muy territoriales no se matan unos a otros. Las peleas de gallos es una invención del hombre y me pareció un buen título para resumir los contenidos de las historias que se incluyen en el libro y en las que desfilan personajes que, como el gallo ganador, no descansa sino que se enfrenta a una nueva lucha hasta que muere mientras acumula cicatrices. No hay momento para el afecto sino para la pelea, aprendes a ser una persona egoísta mientras el resto observa desde una platea y a gritos apuesta dinero por tu éxito o fracaso”.

- No tiene ninguna fe en el ser humano.

“Ninguna”.

- ¿Por qué?

“Yo no tuve una vida desgraciada pero veo. Y al ver pienso que nadie es feliz del todo. Las personas cuando hacen un recuento de sus vidas obvian muchas cosas con el único fin de que su existencia tenga cierto sentido. La religión en latinoamérica hace apología del sufrimiento en la tierra aunque, y lo quiero dejar muy claro, este libro no es autobiográfico así que no importa si he tenido una vida miserable, que haya sido una persona abandonada, lo que realmente importa son las cosas que veo y que materializo en historias, en cuentos”.

- La mayoría de los cuentos del libro no están ubicados en un sitio específico. ¿Fue intencionado?

“Sí, fue muy intencionado. El mal es ubicuo y no responde a una clase social determinada lo que procuro poner en evidencia en este libro. No niego, por otra parte, que se detecten elementos latinoamericanos en mi uso del lenguaje ni que muestre ciertas relaciones de desigualdad social típicas de allá pero se trata en general de temas universales por lo que leer Pelea de gallos en clave latinoamericana es equivocado”.

- Muchos de los cuentos resultan ser hermosos pese a su alto grado de violencia. Se intuye una apuesta personal por dar salida a sus demonios personales.

“Creo que si careces de ira tienes un problema porque eres un egoísta de mierda o un tonto y un ciego. No me interesa ese tipo de gente y mucho menos sus posturas morales que no encajan ante la situación mundial que estamos viviendo y que parece fruto de una pesadilla o de una novela distópica. Se pasa mucha hambre en el mundo. Hay pueblos donde no llega el agua, la gente muere salvajemente en muchos sitios, se levantan muros, se separan brutalmente a los niños de sus padres. Esto no se sostiene y va a peor… En este estado de las cosas ser positivo me parece un acto de ingenuidad que no admito”.

- ¿Cuál fue el cuento que le resultó más difícil de escribir de los que incluye en Pelea de gallos?

“Siento mucha ternura por casi todos los personajes porque creo que los comprendo, a los buenos y a los malos que son entre comillas los monstruos aunque si hay uno que me da mucha pena por lo que le sucede y me llena de tristeza es el protagonista del cuento Persianas, un niño que descubre en su pubertad que eso significa que van a aparecer ciertas responsabilidades que se simbolizan en el movimiento de la persiana. El niño además de verse inmenso en una situación hiperbólica de incesto al final este sufrimiento no es tan importante como sí lo son su soledad y desesperación. No es un macho, por lo que esa criatura se queda atrapada en ese lugar horrible rodeado de unas mujeres que son muy machistas”.

- Siente ternura por un personaje masculino…

“Y hay gente que me dice que no tengo personajes masculinos en mis cuentos y si los hay, que estos son muy crueles pero no lo entiendo porque las mujeres de mis relatos también son así, mujeres crueles que en esa vorágine por atrapar a un hombre no quieren a nadie. Le tengo también mucho cariño a otro personaje del libro, Magdalena, que se encuentra en el cuento Pasión y que se trata de una bruja que tiene poderes y que se enamora de un profeta”.

- En algunos de los cuentos propone una reinterpretación interesante de las historias que se reúnen en la Biblia.

“¿Por qué una mujer se convierte en estatua de sal cuando mira atrás? Una mujer que se menciona mucho es María Magdalena pero no sabemos mucho de ella, no conocemos bien su vida, ni lo que siente… Es más bien un ser silencioso y silenciado. Luego está Marta y María, que son las hermanas de Lázaro, hombre a quien resucita Jesús, y mujeres que tampoco tienen la palabra. Marta y María representan –y ese es el mensaje– a una mujer frívola y a un ama de casa pero nadie se ha planteado ¿quiénes eran realmente? Es como si no tuvieran importancia sus sufrimientos, así que le doy vueltas a ciertas historias bíblicas”.

- La religión es otro de los grandes temas de este libro.

“Yo crecí en una Iglesia. En una iglesia latinoamericana que es como visitar una película de terror de serie B si tienes cuatro o cinco años y solo observas a tu alrededor imágenes de hombres clavados en la cruz y de mujeres sometidas a todo tipo de vejaciones y bañadas en sangre. Si eso no altera tu pensamiento, que esas imágenes dolientes a las que rezas son las que te van a proteger y cuidar, es que eres de hierro porque a esa y a otras edades dan mucho miedo”.

- Dos libros que recogen sus experiencias periodísticas y ahora uno de cuentos, Pelea de gallos, ¿para cuándo el salto a la novela?

“No me siento novelista y no me gusta ese cliché que dice que el cuento es la antesala de la novela porque el cuento es un género muy, pero que muy difícil que requiere de todo tu talento, que demanda todo lo que eres. Ahora mismo preparo dos libros de cuentos. Uno de ellas es volver a visitar la Biblia, lo que me ronda de manera obsesiva por la cabeza; el otro son relatos de ciencia ficción pero en la línea de la serie de televisión Black Mirror, en la que la tecnología nos hace ser más de lo que somos. Si somos buenos más buenos pero si somos malos, más malos”

Entre la poesía y el feminismo

Antes que cuentista María Fernanda Ampuero quiso ser poeta aunque pronto se convenció que no servía ante el género literario que considera “más difícil”. Tanto que, dice, “es casi un milagro encontrarte con un buen poeta”.

Sus inicios como escritora fueron entonces rellenando y rellenando cuartillas con poemas que se han perdido en la noche del olvido, lo que no fue obstáculo para que continuara leyendo a sus poetas favoritos y enriqueciéndose con su visión del mundo. Una visión siempre personal y plástica. Algo de eso se le ha pegado en su narrativa de alto voltaje donde pese a cultivar historias que no son para todos los gustos, no dejarán indiferente a nadie.

El autor más importante en la memoria literaria de la autora de Pelea de gallos es César Vallejo, después viene una retahíla de grandes cuentistas latinoamericanos cuya influencia mezcla con las corrientes feministas que, en la actualidad, se mantienen muy activas en sus historias. En este sentido, resalta que le debe “mucho a las escritoras feministas y sobre todo a la poesía”

Periodismo

María Fernanda Ampuero es autora de dos libros en los que se recogen una selección de sus trabajos periodísticos. El primero lleva el título de Lo que aprendí en la peluquería y consta de artículos que publicó en una revista para mujeres en Ecuador. “Nunca me censuraron”, recuerda cuando evoca algunas de aquellas historias donde describe experiencias de una peluquería, ese sitio “donde las niñas aprendemos cosas de mujeres”. En esta obra pueden leerse relatos de una recién divorciada, de una embarazada y de una mujer que acaba de superar un cáncer… El segundo libro, Permiso de residencia son textos más duros ya que se trata de crónicas sobre inmigrantes en España y lo que cuesta hacerse con el papel “que te da permiso para vivir”.

FOTO: Isabel Wagemann

Saludos, september song, desde este lado del ordenador