Archive for the ‘Sin categoría’ Category

Otro guantazo a la Cultura en Canarias

Lunes, Junio 10th, 2024

No hace falta ser muy inteligente para saber de dónde vienen las críticas. Esas dichosas fuentes que dicen de todo pero que prefieren mantenerse en riguroso anonimato.

El caso es que si uno compara el actual gobierno de Canarias con el anterior, aquel que fue resultado del que se llamó con cierta cursilería el Pacto de las Flores, saca la conclusión de que si bien a los de antes costaba verlos en sus despachos (que se lo pregunten por ejemplo al anterior presidente del Cabildo insular) el actual si peca de algo es además de inacción de una obsesiva manía por parte de sus consejeros de salir en la foto. En todas las fotos y en cualquier sarao al que se invite a nuestros representantes públicos, gente a la que le sirve cualquier excusa para no ponerse a trabajar pero sí a salir en la foto.

Llevo siguiendo y ocasionalmente sufriendo la acción política del viceconsejero de Cultura y Patrimonio Cultural del Gobierno regional, Horacio Umpiérrez, desde hace mucho tiempo. De hecho, creo que prácticamente debutamos al mismo tiempo en nuestras respectivas profesiones. La suya, la de ser político y la mía la de informar al respetable como buenamente puede, lo que me da cierta autoridad si afirmo que si algo hace bien Umpiérrez es hablar e improvisar para no decir nada.

Cansado y frustrado por los vaivenes que en materia cultural selló el anterior equipo de Cultura, aquel que se prometía progresista pero que acabó escorándose hacia un estalinismo que parece ya marca de la casa de la izquierda, gobierna ahora Canarias fuerzas políticas de derechas que además de apostar por una no política extiende sus nefastos tentáculos al mundo del libro.

Ya dedicaremos en su día una reflexión a la política de publicaciones de la Viceconsejería de Cultura y a algunas extrañas anomalías que hemos detectado en sus colecciones, hoy nuestra pretensión es la de reflexionar lo que informa un artículo que publica Santiago Toste en Diario de Avisos bajo el título de “Presupuesto cero: la crítica situación que atraviesan las bibliotecas públicas del Estado en Canarias” y en el que se nos recuerda que, a veinte días de cumplirse el primer semestre del actual Ejecutivo regional, no se ha dotado “este año a los dos centros de las partidas dirigidas a la adquisición de libros y el desarrollo de actividades”.

Es decir, que tal y como está la cosa, se notifica al usurario que evite acudir a uno de estos dos centros con la misión (ahora imposible) de solicitar una desiderata porque ambas Bibliotecas no tienen presupuesto para la adquisición de ¡¡¡libros!!!

Como usuario de bibliotecas, esta medida no solo me parece un disparate sino también un guantazo a eso que llaman Cultura. La Cultura nunca lo tuvo demasiado fácil en el país canario y si centramos la mirada en islas peor que peor pero eso no explica, y no se explica tampoco porque nadie ha salido a explicarlo, cómo después de haber sido aprobada por el Parlamento canario la Ley 5/2019, de 9 de abril, de la Lectura y de las Bibliotecas de Canarias y precisamente en un gobierno presidido por Fernando Clavijo (2015-2019) como el actual, la dos bibliotecas públicas del Estado no tengan presupuesto para adquirir libros y desarrollar actividades aunque esta política de hacer cosas y en concreto en la de Tenerife, deje mucho que desear al margen de los socorridos clubes de lecturas y encuentros con escritores/as de las islas, naturalmente.

La situación es por lo tanto bastante patética, y pone de manifiesto como se dijo que los libros interesan poco o nada no solo al Gobierno regional sino también a los cabildos (daría para varios tomos el maltrato rutinario que ha recibido el libro y el fomento a la lectura por parte del de Tenerife) mientras los ayuntamientos se lavan las manos porque esto no es problema suyo sino de ellos.

Puestas así las cosas, animaría a nuestros representantes públicos en materia de Cultura a que se tomaran en serio sus responsabilidades y que se pusieran a trabajar de una vez. Que tengan claro que no basta con salir en la foto en una presentación o inauguración sino que se necesita de un proyecto cultural del que hasta ahora se carece.

Así que si los que estaban antes no trabajaban, los que están ahora igual, solo que salen en muchas fotos y quieren hacernos pensar que trabajan. Mientras tanto, vayan olvidándose de solicitar una novedad en las bibliotecas públicas del Estado de las dos provincias canarias. La respuesta de quien les atiende será la misma: “no hay dinero para adquisiciones, vuelva usted mañana por si acaso”.

Saludos, todo sea por salir en la foto, desde este lado del ordenador

El Festival Hispanoamericano de Escritores presenta su VI edición

Jueves, Junio 6th, 2024

El Instituto Cervantes en su sede central de la calle Alcalá de Madrid acogió ayer, miércoles, la presentación de la VI edición del Festival Hispanoamericano de Escritores, que la Orden Galdosiana de La Palma celebrará entre el 23 y el 28 de septiembre, con Venezuela como país invitado, en Los Llanos de Aridane, isla de La Palma, Canarias.

La directora de cultura de la institución, Raquel Caleya, declaró que “para el Instituto Cervantes es fundamental apoyar las manifestaciones literarias y festivales que se celebran en España al igual que reforzamos la presencia de escritores y escritoras españolas e hispanoamericanos en el ámbito internacional a través de nuestra red de centros. En el caso del Festival Hispanoamericano de Escritores es un doble trabajo de ida y vuelta para la reconstrucción del tejido cultural de las islas y las relaciones peninsulares. La edición de este año es de sumo interés, dado que está centrada en Venezuela, una de las literaturas más vivas en nuestros días y muy presente en España, como muestra la antología recientemente publicada Venezuela en España: capítulos de una historia literaria extraterritorial”.

El acto fue encabezado por el escritor y subdirector de cultura del Instituto Cervantes Ernesto Pérez Zúñiga. La directora de cultura de la institución, Raquel Caleya, declaró que “para el Instituto Cervantes es fundamental apoyar las manifestaciones literarias y festivales que se celebran en España al igual que reforzamos la presencia de escritores y escritoras españolas e hispanoamericanos en el ámbito internacional a través de nuestra red de centros. En el caso del Festival Hispanoamericano de Escritores es un doble trabajo de ida y vuelta para la reconstrucción del tejido cultural de las islas y las relaciones peninsulares. La edición de este año es de sumo interés, dado que está centrada en Venezuela, una de las literaturas más vivas en nuestros días y muy presente en España, como muestra la antología recientemente publicada Venezuela en España: capítulos de una historia literaria extraterritorial”.

Entre los autores venezolanos que viven en España participarán narradores como Juan Carlos Chirinos, Juan Carlos Méndez Guédez y Rodrigo Blanco Calderón, ensayistas como Francisco Javier Pérez, autores y autoras que se desempeñan en el periodismo, el ensayo y la novela, como Michelle Roche Rodríguez, Karina Sainz Borgo y Doménico Chiappe, o que aún incursionan en más géneros, como la microficción y el género epistolar, en el caso de Antonio López Ortega. También residentes en España son la escritora especializada en cocina Lena Yau, el autor de libros de cuentos Slavko Zupcic, el profesor y crítico Carlos Sandoval, la fotógrafa de escritores Lisbeth Salas y el periodista e investigador, director del Papel Literario, suplemento del periódico El Nacional, Nelson Rivera.

La lista de participantes venezolanos en el VI FHE se completa con los ubicados en lugares como EE.UU., México, Argentina y Francia, como es el caso del narrador Israel Centeno, el poeta Adalber Salas Hernández, el guionista y novelista Alberto Barrera Tyszka, la poeta y editora Blanca Strepponi y el ensayista y editor Gustavo Guerrero.

Por parte de las instituciones que potencian el festival intervino el alcalde de Los Llanos de Aridane, José Javier Pérez Llamas, que afirmó que “el Festival Hispanoamericano de Escritores es una cita que, durante su celebración, sitúa a Los Llanos de Aridane en el centro del tablero cultural a nivel internacional. Y lo importante ya no es solo que contemos con primeros espadas de la literatura hispanoamericana, como es el caso, sino que estos interactúan con nuestro entorno y pueden conocer las bonanzas de un territorio que siempre ha sido capaz de atraer y generar talento”. El presidente del Cabildo Insular de La Palma, Sergio Rodríguez Fernández, hizo hincapié en que “este festival confirma lo importante que es la cultura para La Palma y, especialmente, la literatura, conformando un espacio que permite compartir experiencias y conocimiento. Además, es una cita que refuerza la idea de que La Palma es una encrucijada y punto de encuentro entre los continentes, permitiendo a creadores de las dos orillas tener en la isla su punto de unión”.

En la presentación del Festival asistieron también el viceconsejero de cultura del Gobierno de Canarias, Horacio Umpiérrez; el director de cultura de AECID, Santiago Herrero Amigo, la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane, Marlene González, y el consejero de Cultura del Cabildo Insular de La Palma, Pablo Díaz Cobiella.

Por último intervino el presidente ejecutivo del FHE, J. J. Armas Marcelo, recientemente elegido presidente de la Orden Galdosiana de la isla de La Palma tras el fallecimiento del primer presidente de esta asociación, Jerónimo Saavedra Acevedo. Armas Marcelo resaltó la extraordinaria calidad de la literatura venezolana y de los autores y autoras de cuya participación se podrá disfrutar durante la celebración del festival en la isla de La Palma: “Todos los años, durante el festival de Los Llanos, se produce un milagro: lo real-maravilloso se hace evidente en la literatura y sus escritores”.

Saludos, ya estamos, desde este lado del ordenador

Breves que te quiero breves

Miércoles, Junio 5th, 2024

* Juan Carlos Fresnadillo, primer director español que llega al Top10 de películas en inglés más vistas en la historia de Netflix

Damsel, la película dirigida por Juan Carlos Fresnadillo y protagonizada por Millie Bobby Brown, ha irrumpido esta semana en la lista de las diez películas más vistas de todos los tiempos en Netflix. Tras 87 días de emisión, la cinta ha conseguido 137.2 millones de visualizaciones, por encima de otras como La Madre, con Jennifer López, que se sitúa ahora en el número 9 de este ranking con 136.4 millones de vistas; y Puñales por la espalda, el misterio de Glass Onion, que está ahora mismo en el número 10 con 136.3 millones de visualizaciones. La entrada de Damsel en este ranking de filmes más vistos de todos los tiempos ha expulsado de la lista a Extraction, con Chris Hemsworth,  que se situaba en el puesto número 10.
 
Este récord coloca a Juan Carlos Fresnadillo como el primer director español en alcanzar ese Top10 de películas en inglés más vistas en la historia de la plataforma. Ante la noticia, lanzada anoche por la propia plataforma, Fresnadillo piensa que “el público mundial ha acogido tan bien Damsel porque da una nueva voz a las heroínas femeninas, sugiriendo una nueva forma de conquistar el poder y la libertad”. “La recompensa más emocionante de este gran éxito es ver cómo Damsel se ha convertido así en una película icónica para las nuevas generaciones”, ha dicho. Remarca también que debe el éxito de la película “al amor incondicional y al trabajo de un elenco y equipo increíble, miles de personas que la hicieron posible”.

* Macu Machín se hace con La hojarasca con el premio del Jurado a Mejor Película Nacional de Documenta Madrid

El largometraje canario La hojarasca, dirigido por Macu Machín y producido por El Viaje Films, se alzó en la noche del pasado domingo con un nuevo galardón, el Premio del Jurado a Mejor Película Nacional de Documenta Madrid, uno de los festivales de no ficción más importantes de España.

En su fallo, el jurado premia la cinta de Macu Machín “por ser una película que muestra un impresionante ejercicio de estilo y forma entre géneros”. De igual modo que esta obra constituye “un gesto artístico de amor a sus personajes, al paisaje y al cine”.

Saludos, leo libros, veo cine, escucho música, desde este lado del ordenador

Los alemanes, una novela de Sergio del Molino

Martes, Junio 4th, 2024

“Navegaríamos de noche y dormiríamos de día en los sotos, ocultos entre los juncos. Papá nos perseguiría a caballo, con un alzacuello y letras tatuadas en los dedos de las manos. En la derecha se leería L-O-V-E y en la izquierda H-A-T-E, pero él lo pondría en alemán, claro: L-I-E-B-E y H-A-S-S. Necesitaría el pulgar de la derecha para amor, no quedaría tan bonito como en inglés, pero HASS cabe en cuatro dedos, y esa es la palabra que querría escribir mejor”.

Los alemanes, Sergio del Molino (Narrativas Hispánicas, Penguin Ramdom House Grupo Editorial, 2024)

Sergio del Molino es conocido por su ensayo titulado La España vacía, al que dedicó varios años después una especie de segunda entrega, Contra la España vacía, que lo situaron en el candelero en la medida en la que un escritor puede ocupar un espacio en el candelero. Como ensayista, publicaría también en 2022 Un tal González, un retrato del socialista y ex presidente del Gobierno Felipe González pero antes había publicado una serie de novelas que no es que pasaran desapercibidas pero sí es verdad que apenas tuvieron una vida editorial lo suficientemente larga en el mercado, lo que las condenó pronto al olvido.

Los alemanes, por la que obtuvo el Premio Alfaguara de novela 2024, es su libro más reciente, obra además que viene avalada por este reconocimiento, hoy considerado uno de los más importantes de España.

El origen de la novela es tan casual y por lo tanto literario que merece la pena contarlo. Cuenta el mismo escritor al final del libro que hace unos años adquirió unos “papelotes viejos en una librería anticuaria”. Esos “papelotes reproducían en español una serie de discursos del ministro de Propaganda, Joseph Goebbels y otros nazis, y que los papeles estaban editados en Zaragoza porque su destino era el de los alemanes del Camerún, que se establecieron en varios puntos de España, uno de ellos Zaragoza, tras finalizar la I Guerra Mundial.

Serán algunos miembros de esta colonia de alemanes, ahora con cruce español, los protagonistas de esta historia, tres hermanos (Eva, Fede y Gabi) y dos secundarios, Berta y Ziv, que tienen también bastante importancia en la novela. La historia está contada en primera persona a través de Fede, Eva, Berta y Ziv, los tres primeros descendientes de aquellos alemanes de Camerún hoy ya españolizados aunque Schubert y Goethe marcan su formación cultural como personas adultas pero sobre todo la de su hermano Gabi, una inconstante estrella de la música y también un hermano imposible por la tristeza que lleva dentro y un padre, el jefe del clan Schuster, vencido por la ancianidad que esconde un terrible secreto que al final saldrá a la luz por mediación de Ziv, un multimillonario judío que busca por todo el mundo a nazis que escaparon de la justicia al terminar la II Guerra Mundial.

Contada así Los alemanes prometía algo más que lo que ofrece Sergio del Molino, más empeñado en contarnos desde dentro las flaquezas de Fede y Eva, y las relaciones familiares envenenadas que marcó su existencia.

La novela está construida en capítulos no demasiado extensos pero no llega a entusiasmarme pese a que resulte muy cómoda de leer. ¿Las razones?, a mi juicio Sergio del Molino no terminar de dar el grosor que se merece a la familia protagonistas. El “terrible” secreto que se desvela llegando al final tampoco resulta demasiado sorpresivo. Es como si uno supiera desde el principio cómo ese secreto tan secreto no lo es tanto porque, ya lo avisa el título de la novela entiendo que inconscientemente, no hay manera en que Los alemanes se deshagan de la losa hitleriana.

Hay varias cuestiones que planean en esta historia y en esta novela narrada a cuatro voces por cuatro protagonistas diferentes. Por un lado, el que marca la existencia del padre y la influencia que desparrama como los brazos de un pulpo: la necesidad por recuperar la identidad alemana ya que piensa (y no anda equivocado) que su familia medio la perdió por los años que lleva viviendo en España.

Por otro, cómo afecta ese anhelo a unos hijos que escuchan a Schubert y leen a Goethe pero para los que Alemania representa como España un mismo país con identidades diferentes. Se acusa también el desgarro de los Schuster, representado en Gabi, un artista de éxito que se ríe de esa cultura alemana que vivió desde pequeño, y que respeta demasiado pese a que se burle de ella en sus canciones.

Gabi es como una suerte de ciudadano Kane en la novela ya que nos da su retrato desde perspectivas tan opuestas como son las de Eva y Fede, pero ahí está la clave de esta novela junto al secreto no revelado que no termina de entusiasmar.

Y no termina porque pese a la originalidad del libro, contar la historia de una familia de origen alemán y español, éste no despierta demasiada emoción. Parece que Sergio del Molino prefiere narrar el cacao existencial que tienen los Schuster más que los lazos que atan a unos y a otros. Es verdad que al final Los alemanes se escora a lo sensible pero no afecta el ánimo del lector porque todo el relato anterior ha resultado demasiado frío y burocrático.

Se cuenta una historia pero esa misma historia no sabe estimular la capacidad de sorpresa. Se tiene además la sensación que se ha leído esa misma historia un millón de veces solo que con personajes y escenarios diferentes.

Sin el aval del Premio Alfaguara y sin el nombre que tiene hoy Sergio del Molino, no creo que fueran demasiados los lectores que se hubieran acercado a este libro. Es probable que lo ojearan, interesados por conocer algo más de los alemanes del Camerún que se establecieron en España pero lo dejaría otra vez en su sitio porque, como se dijo al principio, este fue el origen de una novela que se queda a medio camino de nada.

Saludos, esto es lo que hay, desde este lado del ordenador

Retrato del fin del mundo, una novela de Carlos Ruiz Caballero

Lunes, Junio 3rd, 2024

Se ha necesitado cambiar de siglo para que los escritores/as canarios comiencen a escribir sobre lo que sucedió en el archipiélago durante la Guerra Civil. Es verdad que hubo intentos en el pasado, con títulos tan respetables como Tiempo de espera, El barranco y Luchar por algo digno de José Antonio Rial, Nivaria Tejera y Pedro Víctor Debrigode, respectivamente pero no fue hasta que Alexis Ravelo publica Los milagros prohibidos, ya entrados en la nueva centuria, cuando se produce un chispazo que por fortuna parece haber prendido ya que desde ese entonces se han publicado en estas tierras novelas relacionadas con aquel periodo tan triste de nuestra historia para narrar, desde la distancia aunque todavía sin la suficiente objetividad (la mayoría de ellas están inspiradas en hechos reales), historias ambientadas fundamentalmente en la isla de Tenerife y La Palma, también en Gran Canaria y El Hierro.

El último título que se suma a esta lista es Retrato del fin del mundo (Alba, 2024), de Carlos Ruiz Caballero, una novela inspirada en hechos reales que nace a raíz de una fotografía, la de una pareja de anarquistas que se casaron estando él preso en Fyffes pocos momentos antes de que lo ejecutaran el 6 de marzo de 1937.
La imagen que registra aquel enlace existe y es la primera que aparece en el libro. Se trata de una fotografía que conmueve: en ella aparecen Margarita Rocha Mata con quien fue su marido por unas pocas horas, Néstor Mendoza Santos, ambos naturales de la isla de La Palma.

La novela está narrada en primera persona por Margarita y se estructura en dos partes. La primera es la de mayor extensión y se desarrolla en la isla de La Palma. Además de Margarita y Néstor, el tercer gran protagonista de la historia es Jaume Margalit, un catalán asentado en la isla bonita. Se trata de un personaje sensato, que sirve de contrapeso a la pareja protagonista y a través del cual se tiene una tercera mirada sobre los dramáticos acontecimientos que se van a vivir en la isla tras el alzamiento nacional. El ambiente se enrarece y la sordidez y las envidias que provoca se hacen dueñas de una isla, La Palma, que tras el latido renovador de la II República vio cómo sus esperanzas se hacían añicos con los cañonazos del buque Canalejas.

En esta historia de héroes y miserables se mezclan personajes que existieron en la realidad, como además de Néstor y Margarita, la de Florisel Mendoza, hermano de Néstor pero que milita en el partido comunista.

Leyendo el libro recordé a Florisel, a quien entrevisté cuando publicó sus memorias en el Centro de la Cultura Popular Canaria. Tenía una edad avanzada y la memoria ya no le funcionaba demasiado bien. Era una persona para la que no existía el tiempo sino una serie de hechos que contaba sin cronología. Formaban parte del presente y del pasado. Recuerdo aquella experiencia porque pese a la avanzada edad de aquel luchador, todavía se podía entrever el sufrimiento que significó aquella guerra que no tuvo nada bueno (¿qué guerra tiene algo bueno?) y sí todo malo. Me entero además leyendo el libro de Carlos Ruiz Caballero que Néstor, el anarquista que fusilaron tras contraer matrimonio, era hermano de Florisel, y un Florisel entusiasta y joven es el que aparece en las páginas de Retrato del fin del mundo, una novela que cuenta con algunos capítulos realmente líricos, escritos con una prosa que en ocasiones raya con lo poético.

La segunda parte tiene lugar en Tenerife. Y entre otros escenarios, los tristemente célebres salones de Fyffes, donde el ejército golpista reunió a gran parte de los presos republicanos, muchos de los cuales acabaron fusilados y otros tantos desaparecidos en el mar que baña las costas de la capital tinerfeña.

Retrato del fin del mundo es una historia que se cuenta a través de lo que vive y siente Margarita pero en ocasiones parece que su mirada se confunde con las de otros personajes, tal es la intensidad de un libro que se inspira en una fotografía que transmite la dignidad que tuvo la pareja el día de su boda. Y dignidad es lo que ha pretendido transmitir Carlos Ruiz Caballero en las páginas de una novela que no cae, afortunadamente, en la sensiblería. El libro termina en un epílogo que tiene mucho de guiño y cierra con robusto pulso narrativo una historia de amor truncado y de cómo la guerra trituró la armonía de una isla. De unas islas y de un país.

Pero si algo me ha parecido realmente interesante por atractivo en este libro es el protagonismo que alcanza el anarquismo en sus páginas. Margarita y Néstor militan en la CNT, una fuerza política que alcanzó notable importancia en Tenerife, y que explica que sus afiliados fueran tan crudamente represaliados por los rebeldes. Si alguien conoce vagamente la grandeza de este movimiento en Canarias y concretamente en Tenerife, descubrirá acciones que si bien conocía no habían sido novelizadas. Entre otras, el intento real de atentado contra el general Franco en Capitanía y que salvo ahora Carlos Ruiz Caballero e Iván Cabrera Cartaya en el cuento La noche y el olvido, no se había recreado antes en clave de ficción.

Termino Retrato del fin del mundo con sentimientos muy encontrados. Como lector que lee más con el alma que con la cabeza, la novela crece cuando pinta aquellos tiempos pero me desconcierta con algunos de los personajes. Están Margarita y Néstor, unos idealistas y Margalit, que representa a una España que no fue posible.

Pero Retrato del fin del mundo es mucho más que una novela sobre la Guerra Civil aunque la guerra esté tan presente en sus páginas. Se trata de un título a tener en cuenta en esa bibliografía sobre nuestra guerra que ya tiene quien les escriba y que nos recuerda que no debemos repetir los errores del pasado.

Saludos, dando guerra, desde este lado del ordenador

La asociación Abra Canarias Cultura presenta libros sobre Julio Tovar y Domingo González Cruz

Miércoles, Mayo 29th, 2024

JULIO TOVAR

La escritora y catedrática cubano-canaria Elsa Vega Jiménez es la autora del ensayo Facetas de Julio Tovar Baute, libro que publica Abra Canarias Cultural en su Colección Afortunadas.

El personaje de la obra de la profesora Elsa Vega, Julio Tovar Baute, también es cubano-canario, nacido en Güines (Cuba) en 1921 de inmigrantes canarios, se residenció en Tenerife muy joven, a los 14 años, donde desplegaría su polifacética actividad como narrador, dramaturgo, ensayista, crítico de arte, pintor, periodista, gestor cultural y, sobre todo, como poeta, campo en el que destacaría con varias obras: poemarios Primavera en tu ausencia (1946), Poesía olvidada (1948), Hombre solo (1962) y Desvelada soledad (1966). Como narrador, dio a luz Crónica de una calle tranquila (1961) y Diálogos (1968); y en el ámbito teatral nos encontramos con dos piezas, Noche y día de verano (1964) y Cita en las cuatro esquinas (1966).

Elsa Vega Jiménez realizó un intenso trabajo de investigación recurriendo a fuentes escritas y orales para ofrecernos un ensayo en el que explora la vida y, esencialmente, las distintas facetas que, como artista, desarrolló Julio Tovar Baute en su corta vida, pues fallece muy joven, a los 43 años, en 1965 en Tenerife.

Por su parte, Elsa Vega Jiménez (Holguín, 1943), Máster en Educación, ha desarrollado una intensa labor como pedagoga, como dijimos, ahora retirada, ha recibido numerosos premios y reconocimientos, son cuantiosas sus publicaciones, entre las que destacamos dos libros editados por Abra Canarias Cultural, como lo son José Martí: saber enciclopédico (2020) y El arte de la crítica literaria en Manuel Pedro González (2021).

DOMINGO GONZÁLEZ CRUZ
 
Es en esta misma editorial, Abra Canarias Cultural, y dentro de su colección Nuestra América, la que publica en edición bilingüe Poemas viajeros / Poemas viajantes de Domingo González Cruz, con traducción de Tanussi Cardoso.

Poemas viajeros / Poemas viajantes recoge parte de la obra poética desde 1976 hasta 2024, un extenso período de un migrante, hijo de migrante que nació en Vigo en 1949. Hijo de un tinerfeño y una gallega, y el mismo Domingo González Cruz migra a Brasil donde se establece y trabaja como bibliotecario hasta su jubilación, desarrollando principalmente su actividad en bibliotecas infantiles y juveniles.

Domingo González ha publicado ensayos y poesía, destacando su dedicación al poeta modernista brasileño Carlos Drummond de Andrade, sobre quien escribió En el medio del camino tenía Itabara y Charlas sobre poesía con Carlos Drummond de Andrade, y a través la Junta de Galicia y la Universidad Estatal de Río de Janeiro se publicó en el 2005 la antología Poesía peregrina en una edición bilingüe. Entre los premios recibidos, mencionamos el Premio Viriato Correa (Unión Brasileña de Escritores) y el Premio de Poesía Moderna (Instituto Villalobos).

Abra Canarias Cultural es una asociación civil sin fines de lucro de la Isla de La Palma que viene desarrollando una sostenida labor de difusión de la producción literaria en todo el archipiélago canario a través de su colección Afortunadas, además proyecta esta altruista misión hacia otros territorios y experiencias en sus colecciones Pangea, Idafe y Nuestra América.

Saludos, se dijo, desde este lado del ordenador