¿Por qué estos diez títulos?

Lunes, Enero 2nd, 2017

Resulta complicado escoger solo diez títulos de la más que copiosa producción literaria que se escribió en Canarias en 2016. Somos conscientes que para gustos, colores, pero sirvan estas líneas a modo de orientación sobre diez trabajos que, a nuestro juicio, merecen la pena leerse porque entretienen, están bien escritos y en la mayoría de los casos no sobrepasaron la barrera de las trescientas páginas.

1.- La otra vida de Ned Blackbird (colección Nuevos tiempos, Siruela, 2016).- Pues porque Alexis Ravelo deja de escarbar en las abisales aguas de la novela negra y criminal para narrar, con una sencillez que desarma, varias historias que en otras manos hubiera requerido más número de páginas para contar lo mismo. Con todo, esta incursión literaria de Ravelo en otra literatura pone de manifiesto algo que ya sabíamos los lectores iniciados, hoy por hoy es una de las mejores voces narrativas con que cuenta este archipiélago abandonado de la mano de los dioses.

2.- La costa de los ausentes (Anroart Ediciones, 2016).- Porque Santiago Gil, otra de esas voces narrativas que ennoblece el arte de la escritura en Canarias, juega, experimenta y hace viajar al lector por la extraordinaria aventura personal que vive la protagonista de un relato en el que se detecta, además, el poeta que lleva dentro. Historia con momentos conmovedores, de esos que saben grabarse al rojo en tu memoria, La costa de  los ausentes es una novela que poco a poco te va, más que dominando, seduciendo.

3.- Asamblea ordinaria (Libros del Asteroide, 2016).- Porque Julio Fajardo centra su atención en esa enfermedad social que es la crisis económica que ha devorado como la carcoma las esperanzas de muchos de los habitantes de este país. En su novela, contado a través de tres retratos  cuyos protagonistas, con mejor o peor fortuna, sobreviven como pueden en medio del caos y la nueva rutina que impone estar parado.

4.- Tal vez Dakar (M.A.R. Editor, 2016).- Porque Pablo Martín Carbajal escribe una ambiciosa pero bien sostenida novela sobre el continente africano y la vinculación de su arte, anónimo, entre algunos de los miembros de las vanguardias artísticas europeas de las primeras décadas del siglo XX.

5.- Sangre vieja (Mercurio, 20916).- Porque se trata de una extraña y fascinante a ratos novela de más que vampiros, inmortales que arrastran el peso de su longevidad con desarmante resignación. El autor de este prodigio es Jonatahan Allen, escritor que conoce muy bien los senderos que siempre se bifurcan de la literatura fantástica para adultos.

6.- Vs. (Salto de Página, 2016).- Porque ser trata de una novela arriesgada –y a su manera rompedora–, en la que Sergio Barreto mezcla sin pudor alguno géneros que, presuntamente se encuentran en las antípodas para fusionarlos sin que apenas se noten las costuras de un relato en el que se reflexiona sobre el territorio, el desarraigo, la amistad e incluso el amor con descarnada ironía.

7.- Anturios en el salón (Baile del sol, 2016).- Porque Juan R. Tramunt propone una curiosa novela de anticipación subgénero catástrofe, situando a su personaje en una isla, Gran Canaria, prácticamente desabitada tras un desastre ecológico. Se lee muy bien porque engancha y mantiene en vilo a un lector que, como fue nuestro caso, se pregunta cómo terminará una ficción que, sospecha, no está tan alejada de la realidad.

8.- La sonrisa Duchenne (Verbum).- Porque Gerardo Pérez Sánchez, en un no va a más, propone una historia de amor ambientada en el sórdido mundo del espionaje. En este relato hay pues un poco de todo: operaciones especiales, relaciones casi imposibles y secretos que deben de estar bien guardados.

9.- Los amores perdidos (Plaza y Janés, 2016).- Porque el debut literario de Miguel de León anuncia el nacimiento de un escritor al que convendría seguir la pista. En su primera y voluminosa novela propone una historia en las que dos amantes de familias muy distintas, como si fueran Montescos y Capuletos, se aman y se odia en los durísimos años de la postguerra en Canarias.

10.- El santo al cielo (Dos bigotes, 2016).- Porque pese a su número de páginas –unas seiscientas– y no terminar por afinar, se trata de una novela en la que Carlos Ortega Vilas se  presenta a dos personajes  llamados a protagonizar una serie que, esperamos, no decaiga en su llamativo empleo del humor y el misterio.

Saludos, pórtense mal, desde este lado del ordenador.

‘Tal vez Dakar’, una novela de Pablo Martín Carbajal

Lunes, Junio 13th, 2016

Esa es la sensación. Con Tal vez Dakar Pablo Martín Carbajal da un giro de noventa grados en su trayectoria como narrador. Si Tú eres azul cobalto, La ciudad de las miradas y La felicidad amarga se trataban de historias intimistas y retratos donde los personajes anhelaban romper precisamente con ese obsesivo aislamiento, ahora con Tal vez Dakar intenta –y se ambiciona también–  contar una historia que deviene y reinterpreta la Historia para reivindicar cómo el aparentemente primitivo arte africano, colectivo y anónimo, influyó en las nuevas y ocasionalmente revolucionarias corrientes de vanguardia europeas de principios del siglo XX.

Para explicarlo, Pablo Martín Carbajal se mueve en dos tiempos, una estructura cronológica peligrosa aunque las encadena con pericia de artesano sobre todo cuando recurre a las elipsis para trasladar en el tiempo al lector, presente y pasado, uno narrado en primera persona y otro en tercera, para contar la investigación que emprende Álvaro, su protagonista, un tipo del que sabemos que apenas tiene ambiciones y a quien su padre convence para que realice un viaje de trabajo a Senegal, y de cómo es seducido por una misteriosa máscara negra al mismo tiempo que se explica que el arte africano fue clave para dadaístas, surrealistas y el padre del cubismo, Pablo Picasso.

Para describir este viaje tanto físico como espiritual, el protagonista inicia un paulatino proceso de transformación que se desata por una máscara cuyos secretos irá desvelando a medida que avanza por los senderos (senderos que se bifurcan) que propone la novela.

El personaje cobra vida cuando toca por primera vez tierra de Senegal. Un país del que no sabe nada pero que le invita a conocerlo porque además de ser una novela sobre la influencia del arte africano en las vanguardias artísticas europeas, reflexiona acerca de lo que significó Senegal como vehículo transmisor de su cultura en lo que aún se conoce como viejo continente, Europa. Pero que nadie se llame engaño, porque Tal vez Dakar no tiene una sino varias lecturas: la curiosidad y más tarde asombro que hace crecer a su protagonista y el impacto que supuso aquella cultura primigenia entre los revolucionarios del arte y de cómo se impregnaron de su influencia hasta hacerlo suyo.

Intervienen además, pero más como actores políticos que como artistas, los primeros pensadores negros que vivieron en París como el senegalés Léopold Sédar Senghor y el martiniqués Aimé Césaire y su teoría de la Negritud, quienes trasladan su visión del mundo a una sociedad de blancos que, con filósofos a la cabeza como Jean Paul Sastre, andaban más preocupados esos días en si el hombre está condenado a ser libre.

Pablo Martín Carbajal ha evolucionado en un sentido que pocos podían sospechar tras haber leído sus tres novelas anteriores. Tal vez Dakar es un libro ambicioso y un a ratos hermoso tributo a Senegal, la puerta a través de la que se coló el espíritu creativo de unas gentes que hasta ese momento solo eran para Francia los obedientes habitantes de una de sus tantas colonias africanas.

Novela generosa en páginas, el relato báscula entre la fascinación del presente y el asombro del pasado hacia lo africano que vive el protagonistas y los miembros de las vanguardias artísticas de aquel París que fue una fiesta. Un equilibrio difícil que Pablo Martín Carbajal sostiene con agradecido entusiasmo narrativo.

Saludos, se abre el telón, desde este lado del ordenador.

Otoño caliente para las letras con acento canario

Miércoles, Octubre 29th, 2014

Pese a la crisis y la desesperación que genera. Pese a que unos pidan perdón y otros hagan señas porque el trasatlántico se hunde y no hay orquesta que amenice la tragedia… lo que queda de 2014 anuncia una serie de novedades literarias con acento de aquí –un aquí si quieren provinciano e isleño, de archipiélago donde hace tiempo se dejó de tocar las chácaras y el tambor– que si por algo se caracteriza es por haber aprendido a sacudirse prejuicios y observar literariamente su historia con ironía. Ese es el caso de El Leviatán chasqueado (Ediciones Idea), de Ángel Luis Marrero Delgado, una novela que reinterpreta con respetuoso sentido del humor el ataque frustrado del contraalmirante Horacio Nelson a la capital tinerfeña a finales de julio de 1797.

O se preocupa, este es el caso, por recuperar y reivindicar personajes que, nacidos en estas tierras, se caracterizaron por una intensa existencia como el que presenta Jesús Villanueva Jiménez en La cruz de plata, un libro basado en la apasionante y todavía desconocida historia del canario Antonio Benavides y que llegará a las librerías el 21 de noviembre.

Por otro lado, y ya casi a punto de tomar por asalto las librerías se encuentra la última novela de Mariano Gambín, Colisión (Roca Editorial), un nuevo thriller de acción que en esta ocasión abandona las calles y plazas laguneras para desarrollarse fundamentalmente en Santa Cruz de Tenerife y que el autor de la trilogía Ira Dei espera presentar el 19 de noviembre en el Casino de Tenerife.

No creo que a nadie le sorprenda –tal y como está el panorama político y social del país– que en las agitadas aguas de la novela negra y criminal llegue la nueva aportación de Javier Hernández Velázquez, Los ojos del puente ( M.A.R. Editor), título por el que obtuvo recientemente el Premio Wilkie Collins y que transcurre en tres tiempos y en tres escenarios diferentes. Uno de ellos, Tenerife, donde se recuerda a ese singular escritor que fue Antonio Bermejo, autor de una novela desaparecida y de la que solo se conserva el título: La lluvia no dice nada

M.A.R. Editor publicará también a finales de noviembre una reedición de Tú eres azul cobalto, del escritor Pablo Martín Carbajal, quien se encuentra en estos momentos trabajando en una nueva novela tras Tú eres azul cobalto, La ciudad de las  miradas y La felicidad amarga.

Y para enero del próximo año, una nueva novela de Alexis Ravelo, que edita Alrevés y cuyo título aún continúa siendo alto secreto pero en el que su autor insistirá en las claves que ha ido explotando en sus dos anteriores trabajos: La estrategia del pequinés (Alrevés) y La última tumba (Edaf).

Si a estas novedades añadimos la publicación también en otoño y dentro de la colección G21 Narrativa Canaria Actual (Ediciones Aguere/Idea) de La leyenda del oro de Acentejo y Es más fácil improvisado, de Carlos Santamaría y Juan Ignacio Royo Iranzo, respectivamente, la estación de la caída de la hoja no va a resultar tan gélida y apagada como nos tenía acostumbrados.

Y esto es solo un anticipo de las novelas que vendrán con acento canario apenas se inicia la cuenta atrás de 2014. Un año, este del 14, que tengo la sensación ha marchado con demasiada velocidad. Tanta, que pienso que fue ayer cuando celebré su llegada.

Saludos, en algún lugar del mundo, desde este lado del ordenador.

En busca de Eldorado

Lunes, Octubre 7th, 2013

* El docudrama Los caminos de Aissa, del cineasta Rolando Díaz, se estrenará el 28 y 29 de octubre a las 20.15 en el Cine Víctor y el Teatro Guiniguada, en Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria, respectivamente. Los caminos de Aissa está coproducida por Ventura Films y Luna Llena Producciones y cuenta con el respaldo de Canarias Cultura en Red. La cinta, rodada íntegramente en Tenerife, aborda la historia de la joven inmigrante camerunesa Aissa Mado Diop.

* Filmoteca Canaria celebra el Día Internacional de Películas Caseras (Home Movie Day) con proyecciones en diferentes islas. Las sesiones comenzarán este martes 8 de octubre, en el Teatro Guiniguada de Las Palmas de Gran Canaria y al día siguiente en el Teatro Guimerá de Santa Cruz de Tenerife, a las 20.30 horas. La Graciosa y Lanzarote (Teguise) se suman también a la celebración con sesiones al aire libre, que se ofrecerán al público, los días 18 y 19 de octubre, respectivamente. Home Movie Day es una iniciativa que, desde 2002, se celebra cada mes de octubre en cientos de ciudades con el fin de recuperar y poner en valor este singular patrimonio audiovisual.

* Eñe publica el relato La dedicatoria, de Pablo Martín Carbajal, quien colabora junto a otros escritores en el número Yo, mí, me, conmigo, revista que les propuso escribir una historia cuyo hilo conductor fuese la primera persona del singular. En La dedicatoria, Pablo Martín Carbajal juega con la ambigüedad en un hecho, explica, inspirado en una experiencia personal. Los otros escritores que participan en Yo, me, me, conmigo son Elvira Navarro, Silvia Nanclares, Selva Almada, Juan Cárdenas, Carlos Pardo y Lola Beccaria, además de una selección de aforismos de Carlos Marzal.

* Daniel Bernal Suárez y Kenia Martín Padilla inauguran este martes, 8 de octubre a las 18.30 en la Sala Domingo Pérez Minik de la Biblioteca Pública del Estado de Santa Cruz de Tenerife, el ciclo de conferencias I Encuentro de Joven Crítica Canaria. Josefina de la Torre, abierta mariposa de la noche y Fetasa Reloaded: transgresión y mito, son los títulos de las exposiciones que impartirán Kenia Martín y Daniel Bernal, respectivamente.

————————————————————————————————————

El 7 de octubre de 1849 murió Edgar Allan Poe. Llegó a los cuarenta años.

EL DORADO

Vistosamente vestido,

un valiente caballero,

en solana y sombra,

había viajado largamente, cantando una canción,

a la búsqueda de Eldorado.


Pero envejeció

Este caballero audaz

Y sobre su corazón una sombra

cayó, cuando no encontró

ninguna parte de tierra

que pareciera Eldorado.


Y, cuando su fuerza

al fin se debilitó,

encontró la sombra de un peregrino.

“Sombra –dijo–,

¿dónde puede estar

ese país de Eldorado?” ////

“Encima de las montañas

de La Luna,

debajo del valle de la Sombra,

cabalga osadamente, cabalga,

–la sombra contestó–

Si buscas Eldorado.”

(Eldorado, Edgar Allan Poe. Poesía completa. Traducción: Arturo Sánchez. Traductor de la prosa: Federico Revilla, Libros Río Nuevo, 1983)

Saludos, emprendemos el viaje, desde este lado del ordenador.

Narrativa con acento canario para leer en agosto

Miércoles, Agosto 7th, 2013

INTRO

Agosto es el mes por excelencia de las vacaciones veraniegas así que es un buen momento no solo para aprovechar los baños en el mar o pasear por la montaña sino también para disfrutar con la lectura. Este artículo propone solo un puñado de novelas y cuentos escritos recientemente en Canarias para acercar al lector a una realidad que, pese a la crisis y la objetiva inestabilidad del mercado editorial, son un excelente reclamo para evadirse en algunos casos de la realidad en la que nos movemos o, en otros, para acercarnos a ella en clave de rabiosa ficción.

Una advertencia necesaria nada más iniciar este periplo, no están todas las novedades que hay aunque sí todos los libros que, a nuestro juicio, deberían de estar.

En todo caso, cabe de destacar, que muchos de los títulos de los que nos hacemos eco han sido editados en Canarias y otros tanto en la Península, lo que pone de manifiesto el excelente momento que, literariamente, está viviendo la narrativa que se escribe con, podríamos decirlo así, acento canario.

Llama también la atención la variedad de estrategias empleadas por sus respectivos autores en sus creaciones literarias, utilizando para ello géneros que van desde la literatura de viaje, a la ciencia ficción, la negrocriminal y la histórica, entre otras y que a nuestro entender podría traducirse en que las letras con acento canario hablan por fin un lenguaje universal sin renunciar a su forma de ver el mundo desde la peculiaridad insular.

Resulta interesante observar como junto a escritores veteranos y con independencia de generaciones, movimiento y modas a los que se adscriben, se suma una nómina de nuevos narradores. Y que todos ellos, escritores con oficio y noveles, son los responsables de este fenómeno que merece ser visto ya con la atención que se merece.

De alguna manera, todos ellos han hecho historia al conseguir que la literatura con acento canario se lea.

Dentro y fuera de los límites que impone la isla.

AUTORES Y LIBROS

El escritor y periodista Juan Cruz Ruiz propone un sentimental y emocional retrato por el archipiélago en su Viaje a las Islas Canarias (colección El autor viajero, El País-Aguilar), un libro en el que Cruz Ruiz trata de hacer una “literatura de la memoria” basándose en la “experiencia de conocer y de haber vivido prácticamente en todas las islas; de amarlas y de necesitarlas”, señala en un despacho informativo de la agencia Europa Press.

Curiosamente, su compañero de la denominada Generación del 70, el profesor Juan Manuel García Ramos, coincide en estas mismas intenciones, un viaje sentimental y emocional, con El zahorí del Valbanera (colección Narrativa, Baile del Sol Ediciones), novela en la que el profesor y escritor rinde homenaje a través de la figura de su abuelo, José Aquilino Ramos, a los canarios que emigraron a América en busca de un futuro que era incapaz de ofrecerle su isla. Para su autor, El zahorí del Valbanera es “el más directo de mis libros”.

El periodista y escritor Luis León Barreto, integrante también de la Generación del 70, publica Carnaval de Indianos (NACE Nueva Asociación Canaria para la Edición), novela coral en la que explora las posibilidades literarias de una fiesta popular –por otro lado tan poco explotada en la literatura que se escribe en las islas– y homenajear “sentimental y emocionalmente” a su isla natal, La Palma. Carnaval de Indianos es, en definitiva y en palabras de su autor, una novela que camina entre el testimonio y la ficción.

En cuanto a la iniciativa de Ediciones Aguere, que dirige el editor Ánghel Morales y dentro de la colección G21 Narrativa Canaria Actual, tres títulos publicados en lo que llevamos de 2013 avalan una de las apuestas editoriales más interesantes que se han producido en el archipiélago en los últimos años.

G21 cuenta ya con una decena de volúmenes publicados, más los que se editarán en otoño, pero reseñamos en este espacio los tres últimos editados como la intimista y personal Si hubieras estado aquí, de Cecilia Domínguez Luis; la salvajemente libertaria El centro del gran desconocido, de Eduardo Delgado Montelongo, y la insólita historia de fantasmas Julia y la guillotina, de Jonathan Allen.

El mismo Montelongo publicó este año su desarmante novela de piratas Johanna en la colección Sitio de Fuego de Baile del Sol Ediciones, misma editorial que en su Serie Negra nos reveló dos títulos de los que habrá que hablar –y mucho– en el futuro como son Pasa la tormenta, de Tomás Felipe, y Yo maté a Rajoy, de Juan Carlos Pérez. El primero, un título en el que su autor mezcla con ingenio elementos de la literatura policíaca con la de ciencia ficción y el segundo un ácido y crítico retrato de la España actual en clave negrocriminal.

Otro libro recomendable para pasar el verano es la introspectiva La felicidad amarga, de Pablo Martín Carbajal (colección de Narrativas de Ediciones Irreverentes), donde su autor continúa indagando en torno a sentimientos tan nuestros como la culpa y el miedo así como la curiosa colección de relatos … Y en el aire queda, de Damián H. Estéz (Ediciones Aguere(Idea) y  para evadirse, viajar a otros territorios, sentir el aliento de la aventura en la nuca, están La piel de la leffa, de Juan R. Tramunt; El envío turco, Pilar Escalona y el sorprendente Calibán, de Ángel Sánchez, todos publicados en Ediciones Aguere/Idea.

Literatura con otras claves es la que sugiere Daniel María con El hombre que ama a Gene Tierney (colección Synoros-Narrativa La Página), accésit de publicación del premio de novela Benito Pérez Armas 2011; posibilidades en las que también indaga Antonio Lorenzo Gómez Charlín con El hombre que se enamoró de Sasha Grey (CultivaLibros).

Quien desee reencontrarse con el mundo rural con señas de identidad mágicas, recomendamos la lectura de Sorimba (Puentepalo) de María Jesús Alvarado, una novela cuyos temas coinciden con los que propone María Gutiérrez en la colección de relatos Ellas tampoco saben por qué (colección Tid, Ediciones Idea) y Doris Martínez con La verdad que te desCuento (Ediciones Idea).

En cuanto a novela estrictamente de género destacan, por último, la nueva de Víctor Conde, He oído a los mares gritar mi nombre (colección Stoker de Dolmen Editorial), así como La estrategia del pequinés (Alrevés, Novela Negra) de Alexis Ravelo y Blue Christmas (colección Novela Negra de Alba Editorial) de José Luis Correa, última entrega hasta el momento de su peculiar detective privado Ricardo Blanco.

No podemos olvidar, para los amantes del thriller La casa Lercaro, volumen que cierra con broche de oro la trilogía que Mariano Gambín ha dedicado a una ciudad –La Laguna– que, gracias a él, muchos han descubierto repleta de apasionantes e inquietantes misterios y, finalmente, y antes de dar por terminado este repaso veloz por las letras que se escriben con acento canario a Mi Habana en el recuerdo, una ambiciosa y voluminosa novela en la que Agustín Ravina Pisaca cuenta la historia de dos emigrantes canarios desde los años treinta a finales de los cincuenta del siglo pasado en Cuba; y la original y feliz iniciativa de la escritora Elena Morales, Somos solidarios, de publicar los volúmenes de cuentos Minitextos de amor y lujuria, Minitextos comprometidos y Minitextos para sonreír, en el que participaron desinteresadamente numerosos escritores y escritoras de aquí y de allá, quienes cedieron generosamente sus derechos para que fueran invertidos en causas solidarias.

Hay más títulos, entre los que destacan reediciones que han recuperado novelas y antologías que parecían perdidas para siempre. Pero si hay algo en lo que coinciden con las novedades reseñadas es que fueron escritas con sentimiento y emoción.

Una libros, en definitiva, no solo para leer en verano.

(*) La ilustración es de Daniel Clowes.

Saludos, se hace camino al andar, desde este lado del ordenador.

Y sin embargo se mueve…

Miércoles, Mayo 29th, 2013

* La Librería de Mujeres ha resultado ganadora del concurso nacional de escaparate que convoca la editorial Páginas de Espuma por su escenificación de Casa de muñecas, conjunto de microrelatos escritos por Patricia Esteban Erlés. A este certamen se presentaron más de un centenar de librerías, cinco de las cuales eran de Tenerife.

La librería de Mujeres, ubicada en la calle de Sabino Berthelot de la capital tinerfeña, y que cumple en julio su tercer aniversario, acogerá también ese mes la presentación de Casa de muñecas, acto que contará con Patricia Esteban Erlés, quien impartirá además un microtaller de microrelatos.

El concurso convocado por Páginas de Espuma galardonó al escaparate más creativo con motivo del lanzamiento editorial de Casa de Muñecas en noviembre pasado, y la originalidad que mostró la Librería de Mujeres bastó para convencer al jurado, quien envió a las librerías que participaron en el concurso solo una cajita para que dieran rienda suelta a su imaginación.

La responsable de la Librería de Mujeres, Izaskun Legarza Negrín, contó para ello con el trabajo de Susana García y Concha Acevedo, quienes volverán a reproducirlo en julio, cuando la escritora Esteban Erlés se encuentre en Tenerife.

El escaparate de la Librería de Mujeres recreó algunos de los microrelatos de Casa de muñecas y reprodujo momentos de un libro cuyos cuentos transcurren en varias habitaciones de esa casa. El volumen, editado por Páginas de espuma, está ilustrado por Sara Morante.

* Segunda edición de La felicidad amarga, de Pablo Martín Carbajal (Ediciones Irreverentes). En la Librería La Isla, en Santa Cruz de Tenerife, la tercera novela del escritor tinerfeño tras Tú eres azul cobalto y La ciudad de las miradas, ocupa de momento el cuarto puesto de los libros más vendidos en lo que vamos de mes.

La felicidad amarga es uno de los títulos más intimistas en la producción literaria de su autor, una historia en la que su personaje protagonista intenta reconciliarse con su identidad y también transformar sus relaciones con los demás pese a la dura presión que le somete el exterior.

* Llama notablemente la atención el programa de la XXV Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canarias, que desde hoy, miércoles, 29 de mayo, y hasta el 9 de junio se desarrollará en el Parque de San Telmo bajo el lema Leer para crecer.

Medio centenar de escritores participan en este encuentro que maneja un presupuesto similar al de la Feria del Libro de Santa Cruz de Tenerife, solo que sus organizadores se han preocupado en multiplicarlo buscando recursos privados, lo que les ha permitido ampliar la asistencia de autores y una programación de actos paralelos que incluye ciclos de cine y talleres en la zona de los Monopol.

Entre los escritores que presentarán sus últimos lanzamientos se encuentra Megan Maxwell, Lorenzo Silva, Olivia Ardey, Albert Espinosa y Mari Jungstedt, entre otros, así como los canarios José Luis Correa, Francisco Brito, Juan Cruz, Alexis Ravelo, Yolanda Arencibia, Victoria Galván, Juan Saavedra, María Jesús Alvarado, Juan R. Tramunt, Helio Ayala, Juan Ferrer, Luis Miranda y Elio Quiroga.

* El escritor Kiko Amat firmará ejemplares de su última novela, Eres el mejor, Cienfuegos (colección Contraseñas, editorial Anagrama), el próximo 13 de junio en la Librería El Paso, en Santa Cruz de Tenerife. Amat, que escribe periódicamente en su web Bendito Atraso y junto a su hermano Uri Amat edita el fanzine La Escuela Moderna, es autor, entre otras obras, de El día que me vaya no se lo diré a nadie, Rompepistas y Mil violines.

Tras hablar y firmar ejemplares, está previsto que el escritor ofrezca una charla ese mismo día en el salón de actos de la Mutua de Accidentes de Canarias (MAC).

* Tuvimos la oportunidad de conocer, aunque brevemente, a Pascal Buniet (Alhulia) en la VII NNegra de Arona, donde nos entregó un ejemplar de su novela Lágrimas en el mar, un título policíaco que se suma a la ya larga lista de novelas del género que se desarrollan en Canarias. En este caso, en una localidad del sur de Tenerife.

Nos han sorprendido varias cosas de este título publicado en 2009, por un lado su historia, que toca el espinoso tema de la inmigración clandestina, y por otro que su autor, francés, la escribió en español. Pronto hablaremos con más detalle de Lágrimas en el mar, ahora solo nos queda recomendársela a los aficionados –y a los que no lo son– del género.

Saludos, por Achamánmañana es..., desde este lado del ordenador.